Pantallas en la Bolsa de Madrid / EFE

El Ibex-35 salva el día con el apoyo de los bancos

Los inversores continúan prudentes, ante las incertidumbres que suscita el Brexit, el nuevo plan de estímulos de Estados Unidos y la reunión de la Reserva Federal

Cristina Vallejo
CRISTINA VALLEJO Madrid

El Ibex-35 salvó la sesión con una revalorización del 0,14%, para dar un último cambio en los 8.152,4 puntos, aunque en algún momento del día el índice llegó a perder la cota de los 8.100 puntos. La subida de este martes sigue a la del lunes, cuando el indicador se anotó un punto porcentual.

En el selectivo español, veinte de los 35 valores terminaron en verde. ArcelorMittal fue el mejor, con una subida del 7,45%. A continuación se colocó Meliá, con una revalorización del 6,84%. Después, dos bancos, Sabadell, que se anotó más de un 5%, mientras que Bankia sumó un 3,50%. También CaixaBank, Santander y Bankinter se revalorizaron más de tres puntos porcentuales. BBVA, por su parte, avanzó un 1,76%. Y eso que el sector y sus accionistas estaban a la espera de que el Banco Central Europeo se pronunciara sobre los dividendos, si pueden volver a repartirlos, o no.

Entre los títulos que más ganaron también se colaron Acerinox o ACS, que se anotaron más de un 3%.

En negativo, Inditex fue el peor, con un recorte del 2,48%, tras presentar sus resultados trimestrales. Después se situaron Naturgy y Endesa, que se dejaron un 2,37% y un 2,07%, respectivamente. Entre los valores más bajistas, también Grifols o Cellnex, con retrocesos de alrededor de un 1,85%.

En el resto de Europa, dominaron los números verdes. Y en algunos casos, superiores a los registrados por el índice español. Así, el Dax alemán sumó algo más de un 1%. Mientras tanto, el Ftse Mib de Milán se anotó un 0,8%. El Cac 40 francés, por su parte, cerró plano. Y el Ftse 100 británico se dejó casi un 0,3%.

El Viejo Continente se apoyó en Wall Street. Los índices de la Bolsa de Nueva York se movían al alza tras el cierre de las plazas comunitarias. Así, el Dow Jones y el S&P500 sumaban un 0,6%, mientras que el Nasdaq ganaba alrededor de un 0,4%. Ello porque, como explica Sergio Ávila, de IG, los líderes del Partido Demócrata y del Partido Republicano se han mostrado optimistas y podrían aprobar un paquete de estímulo de 908.000 millones de dólares. Es una noticia que tiene lugar en vísperas de la reunión de la Reserva Federal norteamericana, en la que se prevé que se mejoren las expectativas de crecimiento para el año que viene gracias al comienzo de la vacunación en Estados Unidos.

En el mercado de deuda, la rentabilidad del bono español a diez años entró ya decididamente en zona negativa. Al cierre de la sesión europea, su interés se colocaba en el -0,02%. El bono español venía coqueteando con su entrada en terreno negativo desde la semana. Y esa posibilidad se acercó cuando el Tesoro realizó su primera colocación de bonos a diez años por debajo del 0% por primera vez en la historia. Así, ya toda la curva de deuda española está en negativo hasta su vencimiento a diez años. Lo mismo sucede en Portugal, donde su diez años ronda el -0,06%. Aunque se encuentra muy lejos de Alemania: el bund renta un -0,61%. Con ello, la prima de riesgo de España se encuentra por debajo de los 60 puntos básicos.

En el mercado de divisas, el euro se mantenía plano en su tipo de cambio con el dólar, para rondar el nivel de 1,216 unidades al término de la jornada.

En el mercado de materias primas, el petróleo retomó las subidas. El barril de Brent, de referencia en Europa, se anotaba un 0,75% al cierre de la sesión europea, con lo que recuperaba la cota de los 50 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, sumaba un 1%, hasta los 47,65 dólares.

El oro, por su parte, se apuntaba casi un 0,9%, hasta los 1.845 dólares la onza.