Los precios se han tensionado sobre todo con la península, que es donde se prevé mayor demanda. / Carrasco

El precio de los billetes de avión con la península se dispara hasta un 40% para el verano

Las aerolíneas empiezan a a trasladar a los clientes la subida del queroseno, que en el último año ha subido más de un 100%. De 200 euros no baja el pasaje de un residente para julio

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

Las aerolíneas habían advertido hace semanas de que, si el precio del queroseno seguía al alza, iba a ser inevitable una subida de los billetes de avión. Con el barril de crudo por encima de los 108 dólares el precio del queroseno se ha duplicado en el último año, disparando los costes de las aerolíneas que empiezan a trasladarlos al cliente.

Desde que estalló la guerra de Ucrania los precios han subido ligeramente pero de cara al verano la subida es de entre un 30% y un 40% respecto a los del año 2019, sobre todo en las rutas entre Canarias y la península, según indica fuentes del sector.

El encarecimiento lleva a superar los 200 euros un billete de ida y vuelta para julio (dentro de tres meses) de un residente canario que quiera viajar al norte peninsular en una compañía tradicional como puede ser Iberia, Binter o Air Europa. Si el viaje es a Madrid el coste oscila entre los 120 y 180 euros para el residente que goza de un descuento en su tarifa del 75%.

Ahora bien, si nos centramos en el turismo nacional que busca pasar este verano en las islas el coste de los pasajes alcanza los 600-800 euros en un viaje de ida y vuelta por persona.

Algunas aerolíneas tienen porcentajes de coberturas elevados que las protege de la fuerte subida del precio del combustible. Sin embargo, estas coberturas van descendiendo a medida que pasan los meses, lo que les obliga a retocar los precios al alza para el verano. Si el alza del crudo continúa los billetes seguirán encarciéndose en los próximos meses.

La tasa de carburante, conocida con el código IATA 'YQ', ha subido un 15% de forma generalizada, según fuentes próximas.

El gerente de la Asociación Canaria de Agencias de Viaje y Turoperadores (Acavyt), José Luis de La Rosa, asegura que la mayor subida de las tarifas se dejará sentir en los viajes entre la península y Canarias, debido a que en estas rutas se prevé una fuerte demanda este verano en los dos sentidos. Por un lado, este año se prevé un mayor número respecto a 2019 de canarios que opten por el turismo nacional teniendo en cuenta la oferta de destinos que hay y las ganas de viajar. También se prevé un aumento de los peninsulares que elijan las islas para pasar sus vacaciones.

Las plazas aéreas programadas con la península han aumentado en los últimos dos meses ante las buenas previsiones de demanda. Con el extranjero han descendido ligeramente

De hecho, las aerolíneas han mejorado en los últimos dos meses las previsiones de plazas aéras con Canarias este verano. A finales de febrero preveían tres millones de asientos, un 2% menos que en 2019. Los últimos datos que maneja la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias y actualizados a ayer, contemplan 3,5 millones de plazas, casi 363.000 más que antes de la covid, con un alza del 11,5%.

Respecto a los viajes a Canarias desde los destinos europeos, el gerente de Acavyt asegura que la subida de los precios de los billetes dependerá de la demanda, que no es tan fuerte. «Los turistas tienen dinero ahorrado pero sigue en situación de alerta. Subir los precios muchos puede desincentivar la demanda», señala. Sus previsiones coinciden con la evolución de la conectividad aérea entre Canarias y el extranjero en los últimos dos meses.

A finales de febrero las aerolíneas tenían programadas 7,5 millones de asientos entre el extranjero y Canarias, lo que suponía un 10% más que en 2019. Ahora, esa previsión se ha recortado. Las plazas aéreas programadas son 7,3 millones, un 7,6% más que antes de la covid.

En cualquier caso, el tirón de Canarias es más que evidente. Entre las plazas aéreas programadas a nivel nacional (3,5 millones) más las del extranjero (7,3 millones), el archipiélago contará este verano con 10,8 millones de asientos, casi un 9% más que antes del covid. A nivel nacional, y según los datos que maneja la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), hay previstos 212 millones de asientos, aún un 0,4% por debajo del año 2019.

Pese a las buenas perspectivas al sector turístico le preocupa el precio de los billetes aéreos, ya que si están muy caros podrían desalentar el viaje a Canarias. Sin embargo, De la Rosa considera que este año y después de dos ejercicios de restricciones y 'peros' a los desplazamientos por la covid este verano los viajes van a tener un fuerte componente «visceral». «Habrá alguno que se lo piense pero la gran mayoría si tiene previsto venir, viene», asegura De la Rosa.

«Cuanto antes se compre el billete, mejor porque van a subir más»

El gerente de la Asociación de Agencias de Viaje y Turoperadores (Acavyt), José Luis de la Rosa, tiene claro el consejo que daría a aquellas personas que tienen pensadas sus viajes y definidas las fechas y el destino. « El consejo es que compren ya porque esto no va a dejar de subir», indica. Varios factores explican el que los billetes no van a ser más baratos, de un lado, el precio del queroseno que no para de subir y de otro, la disponibilidad. Como explica, las primeras que se venden son las tarifas más económicas y a partir de ahí, los precios van en aumento. «Si la demanda se mantiene como se prevé los precios no van a ir a menos para este verano», indica. Como apunta, cuando una avión está por encima del 80% de ocupación, los precios se disparan.