Christopher Pissarides, ayer durante la entrevista que tuvo lugar en Expomelonreras. / Cober

X Foro Internacional de Turismo 'Maspalomas Costa Canaria'

«Habrá recesión y será larga pero no tan profunda como la de la crisis de 2008»

El también profesor de Economía en la prestigiosa London School of Economics considera que los precios van a tardar en bajar porque la energía seguirá al alza. «Aunque la guerra termine las relaciones con Rusia no se restablecerán tan rápido», dice

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

El Premio Nobel, Christopher Pissarides, fue el encargado ayer de realizar la conferencia inaugural del X Foro Internacional de Turismo Maspalomas Costa Canaria, en Expomeloneras. Allí atendió a CANARIAS7.

–Tras la crisis de la covid nos adentramos en una coyuntura económica complicada, con economistas advirtiendo de que viene una gran recesión. ¿Cuál es su impresión del momento económico?

–Hay muchos factores que influyen en esta situación. Cuando estábamos saliendo de la covid se produce la guerra de Ucrania y todo coincide con una política por parte de China ante la covid de cierre de los puertos que ha interrumpido las cadenas de suministro y esto está afectando al resto de la economía. Ahora faltan materiales y mucho producto que no se está exportando. Hay un efecto negativo en todo el comercio internacional.

–¿Vamos entonces a una recesión inevitable, quizás la peor de los últimos años?

–Nada es peor de lo que ha pasado a lo largo de la historia. No creo que esta recesión vaya a ser muy profunda pero va a ser larga y los precios van a tardar en bajar.

– En esa labor de contener la inflación está el Banco Central Europeo (BCE). Sin embargo, la labor es complicada porque al tiempo que ataja los precios corre el riesgo de asfixiar la demanda y la economía.

– Sí. La subida de los tipos de interés será negativa para la economía porque ello va a implicar una contracción del gasto pero servirá para contenerlos aunque aún tardará en lograrlo. Los precios del gas, del petróleo y de la energía van a seguir al alza y mientras eso no se controle, los precios van a seguir elevados. Y es que, aunque la guerra de Ucrania termine, las relaciones de los países europeos con Rusia no se van a restablecer tan rápidamente, con lo que el precio del gas seguirá siendo elevado.

Turismo

«El sector turístico va a seguir creciendo aunque la tendencia de los viajes va a ser más local»

– ¿Complica la situación la elevada deuda pública de algunos países europeos como España?

– La deuda pública de los gobiernos no importa tanto. El verdadero problema es la liquidez que hay en la economía y que tuvo su razón en el aumento del gasto público durante la pandemia que elevó la demanda. Los gobiernos dieron dinero durante la pandemia y la gente se lo ha gastado. No estamos ni de lejos en una situación tan mala como la de 2007-2008, la deuda estructural europea no se encuentra en una situación similar. La situación no es tan complicada.

– La deuda española si está en niveles muy elevados, en máximos históricos.

– ¿Qué son niveles elevados? ¿Qué entiende por muy alta?

– Pues muy por encima de su PIB, en concreto un 116%.

– No hay problema.

Salario Mínimo Interprofesional

«Se exagera sobre el impacto que tiene sobre el empleo. En el Reino Unido está en 2.000 euros»

– Pero en algún momento Europa puede volver a la austeridad y podría solicitar a España recorte del gasto público, lo que afectaría al ciudadano, tal y como sucedió en la anterior crisis.

– Creo que podría ser pero no lo van a hacer y menos con la situación actual. La situación no es tan seria como la pintan y por tanto, no habría que preocuparse tanto.

–Sin embargo, los organismos internacionales como el FMI advierten de que las familias europeas van a sentir la recesión.

– Pero eso no se debe a la deuda sino a que el número de empleos se va a reducir y que la inflación va a seguir alta un tiempo y los costes de la vida van a seguir elevados. Los gobiernos están intentando contener esos precios que se deben a la guerra de Ucrania y al cierre de China. En cualquier caso esta crisis no va a ser tan profunda como la de 2007.

– Me gustaría saber la opinión que tiene usted, que es experto en el mercado laboral y el desempleo, del teletrabajo. Quizás en algunos países o sectores vaya en auge pero, en general, en España y en Canarias hemos perdido parte del avance al que nos obligó la covid.

Teletrabajo

«Es muy positivo. Yo propondría que se mantuviera y se reforzara»

–Debería mantenerse en niveles elevados el teletrabajo porque significa menos tráfico, menos contaminación y congestión de las ciudades y por otra parte, mayor facilidad para los trabajadores. Tiene algunas desventajas pero desde luego yo no optaría por el 50-50 sino que propondría que se mantuviera y se reforzara el teletrabajo.

– En cuanto al salario mínimo interprofesional (SMI) ha subido de forma abultada en España en los últimos años. Ya está en los 1.050 euros y se pretende aumentar aún más. ¿Son mayores sus beneficios o sus desventajas?

– Cada país es diferente y cada realidad distinta. Por ejemplo, en el Reino Unido si trabajas todos los días del mes se pueden llegar a cobrar 2.000 euros de salario mínimo interprofesional. Esa cantidad no es tan alta como para afectar al empleo. La gente exagera un poco sobre el impacto que tiene el SMI sobre el empleo.

– No sé si conoce la estructura productiva de Canarias y su mercado de trabajo pero las islas tienen ahora mismo una tasa de paro del 17%. ¿Es sostenible?

– Nooo (con cara de asombro). Entonces, ¿cómo puede ser que los hoteles estén tan preocupados porque no encuentran gente con esa tasa de paro?

Extrema derecha en Europa

«Me preocupa su avance por la visión social que tienen en temas como la pobreza, la desigualdad y la inmigración, que es un problema»

– En el caso de los menores de 25 años la tasa se eleva hasta casi un 44%. En la crisis de 2008 Canarias a nivel general llegó a superar el 34% de desempleo.

– Lo habitual es que el paro entre los jóvenes sea el doble que entre los adultos y aquí será superior por la estructura del mercado de trabajo. Además está más abajo que hace diez años. En esta crisis no va a volver a subir tanto.

– Usted considera que la automatización va a traer en lo próximos años la destrucción del número de puestos de trabajo. Creo que apunta a un 20% en una década. ¿También llegará esto al sector turístico?

– Llegará a esta industria aunque hay muchas cosas que los robots no pueden hacer. Hay empleos que ocuparán sin duda porque no hay buenos trabajadores para ellos pero otros sí. Por ejemplo, he estado recientemente en Shangai y allí los robots se encargaban de llevar al comida y la bebida a la habitación. En lugar de cabeza tienen una caja y allí está lo pedido.

–¿Debemos preocuparnos por la automatización?

– Es una buena cosa.

–¿Tendrán entonces los trabajadores más tiempo para vivir?

– Esa es la idea, intentar ser más felices.

Austeridad

«Europa podría volver a ella pero no lo van a hacer y menos con la situación actual»

–Cambiando de tema, tras la covid ¿cómo ve el futuro del sector turístico?

– Va a seguir creciendo. Preocupa el impacto ambiental de los vuelos y entonces, lo que puede venir es más turismo local. Es cierto que la gente va a seguir viajando porque le gusta ir a países extranjeros pero en general se irá a un turismo más cercano.

–Pero los europeos seguirán viniendo a Canarias, ¿no?

– Sí, los países del norte de Europa tienen mucho dinero, trabajan mucho y tienen que gastarlo. Canarias es un buen lugar.

–¿Qué le ha parecido Canarias tras su primera visita?

– Me ha gustado mucho y me llamó la atención la vegetación.

– Finalmente, ¿le preocupa el avance de la extrema derecha en Europa?

– A nivel económico, no pero sí me preocupa la forma en la que estos partidos abordan temas socia es como la pobreza, la desigualdad y la inmigración, que es un problema muy grave. La pobreza en África está aumentando, al igual que la población y lo normal es que intenten salir más personas. La inmigración va a seguir. La única razón por la que sigo en Europa, que solo somos dos premios Nobel, es porque aquí la extrema derecha no es tan extrema que en Estados Unidos. Allí nos pagarían mucho más pero, por ejemplo, en la Quinta Avenida de Nueva York la gente va muy encorbatada y al tiempo te encuentras gente tirada, indigentes y allí nadie se ocupa de ellos. Incluso en Gran Bretaña, la derecha más conservadora no es tan poco sensible con el ser humano. En Europa existe como parte importante de la Unión el Estado del Bienestar y la preocupación por el otro. En Estados Unidos no pasa y lo odio, por eso nunca me he ido a vivir allí.