Borrar
Directo Eurocopa 2024: Turquía - Portugal, en directo
Juan Jesús Rodríguez Marichal, en el muelle comercial. JAVIER MELIÁN / ACFI PRESS
Tarfaya: pros y contra de la reanudación de la línea

Tarfaya: pros y contra de la reanudación de la línea

La Cámara de Comercio de Fuerteventura es el principal adalid del enlace con el puerto marroquí. En frente, el sector ganadero muestra su preocupación

Catalina García

Puerto del Rosario

Martes, 30 de abril 2024, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La internacionalización de la economía es la bandera que enarbola Juan Jesús Rodríguez Marichal, presidente de la Cámara de Comercio de Fuerteventura, en la defensa de la reanudación de la conexión marítima entre los puertos de Tarfaya, en Marruecos, y Puerto del Rosario, que se interrumpió hace 16 años. En frente, Esteban Alberto, director general del grupo Ganaderos de Fuerteventura, invoca directamente al riesgo de entrada de enfermedades a los que se expondría la cabaña ganadera majorera para expresar su rechazo.

Cuando en diciembre de 2007 se puso en marcha por primera vez la línea con Tarfaya desde la capital majorera, no levantó ni la mitad de ampollas que en la actualidad. En aquel entonces, la naviera Armas se adjudicó el enlace marítimo, destinando el buque Assalama. El 30 de abril de 2008, en el trayecto número 43 y cinco meses escasos después de su inicio, el Assalama naufragó frente las costas marroquíes con 215 pasajeros y 65 vehículos a bordo.

A pesar de la experiencia de aquella línea fallida que apenas llegó al medio año de vida, la Cámara de Comercio sostiene que su reactivación permitiría «con más facilidad que las empresas canarias puedan trabajar en el mercado africano». Rodríguez Marichal enumera a empresas de servicio de consultoría, de ingeniería o del sector turístico como agencias de viajes y operadores turísticos «que podrán ofrecer los paquetes turismos con la experiencia de noche en el desierto».

Desde la Cámara de Comercio majorera también se apunta a la diversificación de nuevas actividades económicas asociadas a la línea marítima con el puerto marroquí, la dinamización de las actividades portuarias y los nuevos mercados para prestar servicios sanitarios de calidad. Para Juan Jesús Rodríguez, la reanudación del enlace marítimo permitiría además «bajar los precios de las cesta de la compra al comprar productos a menor coste».

Internacionalización

La línea facilitaría que empresas canarias trabajen en el mercado africano

La línea marítima desde Puerto del Rosario sería «respetuosa medio ambientalmente» en el sentido de que reduciría la huella de carbono. «Muchos de los transportes que hoy se hacen por carretera se podrían realizar por vía marítima con Tarfaya, lo que conlleva de una huella de carbono más baja».

La mejora de la conectividad con el país vecino es otra de las ventajas que destaca la Cámara de Comercio majorera. «No hay que olvidar que el puerto de Tarfaya se encuentra más cerca que nuestras islas capitalinas».

Finalmente, la reanudación de los trayectos entre Fuerteventura y Marruecos «sin duda» supondría la generación de empleo y «la mejora de la logística de la isla, lo que resulta fundamental para el desarrollo económico», zanja Juan Jesús Rodríguez.

Esteban Alberto, en la granja Caprino Tesjuate.
Esteban Alberto, en la granja Caprino Tesjuate. JAVIER MELIÁN / ACFI PRESS

Las desventajas

No duda Esteban Alberto Pérez, director general del grupo Ganaderos de Fuerteventura, en señalar el riesgo de contagios como el principal argumento para rechazar la línea marítima con el puerto marroquí de Tarfaya. «Nos expondríamos a que la cabaña ganadera contrayera enfermedades que podría poner en riesgo la raza canaria, arrasando por la cabra majorera».

Sobre este riesgo sanitario, añade que «un solo caso de contagio, supondría el sacrificio de toda la cabaña ganadera de Fuerteventura, que está compuesta por unas 75.000 cabras». La normativa europea referente a la sanidad animal es «muy esctricta y obligaría al sacrificiode todos los animales que estuvieran a 50 kilómetros de distancia de la ganadería afectada por el contagio».

Alberto no sólo mira para la ganadería sino que extiende las consecuencias a la agricultura. «Ya existe en Europa una competencia desleal con respecto a los productos del campo que proceden de Marruecos, pero si encima le facilitan una entrada tan corta desde la propia Canarias, significará que los productores de nuestras islas no podrán competir, acabando con la poca agricultura que ahora se da en Fuerteventura y en el resto del archipiélago».

Competencia desleal

Los agricultores canarios no podrían competir con los precios marroquíes

Un enlace marítimo entre Tarfaya y Puerto del Rosario resultaría, adelanta eld irector general de Ganaderos de Fuerteventura, «totalmente incontrolable por mucho que afirmen que ya vienen otras embarcaciones a Canarias. La gran diferencia radicaría en que el buque de Fuerteventura sería con tráfico rodado, el mayor transmisor de enfermedades y patógenos para el sector primario, sea la ganadería, sea nuestro campo».

Alberto Pérez asegura, para concluir, que no ve «ningún beneficio» en la línea marítima Fuerteventura-Marruecos para todo el archipiélago. «Si miras los pros y los contras, generaría más desventajas que ventajas a la sociedad en su conjunto y en particular a la majorera».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios