Canarias es la región más afectada por la destrucción de empleo, al acaparar casi el 70% de todos los perdidos en España con la covid. / Arcadio Suárez

La pandemia ha destruido en Canarias en cinco meses 20.000 empleos en el sector turístico

El archipiélago acapara siete de cada diez empleos destruidos en España. La tasa de contagios llega a 44 por 100.000 habitantes y se acerca al límite alemán de 50. La preocupación crece entre los empresarios

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

Los efectos que la covid está teniendo sobre un sector turístico que sigue paralizado cinco meses después del estado de alarma y el 'cero turístico' empiezan a ser visibles en el empleo.

Entre febrero y julio, en los cinco meses desde la irrupción de la pandemia, en Canarias se han destruido 20.000 puestos de trabajo en el sector turístico. La afiliación en el sector ha pasado de representar 154.291 empleos en febrero de este año -cuando crecía con vigorosidad- a 134.685 en julio, según los datos dados a conocer ayer por Turespaña.

LOS DATOS 'CLAVE'

  • 134.685 afiliados . Se contabilizaban en julio en las islas. En febrero, antes de la covid, había 154.291 ocupados.

  • 117.360 asalariados . La mayoria de los afiliados son personas contratadas por cuenta ajena. Bajan en un 12%.

  • 17.325 autónomos . Están afiliados a la Seguridad Social en el turismo en julio. Desde febrero han desaparecido 381.

  • 30.165 empleos . Se han destruido entre enero y julio en toda España. Canarias acapara el 70%, con 20.000.

La caída de un 12% del empleo se produce a pesar que de aún hoy casi 90.000 trabajadores siguen en Canarias sostenidos por los expedientes de regulación de empleo temporales (ERTE ver información inferior), la mayoría en actividades turísticas. Tras el verano y en función de si logra salvarse la temporada de invierno parte de este empleo se mantendrá o bien derivará en ERE y en despidos.

Del total del empleo destruido entre febrero y julio en Canarias, la mayoría, 19.225 se corresponde a asalariados, mientras que 381 eran autónomos. A fecha de julio los ocupados por cuenta ajena ascienden a 117.360 (-14%) mientras que los autónomos en el sector -hostelería, agencias de viajes y operadores y otras actividades turísticas- ascienden a 17.305 (-0,2%).

A nivel nacional la destrucción de empleo en estos cinco meses es mucho más reducida que en Canarias. En todo el Estado apenas se destruyen 30.165 empleos entre febrero y julio. De 1.657.736 afiliados que había en febrero se ha pasado en marzo a 1.627.579, según los datos de Turespaña. Las cifras apuntan a que siete de cada diez empleos destruidos en España en el sector turístico se vinculan a las islas.

La disminución de los afiliados se registró en todas las ramas turísticas en el conjunto del Estado: la hostelería decreció en 233.765 afiliados (142.180 menos en los servicios de comidas y bebidas y 91.585 en los servicios de alojamiento); las otras actividades turísticas disminuyeron en 59.849 afiliados y en las agencias de viajes hubo una disminución de 9.275 personas, según Turespaña.

Preocupación creciente

La preocupación aumentó ayer entre el empresariado de las islas por el nuevo aumento de los contagios y que ha llevado la tasa de diagnosticados por cada 100.000 habitantes en siete días a 44,58 (según el Ministerio de Sanidad), muy cerca de los 50 que el Instituto Robert Koch, centro epidemiológico de Alemania, pone como tope para calificar una zona como de riesgo. «Ahora el objetivo es contener el ritmo de contagios para no perder Alemania y después, conseguir los PCR para hacer de las las islas un destino seguro», indicó ayer el presidente de la CCE, Agustín Manrique de Lara.

Desde Ashotel, su presidente, Jorge Marichal pidió ayer al Gobierno de Canarias que implante en los principales aeropuertos canarios puntos de realización de pruebas sanitarias para detectar posibles casos de covid entre los turistas que lleguen.

La patronal solicita que siga el ejemplo del aeropuerto británico, Heathrow, con el fin de acabar con las cuarentenas de 14 días impuestas, entre otros países, por Reino Unido a sus ciudadanos a la vuelta de sus vacaciones en España.

El Gobierno de Canarias, por su parte, sigue peleando por conseguir los PCR en origen y baraja, en caso de no conseguirlo, la realización de estas pruebas en las islas, en la llegada, de cara a la temporada de invierno.

u

u

u

u