Mercedes Clase S: cornucopia tecnológica

Promete combinar todas las comodidades de una sala de estar de lujo con sistemas de asistencia e infoentretenimiento sin precedentes en un automóvil

U. MEZCUA Madrid

Mercedes siempre ha concebido el Clase S como un escaparate para mostrar todo lo que puede hacer. Y el nuevo Clase S 2021, desvelado este miércoles, no ha defraudado. «Es el Mercedes más avanzado jamás fabricado», en palabras del CEO de Daimler, Ola Källenius.

Fotogalería: Mercedes Clase S 2021

Galería. Fotogalería: Mercedes Clase S 2021

Estéticamente muestra una clara evolución con la generación actual, pero sin estridencias. Una gran calandra es el elemento más destacable en el cuerpo de una berlina de aires clásicos, con unas líneas menos marcadas. Los faros son más pequeños, y detrás forman un característico dibujo triangular. Y las manillas de las puertas pueden ser, opcionalmente, enrasadas con la carrocería, desplegándose al detectar la presencia del conductor. Algo que contribuye a mejorar la aerodinámica de un vehículo que ofrece un coeficiente Cx a partir de 0,22.

Desvelado de forma digital, el nuevo Clase S promete combinar todas las comodidades de una sala de estar de lujo con tecnología sin precedentes en un automóvil. Así, estrena la nueva generación del sistema MBUX, con manejo intuitivo mediante voz, tacto o gestos, capaz ahora de responder de forma diferenciada a cada uno de los ocupantes del vehículo para satisfacer sus necesidades mediante inteligencia artificial.

En el interior hay hasta cinco grandes pantallas para manejar el infoentretenimiento y gestionar numerosas funciones de conducción y de confort. Se ha incorporado, por ejemplo, un cuadro de instrumentación 3D, y opcionalmente, se puede escoger un Head-up Display que proyecta imágenes virtuales a diez metros, en una proyección equivalente a la de un monitor de 77 pulgadas.

La insonorización del habitáculo, que ya es excelente en el Clase S, promete haber sido mejorada todavía más. Los asientos, además, cuentan con 19 motores para garantizar que pueden adaptarse a la silueta de prácticamente cualquier pasajero. E incorporan hasta diez programas de masaje diferentes. También se ha incrementado el espacio para los pasajeros, que ya era muy generoso, tanto en la versión de batalla normal como en la de batalla larga, gracias a un aumento en prácticamente todas las métricas de dimensiones, desde la longitud (5,4 ó 3,4 centímetros, en función de la carrocería) a la anchura, la altura o la batalla. Para que estas dimensiones no supongan un problema a la hora de maniobrar, el modelo incorporará dirección en el eje trasero, que permite reducir drásticamente el espacio necesario para maniobrar, en hasta dos metros.

En materia de asistencia a la conducción, el Clase S será a partir de la segund mitad de 2021 el primer vehículo con nivel 3 de conducción autónoma. Entre otras funciones podrá abandonar de forma autónoma un estacionamiento y recoger al conductor, siempre que las condiciones y la legislación de cada país lo permitan -y el aparcamiento esté equipado con sistema Automated Valet Parking, AVP). El paquete opcional Drive Pilot promete permitir circular de forma autónoma en condiciones de tráfico denso, mientras el conductor, por ejemplo, puede dedicarse a consultar el correo electrónico, ordenar comida o comprar una entrada de cine, todo ello a través de MBUX y, una vez más, siempre que la legislación lo permita.

El nuevo Clase S equipará además suspensión neumática regulable. Y en cuanto a propulsores, se podrá escoger entre motores de seis cilindros en línea de gasolina o diésel, de 286 a 435CV. Más adelante llegará un V8 con microhibridación de 48V. El año que viene se incorporará una versión híbrida enchufable con 100 kilómetros de autonomía. Y aún sin fecha, la versión eléctrica EQS.