Entrada a la Bolsa de Madrid. / europa press

El Ibex pierde los 8.900 puntos lastrado por la banca

El selectivo español se deja casi un 1% al cierre hasta los 8.860 puntos

Clara Alba
CLARA ALBA Madrid

El Ibex-35 lo va a tener difícil para recuperar los 9.000 puntos, al menos hasta conocer la referencia clave de la semana que llegará el miércoles de la mano de las actas de la última reunión de la Reserva Federal. Al cierre del martes, el selectivo pierde casi un 1% hasta los 8.860 puntos, en una jornada en la que la apertura bajista de Wall Street tampoco ha ayudado a calmar los ánimos.

Hace ya más de una semana que el parqué nacional no logra rebasar los 9.000 puntos, en medio de las dudas por la subida de la inflación y su impacto en las políticas monetarias de los bancos centrales y, más recientemente, por el repunte de los casos de coronavirus de la variante Delta.

El riesgo de que la subida de contagios frene la recuperación del turismo afecta de manera especial a la Bolsa española, con una economía muy dependiente del sector y grandes valores en el parqué, como IAG o Amadeus, representando a estas compañías.

De hecho, los valores más ligados al ciclo que el lunes lideraron la tabla, son este martes el principal lastre del selectivo, con caídas de más del 5% para Sabadell y de más del 3% para CaixaBank o Santander.

ArcelorMittal y Acerinox también han sido golpeadas con las ventas, con números rojos al cierre que superan el 5% y el 3%, respectivamente. Acerinox, además, se ha visto afectada por el recorte de recomendación que han asestado al valor los analistas de Credit Suisse. En concreto, la firma ha rebajado de 'sobreponderar' a 'neutral' su consejo sobre la compañía.

Atentos al petróleo

Los inversores han seguido muy de cerca la evolución de los precios del petróleo, uqe siguen en niveles muy elevados después de que la OPEP y sus aliados no alcanzasen ayer un acuerdo para posibles recortes en la producción a medio plazo.

El barril de Brent, de referencia en Europa, ha tocado máximos de dos años sobre los 77 dólares, mientras que el West Texas, la referencia estadounidense, alcanza ya los 76 dólares. A media tarde, los precios empezaban a replegar, aunque nadie duda de que la subida será una tendencia si la OPEP no logra cerrar un acuerdo para incrementar la producción.

Los precios también se ven influidos por la debilidad del dólar, con el euro recuperando terreno a punto de reconquistar las 1,19 unidades en su cruce con el billete verde.