Imagen de una de las concentraciones de trabajadores de JSP en la capital grancanaria, antes de la firma del ERE. / JUAN CARLOS ALONSO

Parte de la plantilla de JSP advierte de que impugnará la oferta de Hiperion

Consideran que la oferta «buitre» del fondo de inversión es una «burla» y una «traición» a los que fueron despedidos. El Gobierno canario dice que sigue «vigilante» y que mediará si se le solicita. Las dudas de que JSP sobreviva al concurso aumentan

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

La propuesta «buitre», como la definen los propios trabajadores de JSP, lanzada por el fondo de inversión Hiperion sobre la industria canaria ha sido un jarro de agua fría para una parte de los 142 trabajadores que se han quedado en la empresa tras el ERE firmado el pasado 4 de enero y por el que 276 trabajadores se fueron a la calle.

El que Hiperion proponga ahora quedarse con la empresa a coste cero y, sobre todo, sin cumplir el acuerdo del ERE (por el que se mejoraba la indemnización a los trabajadores que salieron) es entendido como una «burla» por una parte de la plantilla de JSP que advierte de que impugnarán la oferta lanzada por el fondo de inversión.

El presidente del comité de empresa de Las Palmas, Ismael Trujillo, se ha negado a apoyar la propuesta de Hiperion al entender que es una «traición» a los compañeros que se marcharon con el ERE. Como se recordará, la empresa y los trabajadores alcanzaron el 4 de enero un acuerdo para que los 276 afectados del ERE se fueran con una indemnización de 25 días por año trabajado en 16 mensualidades en lugar de los 20 días en 12 meses que da el Fogasa. La mejora en la indemnización supone un desembolso por parte de Hiperion de 1,5 millones que no está dispuesto a asumir, pese a que fue la baza que utilizó la empresa para animar a la plantilla de JSP a firmar el ERE.

«Nos vendieron que el ERE era necesario para evitar la liquidación de la empresa y se comprometieron a cumplir lo acordado. Tres meses después dicen que no», explica Trujillo, que asegura que, aunque Hiperion se ha comprometido a pagar lo que se les adeuda a los 142 trabajadores que siguen en JSP «y ponerles al día», no pueden apoyar la oferta porque «es traicionar a los compañeros que se marcharon». «Por ahí no vamos a pasar. Si Hiperion no mejora su oferta podemos vernos en un proceso judicial», advierte Trujillo, que asegura de forma tajante que «los acuerdos están para cumplirlos». «No vamos a aceptar ninguna oferta que no se la que se firmó el 4 de enero (en referencia al del ERE», dice.

El comité de empresa de Celgán en Tenerife, que fue renovado tras firmarse el ERE, sí ha dado el visto bueno a la oferta de Hiperion. «Será el juez el que decidirá pero esperamos que no acepte la propuesta de Hiperion porque incumple todo lo firmado», manifiesta Trujillo.

El responsable de Acción Sindical en la Federación de Industria en Comisiones Obreras (CC OO) Canarias, Isaac Pérez, y que participó en el acuerdo del ERE califica de «vergüenza» lo ocurrido. «Nos dejamos la piel en un acuerdo que facilitaba una salida digna a los que se fueron de la empresa y con una bolsa de trabajo de cuatro años y ahora se lo saltan todo», lamenta Pérez, que advierte que no van a cesar y llegarán hasta donde puedan para que Hiperion «cumpla su palabra». «La oferta de Hiperion es una burla y nos sentimos estafados», indica Pérez. En su opinión, que el comité de empresa de Tenerife haya aceptado el acuerdo solo se explica porque se les ha sometido a un «chantaje».

Pérez confía en que la oferta se traslade en los próximos días al Juzgado de lo Mercantil y al resto de los acreedores. «Es posible que pueda surgir alguna oferta mejor y que alguno tenga algo que decir», indica.

El miembro de la Federación de Industria de CC OO considera que el Gobierno de Canarias tiene que pronunciarse sobre la oferta de Hiperion, máxime cuando dijo que iba a ser garante de los acuerdos que se adoptaran.

En este sentido, el viceconsejero de Presidencia, Antonio Olivera, aseguró ayer que el Gobierno estará vigilante para que se adopten los acuerdos pero descartó hacerlo en el momento actual «en el que las partes están conversaciones». «Lo hemos hecho y lo haremos pero cuando nos los soliciten y por ahora, no se ha dado el caso», indicó.

ERTE para 39 de los 142 trabajadores que siguen en la industria

La dirección de la empresa JSP remitió ayer a los comités de empresa una propuesta para renovar el ERTE que hay actualmente en marcha y que afecta a 39 de los 142 trabajadores que aún siguen en la empresa.

Estos trabajadores estuvieron en un ERTE covid que después, en septiembre del año pasado, cambió a un ERTE de limitación y ahora se pretende cambiar por un nuevo ERTE. Los trabajadores recibieron ayer con sorpresa la propuesta que afecta a 13 trabajadores de Guímar, 19 de Celgán, 3 en el centro de Los Baldíos, 2 en el de El Tablero y 2 en el de Miller, aunque no es de extrañar puesto que la producción en las fábricas del grupo industrial canario es prácticamente nula.

El responsable de Acción Sindical en la Federación de Industria en Comisiones Obreras (CC OO) Canarias, Isaac Pérez, considera que, dada la situación de práctica inactividad en la que se encuentra la empresa, quizás lo más conveniente fuera incluir en el ERTE a la totalidad de la plantilla, ya que actualmente la falta de producción y de trabajo se está cubriendo «dando vacaciones a todo el mundo».

Pérez critica que el que fuera consejero delegado de JSP, Roberto Angulo, y que capitaneó todo el proceso del ERE y las conversaciones previas dimitiera el pasado marzo «para pasar al bando de Hiperion» y ahora presente una oferta que incumple con lo firmado. «Hiperion quiere quedarse con todos los activos de la empresa, incluidos inmuebles en Gerona, Tenerife y embarcaderos en Lanzarote. En lugar de abonar lo que deben a trabajadores y acreedores se quieren quedar con todo para venderlo y que se lo quede la familia Sánchez», critica.

La situación que lleva arrastrando la empresa desde hace algo más de un año y las dificultades de la oferta propuesta por Hiperion ponen en duda que JSP pueda sobrevivir finalmente al concurso de acreedores y el proceso concluya en su liquidación.