Borrar
Cober
Los fletes entre Canarias y Asia se anotan otra subida con efecto en la cesta de la compra

Los fletes entre Canarias y Asia se anotan otra subida con efecto en la cesta de la compra

En solo un mes el contenedor de 40 pies se dispara 1.000 dólares y su coste roza los 8.500. La sequía del Canal de Panamá y el Mar Rojo siguen tensionando la red logística mundial

Silvia Fernández

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 7 de julio 2024, 23:21

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Tras el respiro que supuso en marzo la ligera de la caída que experimentaron los fletes y tras un primer trimestre de año muy intenso por la crisis del Mar Rojo y el desvío de las rutas por el Cabo de Buena Esperanza, los precios vuelven a subir y a complicar la situación del transporte marítimo mundial.

Los operadores de Canarias recibieron la semana pasada las nuevas tarifas de los fletes entre las islas y Asia y se anticipa un mes de julio de nuevas subidas en los precios de las mercancías. Los fletes suben de media unos 1.000 dólares, lo que supone un incremento del entorno del 20%.

Según los datos que manejan los operadores, un contenedor de 40 pies desde el puerto de Shangai y a Canarias tiene un coste 8.440 dólares cuando el mes pasado tenía un precio de 7.240 dólares. Si nos vamos al mes de mayo, su coste era de 5.440 dólares, así que la subida en solo dos meses ha sido de 2.000 dólares por teu. «Vuelven a estar muy caros. Lamentablemente vuelven a dispararse y la consecuencia va a ser una nueva subida del producto que viene de estos mercados», indican fuentes próximas.

Si atendemos al precio de los contenedores de 20 pies, el precio alcanza en este mes los 5.620 dólares, cuando hace dos meses desde el puerto de Shangai el precio era de 3.870 dólares.

El transporte entre la India y el archipiélago también se encarece con fuerza. Un contenedor de 40 pies desde el puerto de Nava Sheva hasta Gran Canaria cuesta ahora 5.506 euros y hace dos meses tenía un precio de 4.406 dólares.

La nueva vuelta de tuerca a los fletes responde fundamentalmente a dos hechos: la crisis del Mar Rojo que continúa y que está obligando al desvío de buques por el Cabo de Buena Esperanza, generando una mayor tensión a la red logística -con escasez de buques por el mayor tiempo de travesía y congestión en los puertos de paso- y los problemas de sequía que atraviesa el Canal de Panamá y que impide que grandes buques lo puedan atravesar.

En una red logística ya tensionada las exportaciones de China continúan a buen ritmo, contribuyendo a una mayor congestión en las terminales portuarias. Los expertos consideran que la tensiones van a continuar en el transporte marítimo mundial, si bien se confía en que el fenómeno meteorológico de `La niña' se traduzca en más lluvia y ayude a paliar la situación en los próximos meses al menos en el Canal de Panamá.

El consejero delegado de Maersk, el segundo mayor operador de transporte marítimo de mercancías del mundo, Vicente Clerc, apuntaban hace unas semanas que la situación se alargará aún un tiempo. «Las continuas amenazas a los buques comerciales en el Mar Rojo y los crecientes cuellos de botella en la cadena de suministro indican que esta situación no mejorará pronto. Se necesitará más capacidad de la esperada para resolver estos problemas y estabilizar la cadena de suministro global. Esto nos ha llevado a reevaluar las perspectivas para el resto del año y mejorar nuestra orientación financiera», indicó en declaraciones recogidas por Europa Press.

En un comunicado, la naviera danesa explicó que, debido a la continua y fuerte demanda del mercado de contenedores y a las perturbaciones causadas por la crisis en el mar Rojo, se aprecian signos de nuevas congestiones portuarias, especialmente en Asia y Oriente Próximo, lo que implica un aumento adicional de las tarifas de los fletes de contenedores, lo que se está acumulando gradualmente y se espera que contribuya a un desempeño financiero más sólido en la segunda mitad de 2024.

En positivo, las navieras son las grandes beneficiadas de esta situación. De hecho, Maersk ha revisado al alza en varias ocasiones las previsiones para este año por la subida de los fletes.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios