Jerónimo Saavedra junto al responsable de BBVA Research, Rafael Domenech, y al profesor del IESE, Juan José Toribio ayer en el I Congreso Regional de Empresas Familiares. / COBER

Saavedra critica el 'seudoecologismo' de algunas administraciones para parar proyectos de inversión

Se queja del exceso de intervencionismo en las islas y dice que los canarios tienen que decidir que les interesa más en la costa africana, un Polisario vinculado a Rusia o a Marruecos, que con problemas de estado de derecho tiene avances democráticos

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

El expresidente del Gobierno de Canarias y exministro de Educación, entre otros cargos, Jerónimo Saavedra, pudo haber hablado ayer más alto pero no más claro a la hora de criticar la actitud de algunas administraciones canarias que, en nombre del «seudoecologismo» no dejan de parar proyectos de inversión en las islas.

Sus palabras fueron recibidas por aplausos de los empresarios presentes en el Auditorio Alfredo Kraus y que participan en el I Congreso Regional de Empresas Familiares de Canarias. «Hay corporaciones que se oponen por ejemplo al gas pero ¿por qué? (en referencia al Cabildo de Gran Canaria)», se preguntó Saavedra, que también criticó la decisión de la Consejería de de Transición Ecológica de parar las obras del proyecto urbanístico 'Cuna del Alma' en el Puertito de Adeje. «Se han tardado 14 años para que un ayuntamiento dé una licencia y cuando se ha dado y el grupo belga interesado lleva tres meses abriendo zanjas viene la Consejería y suspende los trabajos. Esta es la realidad del hoy de Canarias. Siempre buscando un seudoecologismo que no tiene razón de ser», indicó Saavedra.

En su opinión, el problema del archipiélago es el «excesivo intervencionismo» de una administración que no es operativa. «Es necesaria una reforma radical en España y sobre todo en Canarias. La eficiencia de la empresa hay que llevarla a la administración pero no se hace por el miedo que hay a los sindicatos», manifestó.

Elegir entre el Polisario o Marruecos

El ex ministro también se refirió al conflicto con el Sáhara y la decisión del Gobierno de España de apoyar la propuesta de autonomía de Marruecos.

Saavedra consideró «muy acertado» el cambio de rumbo del Gobierno de España aunque no las formas, «ya que debía haber informado al líder de la oposición». En cualquier caso, apuntó que era necesario «buscar salida» a un problema de 50 años «y que se había olvidado». «Hay millones de euros de las instituciones canarias del presupuesto para esto, no solo de la Comunidad Autónoma sino también del Cabildo de Gran Canaria, y que se destinan no al Sáhara sino al Polisario, ya que van a parar a ellos. Luego viene aquí una delegación y permiten poner la bandera del Polisario en la institución del Cabildo de Gran Canaria sin que nadie diga nada», criticó Saavedra, que apostilló: «luego los malos son los marroquíes».

Para el exministro, el pueblo canario tiene que decidir cuál es el interés del archipiélago en esa costa continental que está a 140 kilómetros de una de las islas. «No será lo mismo tener una república independiente islámica dominada por el Polisario que mantiene vinculaciones con Rusia o tener una zona autónoma dentro de un Estado marroquí, con problemas en su estado de derecho y de democracia pero que tiene grandes avances en democracia respecto al resto de los países árabes», indicó Saavedra, que criticó que Canarias se mueve más por el sentimiento que por la razón.