Reloj de la Bolsa de Madrid. / bme

El Ibex aguanta los 9.200 frente al lastre de bancos e Indra

El selectivo mantiene niveles clave pero la caída de los grandes valores impide nuevos máximos de más de 15 meses

Clara Alba
CLARA ALBA Madrid

Tras despedir con subidas del 0,65% su sexta semana consecutiva de subidas la Bolsa española ha logrado mantener, aunque solo por los pelos, los 9.200 puntos tras sumar un mínimo 0,02%. Sin la referencia de la Bolsa alemana, cerrada por festivo, el Ibex-35 se ha apoyado en las subidas de más del 2% que al cierre han registrado valores como Cellnex, Meliá o Amadeus.

Los avances podrían haber sido mucho más fuerte de no ser por el lastre ejercicio por la banca, con las cinco entidades del Ibex 35 en la parte roja de la tabla, liderados por Banco Sabadell, que cede un 2,79% hasta los 0,63 euros por acción, en una semana clave para la entidad ante la presentación, el próximo viernes 28 de mayo, de su nuevo plan estratégico. Una hoja de ruta muy esperada por el mercado que, pese a las ventas del lunes, han otorgado un rebote de más del 84% al valor este año.

Los analistas de Barclays han mejorado este lunes, además, su precio objetivo sobre la entidad, de 0,50 euros a 0,59 euros por acción. También lo han hecho con los títulos de BBVA, hasta los 4,70 euros, aunque el dato también se queda por debajo de los 5,10 euros en los que ha cerrado hoy la entidad.

Entre los protagonistas financieros también destacan Mapfre y CaixaBank, que este lunes reparten dividendo. En concreto, la aseguradora pagará 0,0757 euros por título a sus accionistas, mientras que la entidad financiera abona 0,0268 euros por acción. Las caídas al cierre rondan el 1,45% para CaixaBank, mientras uqe Mapfre recupera un 0,8%.

Acompañando a las caídas de la banca destaca el nuevo desplome sufrido por la cotización de Indra, que repite como el más bajista de la jornada con caídas del 4,72% tras perder cerca de un 8% el pasado viernes. La compañía, cuyos títulos ya ponen en peligro los 7,1 euros por acción, tiene previsto nombrar este lunes a Marc Murtra como presidente, en sustitución de Abril-Martorell.

Un movimiento que, a juzgar por su reacción, no ha gustado demasiado en el mercado. Iván San Félix, analista de Renta 4 Banco, considera que «la gestión del grupo ya era muy positiva» bajo el mando de Abril-Martorell, advirtiendo de que el cambio puede «romper» esta continuidad. «Creemos que un cambio en la presidencia sería más factible que, tal y como se está especulando, Indra adquierta ITP, un movimiento corporativo que creemos que podría ser valorado negativamente en el mercado, al ser una compañía que lleva en venta mucho tiempo y que no encuentra comprador».

Por su parte, Juan Tuesta, analista de Bankinter, considera que el cambio de presidencia «introduce un factor de incertidumbre de cara al futuro en la compañía. Además, a esta noticia se une la posibilidad de que Indra pueda ser uno de los valores candidatos a salir del Ibex en la reunión del próximo 10 de junio, «lo que también afecta a la cotización a corto plazo».

A la espera de la macro

Salvo estos casos puntuales, el mercado apenas se ha movido este lunes, con los inversores a la espera de la intensa agenda macro que se avecina. Destaca, sobre todo, la publicación el viernes en EEUU del índice de precios de los consumidores del mes de abril, el conocido PCE, que es la variable de precios más seguida por la Fed a la hora de establecer sus estimaciones de inflación. Se espera que la variable haya repuntado hasta el 3,5% desde el 2,3% de marzo, y que la subyacente lo haya hecho hasta el 3% desde el 1,8% del mes precedente.

Los inversores también siguen muyu de cerca la evolución de las criptomonedas en el mercado, después del nuevo batacazo experimentado por el ' bitcoin' este fin de semana. La moneda virtual llegó a caer por debajo de los 32.000 dólares, en medio de informaciones sobre un posible endurecimiento de la regulación de los criptoactivos, y también sobre el control de su fiscalidad, por parte de China y EEUU.

En el mercado de divisas, el euro limita su fortaleza y se cambia a 1,218 dólares, desde los 1,22 dólares que sobrepasó la mayor parte de la pasada semana. Por su parte, el precio del petróleo avanza un 0,6% hasta dejar el barril de referencia en Europa, el Brent, cerca de los 67 dólares, mientras que el West Texas, la referencia estadounidense, roza los 64 dólares.