Pantallas de la Bolsa de Madrid. / bme

El Ibex aguanta los 8.900 puntos frente al desplome del turismo

Tras el severo correctivo del lunes, el selectivo español cierra plano en 8.915 puntos

Clara Alba
CLARA ALBA Madrid

La Bolsa española trata de reponerse, aunque muy poco a poco, del severo correctivo del lunes que se acercó al 2% de caídas. En la sesión de este martes, el Ibex 35 cierra con una ligera subida, casi imperceptible del 0,02% para mantener al menos los 8.900 puntos. Un nivel que ha estado a punto de perder por el lastre, de nuevo, de los valores ligados al sector turismo.

Estas compañías se están viendo golpeadas por la nueva escalada en el número de contagios y por las dudas sobre la evolución de la variante Delta, que vuelve a poner en duda la recuperación del turismo internacional, especialmente del británico, con un enorme peso en el mercado español. Así, Amadeus cae un 3,7% al cierre hasta los 58,98 euros por acción, mientras que Aena se deja más de un 2,2% y Meliá e IAG más de un 1,5%.

Pese a todo, el mercado mira ya hacia la próxima ronda de resultados como catalizador. Las presentaciones comenzarán en julio y ofrecerán nuevas pistas sobre cómo ven el resto del ejercicio los principales directivos empresariales, ya con mayor visibilidad sobre la evolución de sus negocios frente a la pandemia que hace unos meses.

Los valores más ligados al ciclo han vuelto a evitar que esas caídas se hayan traducido en números rojos para el conjunto del selectivo, con avances del 3,6% para ArcelorMittal. Igual las renovables, que en la semana de la salida a Bolsa de Acciona Energía recuperan con subidas de más de un 3% para Siemens Gamesa y Solaria, beneficiadas por la contención de las rentabilidades de los bonos.

Por ejemplo, el interés del bono estadounidense a diez años pierde el nivel del 1,50%, mientras que en España el del bono español a diez años se sitúa en torno al 0,44%, con la prima de riesgo en 63 puntos básicos.

En el mercado de divisas, el euro se mantiene por encima de los 1,19 dólares, mientras que el precio del petróleo sigue estable, pero en altos niveles, en 74,6 dólares el barril de tipo Brent, de referencia en Europa, y los 72,81 dólares el West Texas.