La lucha contra el coronavirus

Récord: Casi seis millones de personas cobrarán mañana el paro

02/06/2020

El SEPE destina más de 5.100 millones para el pago de estas prestaciones, una factura histórica, que supone 3.300 millones más que en febrero

Casi seis millones de personas cobrarán mañana la prestación por desempleo, una cifra récord, igual que récord es la factura que deja: 5.121 millones de euros de gasto, 3.300 millones más que en febrero, según los datos publicado hoy por el Ministerio de Trabajo. Se trata de unas cifras históricas y que superan con creces todas las anteriores, incluidas las de la anterior crisis económica.

Concretamente, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) abonó en mayo 5.988.572 prestaciones, de las cuales 791.921 son nuevas. Supone así casi 3,7 millones de beneficiarios más que en febrero, antes de que estallara esta pandemia. En esta cifra están incluidas todas las situaciones: los que ya lo cobraban en marzo esto es, esos casi dos millones de paro estructural que aún arrastra el mercado laboral español, los nuevos parados y los afectados por un ERTE, incluidos aquí los que regresaron total o parcialmente a la actividad durante el mes de mayo.

Los que aún siguen pendiente de cobrar el subsidio son las empleadas del hogar. El SEPE ha recibido ya 27.815 solicitudes del subsidio extraordinario aprobado por el Gobierno para las empleadas domésticas que han perdido el empleo o han visto reducido su trabajo por el COVID-19, pero prácticamete la mayoría siguen sin cobrar, según admitió el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, enrueda de prensa. Pérez Rey también señaló que se han solicitado 4.911 subsidios extraordinarios para temporales -otra medida aprobada en el marco de esta crisis- que sí están pagándose ya.

A cierre de mayo, y desde el 16 de marzo, el SEPE ha reconocido 3.748.009 prestaciones que, subrayan, ya están abonadas gracias al convenio firmado por el Ministerio de Trabajo y las entidades financieras. Dado que hay trabajadores a los que ha afectado más de un ERTE, esta cifra es mayor al total de beneficiarios.

El SEPE ha reconocido el 98,5% de las solicitudes recibidas, mientras que quedan pendientes nuevas prestaciones o las que hay que subsanar errores ajenos al Servicio Público de Empleo Estatal.

Teniendo en cuenta los datos ya definitivos de abril, la cobertura del sistema de protección por desempleo alcanzó al 127,23% de los parados, lo que implica que hay más protegidos que desempleados. Así, en abril de 2020 había 4.647.765 personas cobrando algún tipo de prestación, el 163,5 % más, mientras que ese mes el paro registrado ascendió a 3.831.203 personas.

El secretario de Estado de Trabajo, Joaquín Pérez Rey, señaló que esta situación puede explicarse «de manera sencilla» porque se está dando cobertura «a muchos trabajadores que no son desempleados, todos los acogidos a los ERTE». «Al incorporar al SEPE a personas no calificadas como paradas, la tasa de cobertura sufre esta especie de distorsión», apuntó.

La mayoría de las prestaciones abonadas en mayo eran contributivas (3.444.891, cinco veces más que un año antes). Por detrás, había 978.038 personas cobrando un subsidio por desempleo (un 22 % más); 128.719, la renta activa de inserción (10,6 % menos); 96.107, el subsidio de eventuales agrarios (un 5 % menos); y 10, el extinto programa de activación para el empleo.