Panel de la Bolsa de Madrid / EFE

El Ibex-35 profundiza en la corrección pero mantiene los 8.000

El selectivo doméstico reincide en las pérdidas tras las caídas de cerca de un 1,5% de la jornada de ayer

Cristina Vallejo
CRISTINA VALLEJO Madrid

El Ibex-35 cerró la sesión con un descenso del 0,44%, para dar un último cambio en los 8.065,4 puntos. Continúa, por tanto, la senda de los descensos después de que este martes el índice bajara cerca de un 1,5%, para poner fin a una secuencia de seis sesiones consecutivas de ganancias. Y eso que a primera hora de la mañana parecía que el selectivo doméstico quería inclinarse por el rebote.

En el resto del Viejo Continente, también números rojos. El Dax alemán fue el peor del día, con un retroceso superior al medio punto porcentual. Mientras, el Cac 40 francés se dejó un 0,35%, al igual que el PSI-20 de Lisboa. El Ftse Mib de Milán, por su parte, bajó un 0,15%. El Parlamento Europeo ha pedido al Banco Central Europeo que considere otras medidas para estimular la economía tras el impacto generado por la pandemia de coronavirus.

En Wall Street, mientras tanto, se respiraba cierta debilidad. Así, al término de la sesión europea, el Dow Jones se anotaba un 0,10%, mientras que el S&P 500 perdía alrededor de un 0,10% y el Nasdaq se dejaba un 0,3%. Ello, pese a que en Estados Unidos los demócratas parecen inclinarse por la aprobación en solitario de su plan de estímulo fiscal y sin contar con los republicanos, por medio de un procedimiento acelerado.

Endesa, el mejor del Ibex-35

Endesa encabezó las ganancias dentro del Ibex-35, con una revalorización del 2%. Después se colocaron Bankinter y Bankia, con ascensos de un 1,63% y de un 1,49%, respectivamente. Justo ese mismo 1,49% ser anotó Solaria. Y CaixaBank se situó justo después, con una subida del 1,45%.

ArcelorMittal y Telefónica también ganaron más de un punto porcentual.

En rojo, ACS y PharmaMar fueron los peores del día, con recortes de un 3,29% y de un 3,27%, respectivamente. IAG, Meliá y Cellnex, por su parte, bajaron más de dos puntos porcentuales.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo de España se amplió un 1,5%, hasta los 58,5 puntos básicos. El rendimiento de los títulos españoles a diez años subió desde el 0,13% hasta el 0,14%. La rentabilidad del bono alemán a diez años, mientras tanto, se situaba al cierre de la sesión en el -0,44%, niveles parecidos a los del cierre del martes.

Levemente a la baja se movía, sin embargo, el interés del bono estadounidense a diez años, para situarse en el 1,14%.

En el mercado de materias primas, subidas para el crudo. El barril de Brent, de referencia en Europa, se anotaba un 0,7% al cierre de la sesión, hasta los 61,5 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, sumaba algo más de medio punto porcentual, hasta los 58,68 dólares. También al alza se movía el oro, aunque con mayor discreción: al término de la sesión en el Viejo Continente sumaba un 0,10%, hasta los 1.837 dólares la onza.

En el mercado de divisas, el euro avanzaba un 0,15% al cierre frente al billete verde, con lo que el tipo de cambio se colocaba en el entorno de 1,2133 unidades.