Reloj de la Bolsa de Madrid. / bme

El Ibex se atasca ante los 9.200 puntos lastrado por la banca

El selectivo despide la sesión con una caída del 0,11% hasta los 9.153 puntos a la espera de las próximas reuniones de los bancos centrales

Clara Alba
CLARA ALBA Madrid

La cautela vuelve a instalarse en las Bolsas europeas, que retoman la dinámica de movimientos en un rango muy estrecho a la espera de referencias clave en las próximas jornadas, como la reunión del Banco Central Europeo (BCE) . En el caso concreto del Ibex-35, el selectivo se queda rezagado frente a otras plazas europeascon una caída al cierre del 0,11% hasta los 9.153 puntos.

El mayor peso de los valores bancarios en el parqué nacional ha sido determinante para este comportamiento, con caídas de más del 1,5% para CaixaBank y Santander y del 0,2% para BBVA, tras anunciar un acuerdo con los sindicatos para cerrar el ERE que finalmente afectará a 2.725 empleados.

Otros grandes valores como IAG también corrigen posiciones tras las fuertes subidas del lunes. La compañía se ha visto presionada, además, por un informe de los analistas de Goldman Sachs en el que la firma indica que prefiere las aerolíneas de bajo coste a las de bandera, recortando su recomendación sobre el valor de 'comprar' a 'neutral'.

También cede un 0,3% Inditex, a la espera de conocer mañana sus resultados trimestrales. Pese a ello, la cotizada acumula una revalorización del 24% este año, muy cerca de máximos al cotizar en 32,24 euros por acción.

Sostén de las subidas

Las caídas para el parqué nacional podrían haber sido, no obstante, aún mayores, de no ser por Telefónica, que sube más de un 1% en un nuevo intento por recuperar los 4 euros por acción y, sobre todo, Acciona.

La compañía lidera la parte alta de la tabla con una revalorización del 3% que ha llevado a su cotización a los 141 euros por acción. Parece así que los inversores han recibido con buen agrado la decisión de desatascar la salida a Bolsa de su filial de renovables. Una operación cuyos detalles de valoración se conocerán en los próximos días.

Todos atentos también a la evolución de Grifols, después de que Biogen se disparase cerca de un 40% ayer en el Nasdaq tras anunciar que la FDA estadounidense ha aprobado su fármaco contra el alzheimer. La compañía española, que sube un 0,6% al cierre, está investigando también sobre esta enfermedad con su ensayo Ambar.

Atentos a la macro

Más allá de los protagonistas empresariales de la jornada, la mente de los inversores está ya puesta en las próximas citas clave de los bancos centrales, con la reunión del Banco Central Europeo (BCE) este jueves y la de la Reserva Federal (Fed) la próxima semana.

Hoy se han conocido nuevas referencias como el empleo y el PIB del primer trimestre en la eurozona, así como el ZEW alemán de junio, que se ha quedado algo por debajo de lo esperado por el consenso. Del mismo modo, la producción industrial en el país germano de abril bajó un 1%, peor de lo esperado por el mercado y que vuelve a indicar que la escasez de semiconductores está provocando obstáculos a la recuperación.

De momento, entra dinero en el mercado de bonos y, cuando los inversores compran, el precio sube recortando la rentabilidad, que se mueve de manera inversa. En concreto, el interés del bono español a diez años cede ligeramente hasta el 0,46%, con la prima de riesgo nacional en 67 puntos básicos.

Con el euro de nuevo subiendo a 1,2178 dólares, el precio del petróleo cede casi un 1% sin llegar a perder los 71 dólares el barril de tipo Brent, la referencia europea, mientras que el West Texas, la estadounidense, cotiza ne 68,71 dólares.