El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. / efe

El gasto en pensiones bate un nuevo récord con 10.857 millones en agosto

La media de las nuevas altas de jubilación se sitúa en 1.396,1 euros mensuales, por encima de los 1.320 euros del salario más habitual en España en 14 pagas

Clara Alba
CLARA ALBA

Se ha convertido en algo habitual mes a mes. La Seguridad Social destinó en agosto una nueva cifra récord al pago de las pensiones contributivas. En total, 10.856,9 millones de euros, lo que implica una subida del 4,6% en términos interanuales. Una cifra en la que siguen pesando mucho las nuevas altas por jubilación, cuya cuantía media en el sistema ascendió en julio a 1.396,1 euros mensuales.

El dato vuelve a poner sobre la mesa la brecha generacional entre los nuevos jubilados y los trabajadores. Y es que el salario más frecuente en España se situó en 18.480 euros en 2020, último ejercicio publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Es decir, 1.320 euros mensuales (ligeramente por debajo de las nuevas altas de jubilación) si se divide en 14 pagas.

En total, la Seguridad Social abonó 9.948.815 pensiones contributivas, un 0,9% más que en el mismo mes de 2021, de las que 6,25 millones son de jubilación y 2,35 millones de viudedad. Tres cuartas partes de la nómina se ha destinado, en concreto, a las pensiones de jubilación, con 7.860 millones de euros. Para las de viudedad han ido a parar 1.832,7 millones de euros.

Por otro lado, las pensiones de incapacidad permanente han alcanzado los 985,3 millones de euros, mientras que las de orfandad supusieron 150 millones y las prestaciones en favor de familiares, otros 28,4 millones de euros.

En total, el gasto en pensiones se sitúa en el 11,8% del PIB, por debajo del 12,1% del ejercicio 2021 y del 12,4% de 2020. Pero todo apunta a que el próximo año la cifra volverá a escalar posiciones, ante la esperada desaceleración en el ritmo de crecimiento económico y el mayor gasto derivado de la revalorización de las prestaciones con el IPC.

El ministro del ramo, José Luis Escrivá, ha garantizado en sus últimas intervenciones públicas que, se sitúe donde se sitúe la inflación, las pensiones se revalorizarán conforme a lo establecido en la ley. Las estimaciones de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) apuntan a que, con una previsión de inflación media del 7,8%, ese gasto se disparará en 2023 un 10,1%, loq ue implicaría un coste extra de 15.000 millones de euros para el Estado.

Según los datos de la Seguridad Social, la pensión media del sistema (que incluye todos los tipos de prestaciones) se sitúa en agosto a 1.091 euros mensuales. Una cuantía que ha aumentado en el último año un 5,3%. La pensión media de jubilación asciende a 1.256 euros. Por su parte, la pensión media de viudedad en vigor en agosto es de 779,6 euros al mes.