Imagen del crucero 'Evrima', en la bahía santanderina esta semana. / DM

Sello canario en el primer crucero de súper lujo de Ritz-Carlton

El buque 'Evrima' fue construido en los astilleros Barreras de Vigo y, tras su quiebra, fue enviado a Santander, donde Astander -filial de Astican- ha terminado los trabajos y lo ha finalizado

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

El crucero de superlujo 'Evrima', el primero y único construido en España, y propiedad de la cadena Ritz-Carlton, lleva sello canario.

Tras haberse iniciado su construcción en el año 2018 en los astilleros Hijos de J. Barreras de Vigo, hoy desaparecidos, hace año y medio y a raíz de la compleja situación financiera que atravesaba la empresa gallega y las dificultades para terminarlo, el buque fue enviado a Santander, donde Astander -filial del grupo canario Astican- se encargó de terminarlo. Además de labores de construcción en su interior, Astander se encargó de pintar el casco del buque de 190 metros de eslora.

Aunque no ha trascendido la facturación de estos trabajos, algunas fuentes apuntan a que se le ha abonado a Astander un millón de euros al mes. Se estima que el importe total del encargo roza los 20 millones de euros.

Más de 1.500 personas han estado empleadas en los astilleros cántabros, algunos procedentes de Galicia y otros especialistas llegados de fuera de España.

El 'Evrima' abandonaba esta semana el astillero cántabro, propiedad del grupo canario, rumbo a Gibraltar para realizar el 'bunkering' y de allí irá a Marsella, donde se realizará el equipamiento interior aún pendiente.

El primer viaje tiene fecha para el 29 de octubre desde el puerto de Barcelona, con un precio de casi 9.000 euros por ocho días de crucero. El crucero empezará a operar cuatro años más tarde de lo previsto inicialmente debido a las dificultades y demoras que ha sufrido durante su construcción y que incluye la quiebra del astillero que lo inició.

El buque cuenta con capacidad para 298 pasajeros y tiene 149 suites, diseñadas al detalle. Sus pasajeros podrán disfrutar en sus rutas de servicios de spa y de una amplia oferta gastronómica, incluido un restaurante diseñado por el chef con tres estrellas Michelin, Sven Elverfeld.

El 'Evrima' ha resultado ser un proyecto muy caro. Inicialmente nació con un presupuesto de 240 millones de euros que no ha dejado de engordar en los cinco años de construcción y en los que ha atravesado momentos muy complicados, como la quiebra del astilllero Barreras, que fue quien asumió el encargo. Su construcción ha superado los 330 millones de euros y aún no está terminado. Falta el equipamiento interior que es a todo lujo y se realizará en los próximos días.

La cadena Ritz-Carlton, perteneciente a Marriott International, construirá otros dos cruceros de lujo como el 'Evrima', que son el 'Ilma' y el 'Luminara'. Sus contratos ya se han firmado con un astillero en Francia.