El director general de Philip Morris, Enrique Jiménez, y parte del equipo canario en la nueva tienda. / cober

Philip Morris abre su primera 'boutique' de Iqos en Canarias

La compañía elige el CC Las Arenas para el nuevo punto de venta, que ofrecerá al consumidor acceso a «información rigurosa basada en ciencia»

L.O Las Palmas de Gran Canaria

La firme apuesta de Philip Morris Spain por la expansión de las alternativas libres de humo se refuerza también en Canarias con la apertura de su primera tienda 'Iqos boutique', ubicada en el Centro Comercial Las Arenas, uno de los puntos más transitados de la capital grancanaria.

El establecimiento se inaugurará este viernes con el objetivo no solo de dar a conocer sus productos de tabaco calentado, dirigidos a fumadores adultos que no tienen intención de dejar este hábito, sino también de resolver las dudas que puedan surgir entre los consumidores.

En este sentido, el director general de Philip Morris España y Portugal, Enrique Jiménez, ha destacado la importancia de estas intervenciones para ofrecer información rigurosa. «La ciudadanía debe tener acceso a la información para saber lo que son nuestros productos y también lo que no, porque no son inocuos», ha explicado Jiménez. « La nicotina en sí no lo es, pero es la combustión lo que genera mayormente el daño en la salud».

Enfatizó Jiménez, además, en uno de los estudios realizados por la compañía en el año 2020. En él preguntaron a fumadores cuál era su conocimiento y actitud hacia las alternativas al tabaco de combustión y 8 de cada 10 afirmaron estar interesados, pero no tenían «información veraz» sobre ellas.

El nuevo punto de venta canario es el cuarto de este tipo a nivel nacional, por detrás de Madrid, Barcelona y Badajoz, y sigue las pautas de las más de 250 boutique de todo el mundo. Señala el director general que la elección del archipiélago responde en parte a la gran acogida de Iqos, donde la venta del dispositivo alcanza las 140.000 unidades y los usuarios se colocan por encima de los 55.000. «Históricamente es un mercado interesante porque llevamos 50 años trabajando aquí, y en lo personal llevo cinco, así que creíamos que era importante dar este paso», afirma, sin descartar del «radar» una futura apertura en la isla de Tenerife. «La comercialización de nuestro producto es fundamentalmente a través del estanco en península y en Canarias en diferentes tiendas. Estas intervenciones puntuales son más estratégicas para acelerar el cambio».

Detrás de estas alternativas también hay una gran inversión en ciencia e innovación, que alcanza los 9.000 millones de dólares. Jiménez apunta que los dispositivos electrónicos que calientan tabaco reducen hasta un 95% la toxicidad que se genera con la combustión. Unos resultados que ofrecen los más de 1.000 investigadores dedicados en exclusiva a estudiar las posibilidades del futuro libre de humo en el centro de investigación de Philip Morris en Neuchatel, Suiza.

Actualmente, abarcan una amplia cartera de productos para adaptarse a diferentes tipos de cliente. «La idea es que continuamente haya distintos desarrollos de estas alternativas y así ir caminando hacia la transformación de la que hablamos», añade Enrique Jiménez.

El dispositivo Iqos empezó a comercializarse a finales del año 2014 en Nagoya (Japón) y Milán (Italia) y a día de hoy está disponible en más de 60 mercados y cuenta con más de 20 millones de usuarios a nivel mundial.

El objetivo de Philip Morris International para el 2025 es conseguir que 40 millones de fumadores se pasen a estas alternativas libres de combustión y que estas representen más del 50% de los ingresos netos totales de PMI para ese año. Sin embargo, insiste Jiménez, lo mejor para la salud es dejar de fumar.