Paneles de la Bolsa de Madrid / efe

El Ibex-35 baja tras el BCE y pierde los 8.200 puntos

El interés del bono español a diez años frustra su entrada en territorio negativo, pese a la subasta del Tesoro

Cristina Vallejo
CRISTINA VALLEJO Madrid

El Ibex-35 terminó la sesión con una caída del 0,64%, para dar un último cambio en los 8.182,3 puntos. El indicador, pese a abrir en positivo, cerró a la baja. Y eso que el Banco Central Europeo, en su última reunión ordinaria de política monetaria, decidió incrementar el volumen y la duración de sus estímulos. Con todo, el índice pudo haber tenido un resultado más adverso, puesto que en su peor momento llegó a caer más de un punto porcentual. Pero también es verdad que por la mañana llegó a atacar la cota de los 8.300 puntos.

En el resto del Viejo Continente, comportamiento mixto. Así, el Dax alemán se dejó algo más de un 0,3%, mientras que el Ftse Mib de Milán perdió un 0,25%. El Cac 40 francés logró esquivar las pérdidas. El Ftse 100 británico, fuera de la zona euro, se desmarcó con una subida de algo más de medio punto porcentual.

Colonial fue el valor que más cayó, con un retroceso del 3,42%. Pero, entre los valores más bajistas destacaron sobre todo los bancos. Así, Sabadell y Bankinter bajaron más de tres puntos porcentuales. Además, Santander, BBVA y CaixaBank retrocedieron más de un 2%. Bankia perdió un 1,52%. El mercado entiende que las entidades financieras son las mayores damnificadas por la decisión del BCE de ampliar los estímulos, puesto que ello va en detrimento de la recuperación de los tipos de interés. Además, le ha penalizado a la banca que el BCE prevea una prórroga en el veto a los dividendos de la banca.

En concreto, el BCE ha decidido ampliar el Programa de Compra de Emergencia Pandémica durante nueve meses más, una duración, según Andreas Billemeir, de Western Asset, superior a la que esperaba el mercado. Además, el BCE está dispuesto a gastar otros 500.000 millones de euros para luchar contra las repercusiones del coronavirus.

En verde, el sector que mejor se comportó fue el farmacéutico. PharmaMar fue el valor más rentable del día, con una subida del 2,75%. A continuación se situó Grifols, que sumó un 2,01%. Y Almirall ganó un 1,41%. El otro valor que se revalorizó más de un punto porcentual fue Repsol.

En el mercado de deuda, la rentabilidad del bono español a diez años subió ligeramente después de haber marcado un nuevo mínimo por la mañana en el 0,01%. A última hora de la tarde el rendimiento del diez años español se situaba en el 0,02%, niveles idénticos a los del cierre de la sesión anterior. Pero la subasta del Tesoro de una nueva referencia con ese mismo plazo de vencimiento ha marcado un interés negativo por primera vez en la historia. Las nuevas medidas del Eurobanco no fueron el acicate que llevaron al bono español a diez años a entrar en terreno negativo en el mercado secundario.

Andrew Mulliner, gestor del equipo de renta fija de Janus Henderson, explica que la reacción del mercado refleja la falta de entusiasmo, lo que es un poco decepcionante. Pero, al tiempo, añade que la ausencia de volatilidad indica que el Eurobanco conserva credibilidad y que su intención es la de preservar las condiciones favorables de financiación.

El euro, por su parte, se fortaleció un 0,4% frente al billete verde, para rondar el nivel de 1,2125 dólares por euro.

En el mercado de materias primas, fuertes subidas para el crudo. El barril de Brent, de referencia en Europa, sumaba un 3,75% al cierre, hasta los 50,70 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, avanzaba un 3,80%, hasta los 47,25 dólares.