El presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra, en su despacho esta semana. / JUAN CARLOS ALONSO

Entrevista a Luis Ibarra. Presidente del Puerto de Las Palmas

«La situación económica va a incidir en el puerto que verá reducidos sus movimientos»

El presidente de la Autoridad Portuaria teme que la inflación y la caída de la demanda recorte en 2023 las buenas cifras de La Luz de los últimos ejercicios. Dice que no teme las demandas y recursos puesto que actúa siempre cumpliendo la legalidad y por el interés general

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

- ¿Cómo está navegando el puerto de Las Palmas este año 2022 y qué previsiones tiene a cierre de ejercicio?

- Somos un puerto atípico porque el 85% del negocio procede de un mundo globalizado y solo un 15% está vinculado al consumo local. En los últimos años hemos pasado una pandemia en la que crecimos de forma importante y ahora estamos en medio de una guerra con muchas derivadas económicas, como la inflación. El puerto sigue en cifras positivas aunque es obvio que estamos en una situación económica difícil. En este año ha habido cargas que se han ido a África pero seguimos por encima de los niveles precovid, en cifras récord. En los últimos meses lo que ha tirado ha sido el consumo local por el aumento del turismo y para el último trimestre del año la previsión es de un crecimiento limitado. Tenemos que seguir buscando nuevos nichos de mercado, como la eólica marina, los megayates... diversificar porque a algún sector le pueden venir mal dadas pero si tienes cuatro o cinco actividades te sostienes.

- ¿Tienen las cifras récord de este 2022 su reflejo en las cuentas del Puerto?

- Sí. Estamos aumentando la rentabilidad respecto al 2021. Somos el cuarto puerto español en beneficios aunque en 2020 nos convertimos en segundos. Nos superan Barcelona, Valencia y Baleares por la importancia de los muelles deportivos. Con esa rentabilidad el objetivo es seguir bajando tasas para ser en 2025 el puerto con las tasas más bajas de todo el sistema portuario. Competimos con nuestro entorno, con los puertos africanos, y nos interesa que el coste de la operativa sea en este puerto la menor posible.

«No tenemos miedo a las demandas que nos pongan. Actuamos siempre cumpliendo con la legalidad»

- ¿En base a que se ha conseguido aumentar la rentabilidad?

- Sobre todo gracias a la incorporación de nuevas empresas. Estamos continuamente incrementando nuevas concesiones en el puerto y es aquí, en la tasa de ocupación, donde más crecemos. En el primer semestre hemos ganado cuatro millones más que en el 2021, con un total de 15,1 millones. Los nuevos pliegos, como el de Marpol, también ha servido para recortar gastos y tenemos menos coste financiero. Ganamos más pese a bajar tasas. Estamos en el buen camino.

- ¿Temen que el tráfico vaya a la baja en los próximos meses?

- Hay una realidad y es que la demanda está empezando a caer, así nos lo ha trasladado MSC que mantiene las rutas internacionales pero está moviendo menos carga. De hecho, los fletes están bajando por eso. Los barcos van menos llenos y no hay carga que se deje en el muelle. Esto va a incidir en todos los puertos del mundo y también en La Luz, que creemos que va a ver reducida su movimiento de carga, aunque, según los datos de agosto, seguimos por encima de 2021 y 2019.

- ¿Se mantiene el objetivo de que La Luz sea uno de los puertos más baratos del sistema español en 2025?

- Sí porque en el 2025 la deuda será mínima. En 2023 pagaremos seis millones, otros tantos en el 24, cinco en el 2025 y millón y medio en el 26 y en el 27. A partir del 25 ya podremos hacerlo.

«El Puerto está haciendo esfuerzos para ser más competitivo. El CPE debería hacer lo mismo»

- ¿Cuánto más barato será este puerto dentro de tres años?

- Nosotros queremos aplicar la bajada en la tasa de buque. La de mercancía para consumo local y la del pasaje está bonificada. La más importante es la de tasa de buque, que es la más relevante para que vengan barcos junto a las tarifas de los servicios portuarios, que también hemos aprobado ya y estamos en el camino de sacar todos los pliegos. Los consignatarios llevan tiempo pidiendo esto y una tarifa única. Estamos aprobando pliegos justos y con tarifas adecuadas al mercado, si además bajamos la tasa de buque habremos conseguido el objetivo. En España la tasa de buque tiene un precio único pero tiene unos coeficientes que se pueden mover entre el 0,7% y el 1,3%. Nosotros lo hemos bajado al 1% y el objetivo es llevarlo al 0,7% en los próximos años, con lo que, en 2025 la tasa de buque será un 30% más barata que hoy.

- Ustedes trabajan por un puerto más barato pero la mano de obra de la estiba sigue al alza. La inflación va a costar este año al Centro Portuario de Empleo (CPE, la antigua Sagep) entre 3 y 4 millones de euros en costes laborales. ¿Es asumible?

- El Puerto lleva haciendo esfuerzos económicos desde hace muchos años para bajar las tasas. Obviamente el coste de la estiba ya no depende de la Autoridad Portuaria pero sería conveniente que no se repercutieran todos los costes porque entonces perdemos la ventanta de oportunidad económica. Lo deseable sería un escenario como el que plantea el Gobierno de España de ir trasladando el coste adicional de la inflación en varios ejercicios, en tres o cuatro, no en uno solo. Para intentar atajar la inflación hay medidas fiscales pero también se debe ir a un crecimiento de los salarios a cuatro o cinco años porque de otra forma podemos generar efectos de segunda vuelta. Con este tipo de cosas se evidencia que la dinámica de la estiba es distinta a las autoridades portuarias. El CPE debe hacer un esfuerzo adicional para mantener la competitividad del puerto y que las subidas se hagan espaciadas no de golpe en un año como hacen el resto de sectores.

- Como ha señalado, La Luz ha perdido carga y movimiento de contenedores en este año porque MSC ha llevado tráficos a otros puertos. En 2021 se firmó un acuerdo de continuidad en La Luz y MSC está haciendo pequeños gestos como la retirada de una de sus grúas, que protagonizó un derribo espectacular, pero más allá de esto la realidad es que nada cambia salvo la progresiva pérdida de contenedores. ¿Teme que MSC incumpla lo pactado?

- Las grúas las traen el año que viene. No creo que incumpla el pacto. De hecho en los últimos meses hemos visto que está trayendo barcos con contenedores vacíos del continente americano para ponerlo en la ruta con Asia. Nosotros seguimos convencidos de que cuando ya traigan la dos grúas el año que viene podrán empezar a trabajar con los grandes megacontenedores y podrán dar el salto de calidad definitivo, que es lo que faltaba. Hemos hecho la obra del Reina Sofía para evitar problemas de agitación de las aguas en su terminal y ahora queda esperar que cumplan los compromisos que firmaron. Por ahora, las inversiones se está realizando como acordaron.

«Me gustaría continuar en el Puerto para culminar dos asuntos pero si el partido decide otra cosa, iré a dónde me digan»

- Pasemos al 'bunkering', es cierto que la actividad está creciendo este año pero La Luz , que superó a Algeciras en 2018 y 2019, está hoy muy por debajo de este puerto. La diferencia se agranda en contra de La Luz.

- Sí, mucho. Algeciras se está beneficiando de una caída de Gibraltar que están ocupando ellos. Obviamente ellos juegan con la fortaleza de que, con la pandemia, muchos más barcos han estado vinculados al Estrecho. Lo importante es mantener la hoja de ruta que tenemos y recuperar las cifras que teníamos. Además, ser el segundo puerto de España en 'bunkering' tampoco está tan mal. Con la ampliación del Nelson Mandela y la inversión de grandes defensas en ese muelle permiten que entren grandes petroleros. En los últimos meses el suministro para reexportar a África está creciendo. El objetivo es que en el Reina Sofía, en los tomaderos que hay se puedan incorporar estos grandes barcos. Hay operadores, distintos de Oryx, que nos están planteando esta posibilidad. Queremos hacer pequeñas inversiones en el duque de alba del Reina Sofía para que puedan venir esos grandes buques de suministro de combustible al interior. Yo creo que sí vamos a poder lograr recuperar las cifras de 'bunkering' que teníamos.

- ¿Hay, por tanto, otros operadores interesados en entrar en el nicho de Oryx, que ya ha comunicado que no acometerá su ampliación en La Luz, para reexportar combustible a África?

- Sí.

- ¿Se trata de Hispania Petroleum?

- Sí. Nos comentan que si pueden entrar esos grandes buques en el puerto, los costes les bajan y tendrán más capacidad para reexportar. El marco en el 'bunkering' es muy competitivo y en ocasiones por dos dólares más barato por tonelada vienen aquí.

- Esta semana declararon «estratégica» la actividad del 'bunkering' en La Luz. ¿En función de esto se agilizan también las obras?

- Lo importante de esta estrategia es trasladar al sector que para nosotros es uno de los principales activos que tiene el puerto.

«Queremos seguir bajando tasas para poder competir con los puertos africanos del entorno»

- ¿Acaso había dudas porque ustedes llevan años insistiendo en esa idea?

- Sí pero ahora tenemos unas concesiones que vencen en el 2027, que son las de Cepsa y Minerva, y habían surgido dudas de que pudieran continuar ahí o el puerto las iba a trasladar. Nosotros no tenemos espacio para grandes mudanzas. El puerto da lo que da y lo que queda y podemos poner en valor va a ir a otras actividades. Si hay nuevos operadores tendrán que ir a La Esfinge, hacia el interior. De Oryx hacia dentro.

- El proyecto de Oryx se suspende y el resto de los que había sobre la mesa y con licencia concedida ¿sigue adelante?

- Sí. El silo de coches se está construyendo; la granja de pulpos está esperando al informe de Transición Ecológica y esperemos que en breve pueda arrancar; la nave de Grupamar se inaugura en noviembre; el proyecto de Frisu de pesca fresca ya se está haciendo la obra y la previsión es que en octubre la Cofradía de Pescadores de San Cristóbal ya se mude a estas instalaciones en el Muelle Pesquero. La fábrica de hielo también se prevé que esté operativa a finales de octubre o noviembre, y así haya barcos que empiezan a utilizar La Luz como base. Frisu presentará también diciembre su segundo proyecto, donde van a hacer depósitos de frío y van a ofrecer servicios de restauración vinculada al mar. Protisa sigue también trabajando en la concesión en la nave de Fedex y también va caminando la planta de gas de biogestión de Tibanna Biometano en Arinaga.

- ¿El proyecto de la planta de gas de Totisa sigue adelante o también ha renunciado a la concesión?

- Totisa está esperando al informe medioambiental y parece que puede estar en un mes.

«No creo que IRM vaya a la vía judicial por el offshore eólico. Sería un error que lo hicieran»

- La concesión de un espacio a Boluda en el puerto de Lanzarote para convertirlo en terminal de contenedores está generando cierto malestar entre distintos operadores que incluso han presentado demandas. ¿ Cómo se va a cerrar este asunto?

- Ha habido varias demandas y esto lo tendrán que analizar los servicios jurídicos de la Autoridad Portuaria con la Abogacía del Estado. Se han presentado cuatro reclamaciones en los trámites administrativos. El proyecto salió a información pública y lo han recurrido. Ahora se tendrá que ver con calma con la Abogacía del Estado.

- El TSJC ha tumbado el recurso de los consignatarios (Asocelpa) contra la decisión del Puerto de sacar el pliego del remolque. Ahora falta que los tribunales se pronuncien respecto al recurso que presentó Fairplay, la empresa que salió perjudicada y de hecho, tuvo que dejar de operar en La Luz. ¿Confía en que sea también favorable?

- Nosotros decimos siempre lo mismo. Estamos haciendo los pliegos en función de lo que nos marca la ley y con los informes favorables de la Abogacía del Estado y de Puertos del Estado. Entendemos que hemos cumplido con la legalidad y no le tenemos miedo a las demandas que nos pongan y que, hasta la fecha, vamos ganando.

- Con respecto a la eólica 'offshore', desestimaron el recurso de IRM Canary Base por llevar a concurso el espacio que habían solicitado, ¿temen que recurrán a la vía judicial?

-No. Estamos trabajando en un pliego para sacar un concurso en noviembre y el objetivo, lo que nos gustaría, es que una gran empresa trabajara junto al sector de las reparaciones locales del puerto. Es un nicho muy importante y tenemos un espacio en el que se dan todas los requisitos. No creemos que IRM vaya a la vía judicial porque espero que se dé cuenta de que el planteamiento que está liderando la Autoridad Portuaria defiende el interés general por encima de su proyecto. Sería un error que lo hicieran. Estamos sacando un concurso porque entendemos que los proyectos presentados por dos empresas no reúnen los requisitos para poder concesionarla. El concurso es público y abierto y ellos pueden volver a presentarse.

«En el concurso del muelle deportivo me encantaría que hubiera ofertas pero no descarto que quede desierto por la situación económica»

- ¿Cómo avanza el concurso para privatizar el Muelle Deportivo y aumentar su capacidad?

- El plazo para presentar ofertas concluye en enero y vamos a ver si se presentan empresas. Es un concurso complicado, con muchos datos económicos y aunque creo que es rentable, pueden verlo de otra manera. Me encantaría que se presentara alguna empresa pero no descarto que, en la situación económica actual, se quedara desierto. Es una posibilidad.

- Finalmente, no puedo dejar de preguntarle por su futuro. El próximo año hay elecciones autonómicas y municipales y no sé si se plantea, en el caso de que el PSOE siga gobernando, seguir al frente del Puerto o se ve en otras tareas políticas.

- Hay un par de proyectos importantes que quedan pendientes, como el 'offshore' eólico y el proyecto puerto-ciudad y me gustaría continuar para culminarlo pero si el partido decide otra cosa, iré a dónde me digan.