Borrar
El parqué de la Bolsa de Madrid EFE
El Ibex-35 no logra retener los 7.000 al cierre

El Ibex-35 no logra retener los 7.000 al cierre

El mal comportamiento de los valores cíclicos, las compañías del sector turístico y los bancos, clave para explicar los números rojos

Jueves, 20 de agosto 2020, 08:25

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Ibex-35 volvió a las andadas, a los números rojos, tras la interrupción alcista de la jornada del miércoles en que se anotó un 0,90% después de encadenar cuatro sesiones consecutivas de pérdidas. Al cierre, el índice se dejaba un 1,42%, para dar un último cambio en los 6.993,3 puntos.

En el selectivo español, únicamente cuatro valores esquivaron los números rojos. Colonial fue el más rentable, con una subida del 5%. A continuación se colocó Merlin Properties, que sumó un 4,10%. Naturgy, por su parte, avanzó un 0,21%. MásMóvil apenas fue capaz de mantenerse en tablas.

En negativo, IAG, Ence, Acerinox y el Santander fueron los peores, con retrocesos de más de un 4%.

A continuación se colocó ArcelorMittal, que bajó un 3,99%. Sabadell, BBVA y Bankia cayeron más de tres puntos porcentuales. Y Telefónica, muy cerca, se dejó un 2,71%.

Valores turísticos, cíclicos, bancos y alguno de los pesos pesados tuvo la clave de las pérdidas generalizadas en los mercados.

Aunque el selectivo español no fue la excepción. En toda Europa dominaron los números rojos. Así, el Ftse 100 británico cayó un 1,6%, mientras que el Ftse Mib de Milán se dejó un 1,44% y los centroeuropeos también bajaron más de un punto porcentual.

De fondo, para explicar los números rojos, de acuerdo con Adam Vettese, analista de eToro, «las actas de la última reunión de la Fed, que asustaron a los mercados». Y que es que banco central estadounidense en la noche del miércoles al jueves mostró una clara preocupación por la situación económica de EE UU, debido a la expansión de la pandemia del coronavirus. «Este viraje a la baja en la Bolsa estadounidense se produce después de los nuevos máximos históricos conquistados y con Apple convirtiéndose en la primera compañía en alcanzar una capitalización bursátil de dos billones de dólares», continúa Vettese. El S&P 500 marcaba un máximo histórico el martes, con lo que cerraba la recuperación de todo lo perdido durante la pandemia y superaba los niveles récord previos correspondientes al mes de febrero. Y a punto estuvo el miércoles de marcar un nuevo hito, pero lo suspendió la Reserva Federal norteamericana.

A ello se unía que la semana pasada, el paro volvió a subir en más de un millón de personas en Estados Unidos, cuando en la anterior se había logrado bajar de esa cifra por primera vez desde el mes de marzo.

A ese diagnóstico se unió ayer el realizado por el Banco Central Europeo, que avisó de que los mercados han podido haber ido más lejos de que lo justifica la situación de la economía.

En la jornada de este jueves, los índices de Wall Street trataban de recuperar el tono. Así, al cierre de la sesión europea, el Dow Jones se encontraba plano, mientras que el S&P 500 se apuntaba un 0,15%, y el Nasdaq sumaba algo más de un 0,6%.

En el mercado de materias primas, pérdidas para el petróleo. El barril de Brent, de referencia en Europa, cedía un 1,43% al término de la sesión europea, para perder la cota de los 45 dólares y cambiarse por 44,72. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, se dejaba un 1,12%, hasta los 42,45 dólares.

También se movió significativamente a la baja el oro: al cierre de la sesión europea, el precio de la onza caía un 1,86%, hasta los 1.922 dólares.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo de España se mantenía en el entorno de los 78 puntos básicos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios