El nuevo dique de Los Mármoles, listo para el uso

Tras décadas sin apenas cambios, en estos últimos años se han realizado al fin mejoras de enjundia en aguas de la capital lanzaroteña, ganándose en capacidad de atraque, sobre todo a nivel de cruceros

JOSÉ RAMÓN SÁNCHEZ LÓPEZ | ARRECIFE

Tras tiempo de espera en la tramitación y cerca de tres años de obras, el muelle de Los Mármoles de Arrecife tiene en servicio un nuevo dique, gracias a una inversión de casi 20 millones de euros, ejecutada por la constructora local Lanzagrava, del que se empezará a sacar el mejor de los partidos a lo largo de este año. Consta de una base principal con justo una docena de cajones, fraguados en su momento en Lanzarote, cada uno de unos 34 metros de longitud y 17,5 metros de manga. Como remate a los cajones, el proyecto contempló un puntal de remate de 23,5 metros y un cajón de arranque con forma de trapecio. Este nuevo dique dispone de un calado medio de 20 metro y ancho de manga de 17,5 metros.

Con el nuevo dique, aún sin fecha para su puesta oficial en servicio con presencia de autoridades varias, se da mejor abrigo a la estructura previa de Los Mármoles, que apenas acogió mejoras estructurales en las cuatro décadas previas a las obras. Además, sirve para mejorar las prestaciones del nuevo dique de cruceros habilitado en Naos, junto al espacio donde opera el muelle deportivo Marina Lanzarote y frente a la zona pesquera.

Esta estructura, además, se espera que quede optimizada con otras obras a corto y medio plazo. En este orden, la Autoridad Portuaria de Las Palmas dio recientemente el visto bueno a una inversión próxima al millón de euros para la ejecución de un duque de alba en la zona que habitualmente se emplea para los cruceros. Con ello se permitirá el amarre de los barcos de más de 300 metros de eslora que tienen contemplado arribar a la isla durante 2018. Además, se trabaja para que se saque a licitación antes de abril el proyecto de martillo de abrigo del puerto, para posteriormente proceder a la ampliación de la línea de atraque del muelle de cruceros en 342 metros dirección Sur, plazo con el que cumplirá la Autoridad Portuaria de Las Palmas, según se comprometió en su momento su presidente, Luis Ibarra.

Además, se confía en que todavía sean factibles nuevas mejoras en aguas arrecifeñas, al margen de ver cómo acaba el debate sobre la concesión o no de la autonomía portuaria, que tiene aval de Cabildo, ayuntamientos y Cámara de Comercio de Lanzarote, entre otros. Existe el compromiso del director de Puertos del Estado, José Llorca, de que esta obra se va a ejecutar y tendrá la financiación necesaria para poder llevarse a cabo. A priori, el compromiso económico mínimo se contempla que ronde los 23 millones de euros. De plazo tope se ha marcado 2023.

A nivel de mejoras ya consolidadas, cabe indicar que la Autoridad Portuaria de Las Palmas, para dar cumplimiento a la normativa vigente, ha desarrollado una red de saneamiento en Los Mármoles, «que dará servicio a las concesiones existentes y a las futuras en el muelle comercial». Asimismo, también se han ejecutado mejoras en los espacios para los viajeros y se han marcado planes para completar el cierre del perímetro del muelle.

Pendiente sigue estando la adecuación del acceso al muelle deportivo y el dique de cruceros. Hay consignada una partida de 300.000 euros por parte de la Autoridad Portuaria de Las Palmas desde hace años, pero se precisa de una autorización, aún en trámite, por parte de Costas.

150.000 cruceristas durante este trimestre

Marzo, más de 30 escalas

El tercer mes del año se prevé espectacular en Arrecife en cuanto a tráfico de cruceros. Se contemplan al menos tres decenas de escalas, gracias a un quincena de embarcaciones. En consecuencias, en marzo se rebasará la cota de los 50.000 cruceristas, una vez más en un solo mes.

Enero marcó tendencia

En el primer mes del año, según cuentas oficiales dadas a conocer en esta semana, pasaron por Los Mármoles y Naos más de 53.200 cruceristas, con lo que se cumplieron las previsiones marcadas desde finales de 2017. Se mejoró con creces el dato del primer mes del pasado ejercicio.

Febrero, otro gran mes

En el segundo mes se confía en que el balance ronde los 46.000 cruceristas. Para el último día de febrero hace semanas que se cerró la presencia de dos embarcaciones con turistas, con 4.000 viajeros, si deja el viento. En ocasiones, por temporal, se dan desvíos de cruceros a otros destinos.