Borrar
Imagen de la parcela en la Dársena de África donde se proyecto el centro logísticos de la eólica marina. Arcadio Suárez
El nuevo concurso eólico de La Luz, condicionado a que Zamakona libere su concesión en la parcela

El nuevo concurso eólico de La Luz, condicionado a que Zamakona libere su concesión en la parcela

El Puerto negocia con la empresa para que libere los 47.300 metros que tiene en concesión desde 2018 y en litigio

Silvia Fernández

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 4 de noviembre 2023, 22:55

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Autoridad Portuaria de Las Palmas llevará finalmente a un nuevo concurso la construcción en La Luz de un gran centro de la eólica marina destinado a la construcción, reparación mantenimiento, transfor mación y desarrollo de artefactos 'offshore' y terrestres vinculados a las energías renovables.

El primer intento de sacarlo a concurso fue un fracaso y quedó desierto debido a unos pliegos poco competitivos por la elevada inversión que debían realizar la empresa adjudicataria para acondicionar la parcela -unos 25 millones de euros- y unos usos muy limitados.

Aunque inicialmente el Puerto, bajo el mandato de Luis Ibarra, confiaba en que hubiera interés por alguna empresa y, al amparo de la Ley de Puertos, se le pudiera adjudicar de forma directa el proyecto en el plazo de un año, finalmente se ha comprobado que no va ha haber candidatos. Mientras que las condiciones de otorgamiento no se modifiquen ninguna empresa optará a acometer el proyecto.

Así que la conclusión final es que hay que ir a un nuevo concurso con otras condiciones para que este proyecto se haga realidad. Sin embargo, la tarea tampoco se prevé sencilla ya que lo primero que tiene que hacer la Autoridad Portuaria para lograr que el nuevo concurso sea atractivo a las empresas y despierte su interés es liberar la totalidad del espacio que integra la parcela llamada a convertirse en la gran plataforma del 'eólico offshore' en Canarias y que cuenta con un inquilino: CCB-Zamakona.

Como se recordará, la parcela (se ubica en la dársena de África) tiene en su totalidad una superficie de casi 170.000 metros cuadrados: 120.000 metros cuadrados están libres y son los que salieron en el concurso fallido y el resto, 47.300 metros cuadrados y que se ubican en medio de la parcela, los tiene en concesión desde 2018 el proyecto de CCB-Zamakona. En este espacio estas dos empresas iba a poner en marcha una terminal para la reparación, transformación y mantenimiento de plataformas y artefactos 'offshore'. Para ello contaba además con una lámina de agua de casi 40.700 metros cuadrados.

170.000 Detalle

Metros cuadrados es la superficie que ocupa la parcela destinada a crear una gran plataforma logística de apoyo a a la eólica marina en la dársena de África, en el terreno ganado al mar. 120.000 metros cuadrados están actualmente libres y fueron los que salieron a concurso y sobre 47.300 metros tiene una concesión CCB-Zamakona. El Puerto negocia actualmente con Zamakona para que libere la concesión, que ha sido objeto de litigio con el organismo.

Sin embargo, a raíz de un problema de agitación de las aguas interiores del Nelson Mandela, las obras aún no han comenzado y esa concesión está en litigio con el Puerto. «Estamos viendo la manera de solventar esta situación porque entendemos que lo ideal es sacar la parcela entera en un nuevo concurso», indica la presidenta de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Beatriz Calzada, que considera que solo con la totalidad del suelo será atractivo el concurso. El Puerto y Zamakona se encuentran actualmente en negociaciones para intentar alcanzar un acuerdo. «No quisiéramos sacar la parcela sin disponer del suelo que está en concesión. Estamos ahora mismo en proceso de diálogo para conseguirlo y confiamos en ello por la buena voluntad de las dos partes», manifiesta Calzada.

Además, una vez conseguido la totalidad del suelo, la idea es ampliar los usos de la parcela, de forma que no se limiten solo a las energías renovables. «Vamos a intentar introducir más versatilidad de usos. Los que se presenten deben ir a un concurso dirigido a energía eólica pero, como estos proyectos tardarán aún un poco en ponerse en marcha, que puedan desarrollar algunos otros usos siempre muy ligados a las renovables», indica Calzada.

Además, transcurridos unos años podría suceder, como apunta la presidenta del Puerto, que la eólica marina se reconvierta en otra cosa y hay que dar opciones a las empresas. «Estamos mirando los usos previos mientras que se genera lo otro y hacia dónde se puede reconvertir cuando la eólica marina esté asentada y ya no tenga tanto sentido», indica. No hay que olvidar que las concesiones son a largo plazo. Por ahora, Calzada no se plantea fecha a la espera de cerrar un acuerdo con Zamakona.

Calzada: «Lo primero es el puerto y el alargue del Reina Sofía es vital. Hay barcos que se van por falta de atraque»

La Autoridad Portuaria de Las Palmas prevé incluir en el Plan de Empresa de 2024 el alargue del dique Reina Sofía en unos 300 metros. Como explica la presidenta del Puerto, Beatriz Calzada, se trata de la tercera fase de un proyecto que se remonta al año 2002 y lo que se hace ahora es retomarlo y culminarlo. «Esto no es un nuevo. Está proyectado y se tenía que haber hecho en su tiempo», indica Calzada.

Respecto al rechazo social que ya suscitó en su día el alargue de este muelle y que podría volver a plantearse, Calzada destaca que por encima de todo está el interés del puerto. «Son 300 metros en aguas profundas. Es una joya y tenemos que mirar por el bien del puerto. Hay barcos que se nos van porque no hay línea de atraque», manifiesta.

En este punto, destaca que es necesario sacar el proyecto porque permitirá no perder cuotas de actividad «que se están perdiendo porque no hay línea de atraque».

El coste, según el proyecto que se hizo en su día, rondaba los 30 millones de euros. Ahora, los técnicos de la Autoridad Portuaria lo están revisando para actualizar los precios y ver qué se puede aprovechar de lo realizado. «Se trata de terminar un proyecto que se quedó parado y merece la pena», indica Calzada, que confía en que Puertos del Estado le dé visto el bueno y salga adelante lo antes posible. «Se trata de poner cajones. Es un proyecto sencillo y es necesario ahora que tenemos previsto que vengan a La Luz buques más grandes», indica.

La segunda fase de la ampliación del Reina Sofía comenzó a ejecutarse en agosto de 2019 por un importe de casi 25 millones de euros. Tras la ampliación el dique alcanzó una longitud de unos cinco kilómetros. Esta tercera fase consolidará una línea de atraque en el conjunto del Puerto de Las Palmas de 18 kilómetros con aguas profundas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios