El parqué de la Bolsa de Madrid / eFE

El Ibex-35 cae y se aleja de los 8.200 puntos

El selectivo afronta su última sesión del año con una caída del 14,5% en este 2020, pero con una recuperación de más de un 30% desde mínimos

Cristina Vallejo
CRISTINA VALLEJO Madrid

El Ibex-35 terminó la última sesión completa del año con una ligera caída del 0,25%, para dar un último cambio en los 8.154,4 puntos. Ello implica que, a falta de la media sesión de este jueves, el índice pierde algo más de un 14% en este 2020. Pero, por el lado positivo, no hay que pasar por alto que, desde los mínimos de marzo que marcó en los 6.100 puntos, el índice recupera más de un 30%.

Si bien el mundo parece enfrentar ya la tercera ola de la pandemia y ello contiene las compras de acciones, en el lado positivo hay que contar que ha comenzado la vacunación en Europa y en Estados Unidos. Además, el Brexit también está encarrilado, así como el futuro político en la Casa Blanca con un nuevo inquilino a partir del 20 de enero y con además un nuevo plan de estímulo aprobado en el Congreso esta misma semana. A ello hay que sumar que los bancos centrales siguen con sus programas de compra de activos funcionando a toda máquina.

Los valores turísticos encabezan las ganancias

En el selectivo español, IAG encabezó las ganancias, con una subida del 1,48%. A continuación se colocó Meliá, que sumó un 1,39%. ArcelorMittal se situó después, con un ascenso de cerca de un punto porcentual. ACS y Solaria avanzaron alrededor de un 0,7%. Indra, Cie, el Sabadell y Acerinox, por su parte, se anotaron alrededor de medio punto porcentual.

Cellnex, Viscofán y Colonial fueron los valores más bajistas, con descensos de más de un punto porcentual. Después, Telefónica y el Santander, con pérdidas idénticas de un 0,64%. Algo más de medio punto porcentual también se dejaron Acciona, Enagás, Ferrovial y CaixaBank.

En el Mercado Continuo, las protagonistas fueron las dos entidades que el martes por la tarde ratificaban su fusión, Unicaja y Liberbank. La primera cerró con una subida de casi dos puntos porcentuales, mientras que la segunda se dejó un 3,69%, convirtiéndose en el segundo peor valor de la Bolsa española, sólo por detrás de Duro Felguera, que cayó un 4,41%.

El euro frena a Europa

No sólo el Ibex-35 terminó débil. También el resto de indicadores europeos lo hizo. Así, el peor fue el Ftse 100 británico, que retrocedió un 0,7%, mientras que el Dax alemán se dejó un 0,3%, el Cac 40 francés perdió un 0,2%, como el PSI-20 de Lisboa, y el Ftse Mib de Milán se dejó un 0,12%.

Ese mal resultado en Europa, pese a que en Wall Street dominaban los números verdes al término de la sesión del Viejo Continente: el Dow Jones sumaba más de medio punto porcentual, mientras que el S&P 500 y el Nasdaq avanzaban más de un 0,3%. Y eso que finalmente el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, bloqueó la mejora de los subsidios prevista desde los 600 a los 2.000 dólares, lo que implicaría una inyección adicional al último programa de estímulo puesto en marcha. Aunque podría aprobarse más adelante junto con otras medidas.

En Europa no cotizó al alza la aprobación en Reino Unido de la vacuna de AstraZeneca y Oxford o que el Parlamento diera el visto bueno a su acuerdo con la Unión Europea. Ni tampoco el pacto de inversiones al que ha llegado con China. Pero sí les frenó a los indicadores del Viejo Continente la apreciación del euro: al término de la sesión sumaba un 0,25% frente al billete verde y enfilaba la cota de 1,23 unidades, su nivel más elevado desde el año 2018.

En el mercado de deuda, la rentabilidad del bono español a diez años retrocedió ligeramente hasta el 0,05% y la prima de riesgo frente al bono alemán a ese mismo plazo se colocaba en los 62 puntos básicos al cierre.

En el mercado de materias primas, pocos movimientos para el petróleo. El barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba un 0,15% al cierre de la sesión, hasta los 51,15 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, se mantenía plano y a las puertas de los 48 dólares.

El oro, por su parte, se anotó un 0,3%, hasta los 1.885 dólares la onza.