Borrar
Trabajadores en la planta de Ribabellosa, en Alava, donde se fabrican Talgos. Blanca Castillo
Talgo y Repsol dan un impulso al futuro tren de hidrógeno sin emisiones

Talgo y Repsol dan un impulso al futuro tren de hidrógeno sin emisiones

El primer tren dual podría realizar su primer viaje en noviembre y servirá para eliminar emisiones en rutas secundarias no electrificadas

Zigor ALDAMA

Bilbao

Lunes, 19 de julio 2021, 15:43

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Quien quiera ser pionero en las tecnologías que definirán el futuro debe apostar por ellas cuando la viabilidad de sus aplicaciones comerciales aún no está clara. Y parece que ese es el caso del hidrógeno y España. No en vano, las inversiones en esta nueva fuente de energía, que el director de Ibil, Aitor Arzuaga, considera la alternativa natural de las baterías eléctricas para el transporte pesado, se multiplican por todo el Estado. El último paso en esa transición energética ha llegado hoy de la mano de Talgo y Repsol, que han acordado desarrollar juntos la tecnología necesaria para impulsar el tren de hidrógeno.

Por un lado, el fabricante de ferrocarriles tiene ya muy avanzado el desarrollo de un tren dual -equivalente a los vehículos híbridos- que utiliza tanto hidrógeno como la catenaria eléctrica y que podría realizar su primer viaje el próximo mes de noviembre. Por el otro lado, Repsol es actualmente el principal fabricante de hidrógeno de España, y cuenta en Cartagena con la mayor planta para este combustible renovable de Europa.

Para la empresa energética, el hidrógeno es uno de sus principales pilares de la estrategia para alcanzar la neutralidad de carbón en 2050, en línea con los objetivos marcados por la Unión Europea. Repsol espera contar con una capacidad instalada de 400 megavatios de hidrógeno renovable en 2025 y superar los 1,2 gigavatios en 2030. Además de ser utilizado como combustible para vehículos pesados e incluso aviones, muchos ven el hidrógeno como un elemento clave para almacenar la energía sobrante de plantas fotovoltaicas o eólicas. De momento, Repsol produce el suyo en plantas de biogás generado a partir de residuos orgánicos.

En el caso del ferrocarril, el hidrógeno puede resultar clave para descarbonizar líneas secundarias, sobre todo aquellas a las que aún no ha llegado la electrificación de la vía y por las que se mueven convoyes diésel, muy contaminantes. Para ellas, Talgo ha desarrollado el Vittal One, «una solución modular de Media Distancia y Cercanías alimentada por pila de hidrógeno que será el primer tren dual hidrógeno-eléctrico» y que, según la empresa, «permitirá demostrar y validar el concepto en condiciones similares a las de explotación comercial».

Dos líneas para el 2030

En un comunicado conjunto, Talgo y Repsol han destacado que su alianza facilitará la consecución de la Hoja de Ruta del Hidrógeno aprobada por el Gobierno el pasado octubre, y que establece como meta para el año 2030 contar con dos líneas de trenes comerciales propulsados con hidrógeno renovable. Además, las compañías aseguran que su acuerdo «proporciona una solución integral para hacer del tren de hidrógeno renovable una realidad», algo que podría convertirse también en un producto apto para la exportación.

Con este tipo de iniciativas, poco a poco, los grandes proyectos que tienen al hidrógeno como protagonista van tomando cuerpo. A ello contribuye también la nueva propuesta europea que prohibirá la venta de vehículos de combustión en 2035 y que requerirá la instalación de estaciones de repostaje de hidrógeno cada 150 kilómetros, un requisito indispensable para que propulse también el transporte de mercancías por carretera.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios