Sindicatos y patronal coinciden en prorrogar los ERTE de nuevo

Sindicatos y patronal están de acuerdo en que la nueva prórroga de mantener los ERTE hasta el 30 de junio se queda corta y hará falta otro aplazamiento. Así lo reconoció este jueves el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, quien abogó por que Gobierno y agentes sociales lleguen a un nuevo acuerdo para prolongarlos más allá de finales del mes que viene.

LUCÍA PALACIOS / MADRID

«No es sólo una reivindicación de la patronal, también de UGT» advirtió Álvarez, que descartó que en este tema haya un debate entre trabajadores y empresarios. «Si no mantenemos las empresas, no vamos a mantener los puestos de trabajo», admitió. Por ello, defendió que es «absolutamente necesario» llegar a otro pacto en la mesa del diálogo social antes del 15 de junio para que estos procedimientos se prolonguen hasta final de año, «no para el cien por cien de las empresas», pero sí para los sectores más afectados por la pandemia.

Desde la patronal, no obstante, consideran que es más urgente llegar a un acuerdo cuanto antes que dé certidumbre a las empresas y a los trabajadores e instan a trabajar cuanto antes porque no se pueden dejar las medidas para «última hora».

Tal y como consta en el Real Decreto aprobado el pasado martes, es ahora una comisión tripartita la que se reunirá para debatir en qué sectores se mantendrán las condiciones de estos ERTE durante el verano o incluso final de año. Es unánime la opinión de que el turismo, el comercio, la industria de la automoción o las aerolíneas son las actividades más castigadas y, por tanto, tendrán que prolongar esos expedientes.

Por el momento, unas 520.000 empresas se han acogido a un ERTE a causa de la Covid que a fecta a más de 3,2 millones de trabajadores. De ellos, más de 300.000 aún no han cobrado la prestación por desempleo, según reconoció la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, aunque confío en que se tramiten esta misma semana y, por tanto, reciban en estos días su ingreso, gracias al acuerdo alcanzado con los bancos para que les adelanten el dinero.

Incentivos al consumo

Pero sindicatos y patronal también coinciden en la necesidad de incentivar el consumo en el proceso de desescalada para ir recuperando la actividad económica. Por ello, Álvarez instó al Gobierno a desarrollar un plan de empleo que permita reincorporar trabajadores de ERTE a sus puestos que tenga como «pata» el incentivo al consumo. En este sentido, afirmó que hay que t rabajar en figuras tributarias que permitan impulsar el consumo, por ejemplo, ver de qué manera se puede reintegrar el IVA «en parte o en su totalidad» en determinados productos a seleccionar, y que podrían ser, por ejemplo, los de fabricación española, en tanto que los empresarios, por su parte, abogan por una bajada generalizada de impuestos.

«España tiene un problema muy serio desde el punto de vista del consumo. Y si no somos capaces de reactivar el consumo, va a ser muy difícil que podamos hacer ese trasvase de trabajadores que están en ERTE a las empresas. Creemos que el plan de empleo tiene que tener como base fundamental cómo se estimula el consumo», explicó el líder de UGT.