Pantalla de la Bolsa de Madrid / EFE

El Ibex-35 suma un 0,29% y cierra sobre los 8.250 puntos

Los valores ligados al sector del turismo y los viajes, además de las eléctricas, sufren los mayores recortes este lunes

Cristina Vallejo
CRISTINA VALLEJO Madrid

El Ibex-35 terminó la sesión de este lunes con un ascenso del 0,29%. Con ello, dio un último cambio en los 8.254,5 puntos. Y eso que durante gran parte de la sesión estuvo en negativo y poniendo en peligro la cota de los 8.200 enteros. Al cierre de la sesión, el índice se dio la vuelta.

Ello, después de perder algo más de un 2% la semana pasada, pese al plan presentado por el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, que implica una inyección económica de 1,9 billones de dólares. Que este programa vaya acompañado de subidas de impuestos, que los índices estuvieran ya muy altos, sobre todo al otro lado del Atlántico, los datos macro regulares que se conocieron en EE UU y la nueva ola del coronavirus frenaron a los indicadores bursátiles. También el típico «comprar con el rumor, vender con la noticia». De hecho, el viernes los índices de Wall Street terminaron con pérdidas. Así, el Nasdaq se dejó cerca de un 0,9%, mientras que el S&P 500 se dejó un 0,7% y el Dow Jones perdió prácticamente un 0,6%.

Joe Biden toma posesión de su cargo este miércoles en un Washington blindado. La confirmación de Janet Yellen al frente del Tesoro de Estados Unidos, por su parte, tendrá lugar el martes. Pero este lunes la Bolsa de Nueva York cerraba por la festividad del Día de Martin Luther King. En todo caso, los analistas de Bankinter anticipan una semana de «encefalograma plano» en los mercados «hasta comprobar que la toma de posesión de Biden se realiza el miércoles sin antecedentes serios». Además, los expertos de la firma señalan que los inversores estarán muy atentos también a las primeras medidas del nuevo presidente y a los resultados empresariales.

Por la mañana, en Asia, comportamiento mixto. Así, el índice Nikkei de Tokio perdió casi un 1%. Mientras tanto, el Hang Seng de Hong Kong sumó un 0,88%. Y los índices de la China continental también terminaron con subidas de entre un 0,5% y un 1,5%. Ello, una vez se ha publicado el PIB de China del conjunto del año 2020, cuando creció un 2,3%, su ritmo más débil en 2020, pero toda una hazaña teniendo en cuenta el contexto pandémico global en el que el grueso del mundo habrá cerrado 2020 con contracción económica.

En el Ibex-35, 25 de los 35 valores terminaron en positivo. PharmaMar encabezó las ganancias del día, con una subida del 4,66%. A continuación se colocó Merlin Properties, que se anotó un 3,05%. Entre los títulos más rentables, también Almirall, Indra, Cie, ArcelorMittal, el Sabadell, Acerinox y Grifols, todos ellos con revalorizaciones de más de dos puntos porcentuales.

En rojo, Aena fue el valor que más cayó, con un descenso del 2,34%. A continuación se colocaron varios valores del sector energético. Así, Red Eléctrica se dejó un 1,26%, mientras que Naturgy perdió un 0,82% y Endesa retrocedió un 0,76%. Inmediatamente después, otro valor del sector de los viajes, IAG, que retrocedió un 0,71%.

En el mercado de deuda, la rentabilidad del bono español a diez años subió desde el 0,06% hasta el 0,08%. El interés del título alemán a diez años, mientras tanto, rebajó sus números rojos desde el -0,54% hasta el -0,52%. Con ello, la prima de riesgo de España se sitúa en los 60 puntos básicos. Ello, para comenzar la semana en la que el Banco Central Europeo celebra su reunión ordinaria de política monetaria, la primera de este 2021. De acuerdo con Germán García Mellado, gestor de renta fija de A&G Banca Privada, tras la cita de diciembre en la que se tomaron medidas de calado, la autoridad monetaria tomará una postura de esperar antes de realizar cambios relevantes. «Esperamos que Lagarde aporte un tono 'dovish' en rueda de prensa, insistiendo en que mantendrán las condiciones financieras favorables el tiempo que sea necesario, manteniendo el 'forward guidance' del programa de compra de activos y el flujo de crédito a la economía real», comenta García Mellado. Añade que la rápida propagación de la pandemia de nuevo ha obligado a los países ha incrementar las restricciones a la movilidad en las últimas semanas, lo que obligará al BCE a valorar las consecuencias que ello tendrá sobre la economía de la eurozona en un futuro cercano.

La semana pasada a las Bolsas también les puso nerviosas la subida de los intereses de los bonos. Porque el rendimiento del americano a diez años llegó a superar el 1,15%, marcando máximos de los diez últimos meses. De acuerdo con Brendan Mulhern, economista y estratega de BNY Mellon Global Real Return Fund en Newton, la mejora del crecimiento nominal que llevará consigo la nueva Administración estadounidense con su plan de expansión se reflejará en un aumento de los rendimientos de los bonos.

En el mercado de divisas, el tipo de cambio entre el euro y el dólar se mantenía sin cambios al cierre de la sesión en el entorno de 1,207 unidades.

En el mercado de materias primas, recorte para el crudo, aunque más modesto que el que sufría por la mañana. El barril de Brent, de referencia en Europa, cedía alrededor de un 0,35% al cierre de la sesión, hasta situarse por debajo de los 55 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, caía un 0,20%, hasta los 52,25 dólares. El precio del oro, mientras tanto, sumaba un 0,25%, hasta los 1.835 dólares la onza.