El tráfico portuario se hunde en Lanzarote y Fuerteventura mientras La Luz aguanta

21/05/2020

La Covid-19 provoca un desplome histórico del 50% de la actividad de los puertos de Arrecife y Puerto del Rosario debido al cero turístico y la marcha de los visitantes. En Las Palmas, gracias a su diversificación, el descenso se reduce al 5%

silvia fernández las palmas de gran canaria

El cero turístico y el parón de la actividad a consecuencia de la crisis del coronavirus ha hundido el tráfico portuario en abril en las islas de Lanzarote y Fuerteventura, que han perdido casi a dos tercios de su población tras el cierre de los complejos hoteleros y extrahoteleros y la marcha de los visitantes. En el puerto de Arrecife la caída del tráfico ronda el 50% mientras que en Puerto del Rosario el descenso es de casi un 40%. Ambos descensos son históricos. Nunca antes en la historia reciente de estos recintos portuarios se había registrado una caída tan abultada.

El puerto de Las Palmas, gracias a su diversificación y especialización en otras actividades (bunkering, cambio de tripulaciones, reparaciones...), consigue aguantar mejor el tipo. Así todo La Luz no se libra de un descenso del 5% en abril , según los datos que maneja la Autoridad Portuaria de Las Palmas y a los que ha accedido CANARIAS7. En el acumulado del año, el tráfico portuario aún se mantiene en cifras positivas gracias al buen arranque de 2020 y que ha servido de colchón para contener el impacto de la Covid-19. Hasta abril La Luz sigue con un aumento del 1,94% pero, en vista de los meses que se avecinan, todo apunta a que el puerto de Las Palmas terminará el año con una caída respecto al ejercicio anterior.

El coronavirus lleva al negativo casi todos los indicadores de La Luz, con caídas antes jamas vistas: el tráfico de pasajeros desciende un 96,8% en abril y el de cruceristas, con todos los buques amarrados, del 100%. El número de buques desciende casi un 30% (266 menos), debido en gran parte, a la caída del tráfico interinsular. Tanto Armas como Fred Olsen han reducido de forma sustancia el número de operaciones y ya solo con estas navieras, cada día entran a puerto diez buques menos. En abril se contabilizaron 629.

El tráfico de ro-ro, sin turistas y con la actividad paralizada, cae casi un 35% en abril , con 88.000 toneladas menos; mientras que el tráfico de trasbordo (que se realiza en la terminal de Opcsa) continúa en su línea y acumula un nuevo descenso del 27%. Pese a las promesas de MSC con La Luz, con coronavirus o sin él, el trasbordo continúa con la tendencia descendente.

La actividad de suministro a buques, el bunkering también cae en abril. Lo hace ligeramente, un 2,45%, lo que permite que en el acumulado la cifra siga en terreno positivo, con un alza del 1,67%. Mejor evoluciona la actividad de importación de crudo para la exportación, actividad en la que está especializada la empresa Oryx, que vende a África, y cuyo negocio crece un 46% en plena crisis de la Covid-19.

En el caso de Arrecife, cuyo puerto al igual que el de Fuerteventura es puerta de entrada de la mercancía que se consume en la isla, los buques han descendido un 50% la misma caída registran las mercancías, los teus y el tráfico ro-ro. Pasajeros y cruceristas rondan el 100% de descenso. La fuerte caída lastra el acumulado del año que en abril es ya de casi un -20%.

En Puerto del Rosario la situación es similar aunque el descenso es menos acusado. En el año la caída del tráfico es de un 16%.

El cero turístico y el parón de la actividad a consecuencia de la crisis del coronavirus ha hundido el tráfico portuario en abril en las islas de Lanzarote y Fuerteventura, que han perdido casi a dos tercios de su población tras el cierre de los complejos hoteleros y extrahoteleros y la marcha de los visitantes. En el puerto de Arrecife la caída del tráfico ronda el 50% mientras que en Puerto del Rosario el descenso es de casi un 40%. Ambos descensos son históricos. Nunca antes en la historia reciente de estos recintos portuarios se había registrado una caída tan abultada.

El puerto de Las Palmas, gracias a su diversificación y especialización en otras actividades (bunkering, cambio de tripulaciones, reparaciones...), consigue aguantar mejor el tipo. Así todo La Luz no se libra de un descenso del 5% en abril , según los datos que maneja la Autoridad Portuaria de Las Palmas y a los que ha accedido CANARIAS7. En el acumulado del año, el tráfico portuario aún se mantiene en cifras positivas gracias al buen arranque de 2020 y que ha servido de colchón para contener el impacto de la Covid-19. Hasta abril La Luz sigue con un aumento del 1,94% pero, en vista de los meses que se avecinan, todo apunta a que el puerto de Las Palmas terminará el año con una caída respecto al ejercicio anterior.

El coronavirus lleva al negativo casi todos los indicadores de La Luz, con caídas antes jamas vistas: el tráfico de pasajeros desciende un 96,8% en abril y el de cruceristas, con todos los buques amarrados, del 100%. El número de buques desciende casi un 30% (266 menos), debido en gran parte, a la caída del tráfico interinsular. Tanto Armas como Fred Olsen han reducido de forma sustancia el número de operaciones y ya solo con estas navieras, cada día entran a puerto diez buques menos. En abril se contabilizaron 629.

El tráfico de ro-ro, sin turistas y con la actividad paralizada, cae casi un 35% en abril , con 88.000 toneladas menos; mientras que el tráfico de trasbordo (que se realiza en la terminal de Opcsa) continúa en su línea y acumula un nuevo descenso del 27%. Pese a las promesas de MSC con La Luz, con coronavirus o sin él, el trasbordo continúa con la tendencia descendente.

La actividad de suministro a buques, el bunkering también cae en abril. Lo hace ligeramente, un 2,45%, lo que permite que en el acumulado la cifra siga en terreno positivo, con un alza del 1,67%. Mejor evoluciona la actividad de importación de crudo para la exportación, actividad en la que está especializada la empresa Oryx, que vende a África, y cuyo negocio crece un 46% en plena crisis de la Covid-19.

En el caso de Arrecife, cuyo puerto al igual que el de Fuerteventura es puerta de entrada de la mercancía que se consume en la isla, los buques han descendido un 50% la misma caída registran las mercancías, los teus y el tráfico ro-ro. Pasajeros y cruceristas rondan el 100% de descenso. La fuerte caída lastra el acumulado del año, que en abril es ya de casi un -20%.

En Puerto del Rosario la situación es similar aunque el descenso es menos acusado. En el año la caída del tráfico es de un 16%.

El puerto de Arinaga está aguantando bastante bien el impacto de la Covid-19. Aunque es cierto que su tráfico también desciende lo hace con menor intensidad que en el resto de los recintos portuarios de la Autoridad Portuaria. La razón es sencilla: Arinaga es un puerto que está especializado en la recepción de graneles sólidos gracias a la terminal de Enrique Delegado, de Yecasa. y la construcción aunque ha reducido su actividad sigue en marcha. En abril el tráfico total descendió en Arinaga un 6,8%, que es elmismo porcentaje en el que se redujeron las mercancías que se movieron. El número de buques que atracaron crecieron un 37,5%, hasta los 11 y aumentaron los contenedores un 100%, hasta los 6. El avituallamiento, solo de agua, descendió un 22%. La menor caída de abril y las buenas cifras de los meses precedentes se traducen en que el tráfico total en este puerto en el acumulado (los primeros cuatro meses) crece casi un 61%, en 39.500 toneladas. En Arinaga se movieron de enero a abril 104.376 toneladas.