Interior de la Bolsa de Madrid. / bme

El Ibex se queda a las puertas de los 9.200 puntos

Siemens Gamesa lidera las subidas del selectivo tras ser suspendida de negociación ante los rumores por una opa de exclusión

Clara Alba
CLARA ALBA Madrid

Suma y sigue. El Ibex acumula una nueva sesión de subidas con avances del 0,31% que, sin embargo, no han sido suficientes para que el selectivo cierre por encima de los 9.200 puntos. En concreto, su gráfica despide el martes en 9.183 puntos, con Siemens Gamesa como principal protagonista liderando la parte alta de la tabla con subidas del 4,4% hasta los 26,52 euros por acción.

No ha sido una sesión tranquila, ni mucho menos, para el valor, que a primera hora era suspendido de negociación en medio de las especulaciones que apuntaban a una posible opa de exclusión. Unas horas después, Siemens Energy, la matriz con un 67% de su capital, comunicaba a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que «actualmente» no tiene planes para llevar a cabo esa operación. El supervisor levantaba la suspensión y los títulos de la compañía volvían al parqué con fuertes subidas que se han mantenido hasta el cierre.

Al alza se sitúan también IAG, BBVA, Solaria o Meliá, con avances de más del 2% en la jornada. Sin embargo, el peso de las caídas ha impedido subidas mayores en el conjunto del parqué nacional. Destaca Banco Sabadell, que ha pasado de liderar los números verdes a hacer lo propio en el rojo con caídas de más del 2% en su cotización.

La entidad anunció el lunes que negocia ya la venta de su negocio andorrano tras recibir una oferta de MoraBanc, una de las bancas privadas más importantes del Principado. Desde el departamento de análisis de Bankinter calculan que la filial tendría un valor de mercado comprendido entre 100 y 120 millones de euros, por lo que el banco ingresaría entre 51 y 61 millones de euros con la operación (equivalente al 1,4% de su capitalización bursátil).

Pese a todo, los inversores confían en haber dejado atrás lo peor de la pandemia y, pese a los débiles datos de PIB que se van conociendo por todo el globo, el futuro parece prometedor. Pese a que la recuperación sigue imponiendo cierto aire de prudencia ante un posible repunte de la inflación, los bancos centrales parecen dispuestos a aguantar al máximo para acometer el giro definitivo en sus políticas monetarias. Es decir, comenzar la retirada de estímulos para evitar que los precios se disparen.

Los analistas de Link Securities coinciden en que el mercado se dividirá entre dos tendencias en las próximas semanas, si no meses. Por un lado, el optimismo que generan los procesos de vacunación en todo el mundo por su impacto en el ritmo de recuperación económica. Por otro, el miedo a la inflación y a que esta variable termine condicionando las políticas no solo monetarias, sino también fiscales de los países.

Los inversores también han permanecido atentos a la evolución de los bonos a diez años en los países periféricos, con un repunte de las rentabilidades que provoca que la prima de riesgo italiana se sitúe en 122 puntos básicos, por primera vez superando a la griega, que marca este martes 120 puntos básicos.

Con el euro de nuevo por encima de 1,2186 unidades en su cruce con el dólar, el precio del petróleo retoma las subidas, con el barril de tipo Brent, de referencia en Europa, rozando los 70 dólares, mientras que el West Texas, la referencia estadounidense, supera los 66,5 dólares.