El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, presenta los PGE para su Ministerio. / efe/emilio naranjo

El Gobierno destinará 1.900 millones a la 'paguilla' para compensar a los pensionistas

Escrivá confirma que las pensiones subirán «algo más del 2%» en 2022 y un bono de hasta 100 euros por niño dentro del IMV

CLARA ALBA

El Estado tendrá que rascarse el bolsillo para compensar a los pensionistas por la subida de la inflación durante este año. En concreto, el Gobierno calcula que si la inflación se sitúa en el entorno del 2,25%, muy por encima de lo estimado en los Presupuestos de 2021, esa 'paguilla' extraordinaria que se abonaría previsiblemente en enero ascenderá a unos 1.900 millones de euros.

Así lo ha explicado el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, durante la presentación de los presupuestos de su Ministerio, aunque la cifra final dependerá de cómo quede la inflación hasta el mes de noviembre, que es la base sobre la que se realizará el cálculo.

La idea es cubrir la pérdida de poder adquisitivo que han sufrido los pensionistas con la escalada de la inflación en los últimos meses, sobre todo por el alza de los precios de la energía. Esta sería, en todo caso, la última compensación que perciban los pensionistas, pues la reforma acordada con los agentes sociales establece un nuevo mecanismo de revalorización de las pensiones, que ahora se vincularán al comportamiento de los precios del año anterior (no a la estimación de los meses posteriores).

El avance de la inflación también derivará en que las pensiones contributivas (la de la población jubilada) suban también en 2022 «algo más del 2%», tal y como se viene manejando desde hace tiempo y ha confirmado este jueves el propio Escrivá.

El ministro también ha detallado que, pese al mayor gasto en pensiones, el Ejecutivo prevé cerrar el déficit de la Seguridad Social en dos años gracias a la aportaciones del Estado y a los ingresos por cotizaciones con la recuperación económica como telón de fondo. «Nuestra expectativa es que el gasto en pensiones siga en transición hacia el 12% en los próximos años», ha detallado Escrivá.

Complemento de ayuda a la infancia

El ministro también ha confirmado que antes de que acabe el año se aprobará un complemento de ayuda a la infancia que se incluirá en el Ingreso Mínimo Vital (IMV). El ministro ha concretado que ese complemento será de 100 euros por menor de 0 a 3 años, de 70 euros para las familias con niños de entre 3 a 6 años y de 50 euros hasta los 18 años.

La ayuda está destinada a ampliar el anillo de las familias que actualmente cubren a los beneficiarios del IMV. Es decir, que no solo lo recibirán los hogares que ya perciben el IMV, sino que los requisitos se amplían desde las tres veces el nivel de renta garantizada que se tiene en cuenta en estos momentos para poder acceder al IMV, y hasta 1,5 veces el patrimonio máximo que hay que tener.

El ministro ha puesto un ejemplo para arrojar claridad a los posibles nuevos beneficiarios. Por ejemplo, una familia monoparental con una madre que trabaja a tiempo parcial con un salario de 200 euros al mes y un hijo de 2 años y otro de 5. Hasta ahora, percibiría unos 661 euros con el IMV. Con el nuevo complemento, otros 170 euros.

En el caso de una mujer con dos hijos de uno y cuatro años y unos ingresos de 1.000 euros mensuales. En este caso, por salario, no podría acceder al IMV en las condiciones actuales. Pero con el complemento sí podría percibir 170 euros, 100 por el hijo pequeño y 70 por el mayor.

«El objetivo es que el IMV sea una nueva referencia del estado de bienestar, poniendo el énfasis en la inclusión, para que los beneficiarios se integren en la sociedad y el mercado laboral», ha indicado Escrivá durante la presentación ante los medios.