Un hombre examina sus facturas. / Fotolia

Los 10,5 millones de clientes regulados desconocen a cuánto pagan la energía

Las eléctricas del PVPC no están obligadas a incluir el precio del consumo en las facturas, lo que imposibilita la comparación de tarifas

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMARERO Madrid

Entre los conceptos que aparecen en la factura de la luz, quizá el más importante se encuentra enigmáticamente oculto para los consumidores que tienen contratada la tarifa regulada. Es el gran contraste que se cierne sobre estos 10,5 millones de hogares, que ven cómo el precio que pagan por la luz consumida se ha disparado en los últimos meses, pero que en realidad, y en la práctica, no saben a cuánto están pagando el kilovatio/hora (kwh). El modelo que se encuentra en vigor desde el pasado 1 de junio ha supuesto la desaparición de ese dato que puede resultar clave para que los consumidores comparen el PVPC con cualquiera de las tarifas que puedan ofrecerles las eléctricas en el mercado libre.

El recibo actual se compone de cinco términos, según la normativa en vigor desde junio. El término variable, esto es, el coste de la energía, lo que hay que pagar en función del consumo que se realice. El término fijo: lo que hay que pagar por recibir el servicio, aunque no se consuma nada. El alquiler del equipo de medida o contador. El IVA y el Eléctrico.

En el término fijo se pagan los peajes de transporte y distribución de la luz. Supone un coste de 23,75 euros al año por kilovatio (kw)contratados en potencia, para el periodo punta (desde las 8:00 hasta las 24:00 horas); y otro coste de 0,979 euros al año por kw en periodo valle.

Al mismo tiempo, se encuentra el término variable, que incluye una serie de tarifas fijas aunque van en función del consumo realizado, y que también sirven para abonar los peajes de transporte y cargos. Es sobre este concepto en el que el Gobierno ha ejecutado una reducción de hasta el 96% para amortiguar la subida de la luz.

A pesar de todas esas aclaraciones y definiciones, que vienen perfectamente acotadas por la normativa legal, nada se obliga y nada se dice acerca del que es el aspecto más importante para que el consumidor pueda decidir qué tarifa escoge. El precio del kwh. Las comercializadoras de referencia (las empresas que venden la tarifa regulada)incluyen en los recibos un concepto genérico y el importe total que cada hogar paga por su consumo de luz mensual: 'Coste de la energía'. Y una cifra, expresada en euros.

Para calcular a cuánto paga el kwh de ese mes, el titular del contrato se ve obligado a dividir ese importe por el número de kwh consumidos, una referencia que también se encuentra en la factura. A partir de ahí, resulta una cifra (0,22 euros/kwh, por ejemplo). Pero ni siquiera es exacta esa referencia. Porque en cada tramo horario se aplica un precio diferente, en función del mercado del 'pool'. Para averiguarlo, debe acudir a los datos de consumo horario, que facilita la distribuidora eléctrica, y realizar los correspondientes cálculos.

Normativa con 'peros'

Los más de diez millones de recibos que emiten mensualmente las compañías eléctricas responden a un modelo propuesto por la Dirección General de Política Energética y Minas del Ministerio para la Transición Energética y que fue ratificado por la CNMC. Fue publicado en el BOE el 30 de abril de 2021. En ese texto se incluye una referencia, en el apartado tercero, en la que se indica que «en la facturación por energía consumida, desglosada por periodos horarios, se incluirá, sin desglose, el coste de la energía».

Antes de esa fecha, a principios de abril, la CNMC aprobó el informe de Transición Ecológica sobre la nueva factura eléctrica. Ahí apuntaba varias recomendaciones, entre las que figuraba la «falta por incluir el precio del coste de energía (precio medio ponderado del consumo de energía del mercado de producción de energía eléctrica) en la línea de la plantilla que hace referencia a dicho coste por periodo horario del mismo modo que se incluye en el modelo vigente de factura. En la nueva propuesta de sistema de factura PVPC solo se ha incluido el importe total del coste de energía».

Pero no hay visos de cambios en este modelo que siguen recibiendo los usuarios cada vez. Solo una actuación de Competencia o Transición Ecológica podría modificar esta realidad. La complejidad para encontrar a cuánto se paga el kwh llega cuando más caro está el MWh.