Interior de la Bolsa de Madrid. / efe

El Ibex pierde un 2,6% y se despide de los 8.800 puntos

Las Bolsas europeas caen con fuerza ante la renovada presión inflacionista con los precios del petróleo en máximos de tres años

Clara Alba
CLARA ALBA

Martes negro para las Bolsas europeas, con fuertes pérdidas que al cierre se agravaban ante los números rojos que también amenazaban en Wall Street. El Ibex-35 se hundió un 2,59% en su segunda peor jornada del año, hasta los 8.769 puntos, alejándose con contundencia de los 9.000 que llegó a sobrepasar el lunes.

El motivo hay que buscarlo en una serie de factores que confluyen en una única conclusión: las presiones inflacionistas han resurgido con fuerza y los inversores tienen cada vez más claro que el alza de los precios no será tan pasajero como hasta hace poco estimaban los principales bancos centrales del mundo.

Un sentimiento que ayer se vio acentuado con la escalada de los precios del petróleo a máximos de tres años. «Desde el pasado 23 de agosto el precio sube un 25% y podría seguir así de confirmarse el déficit de producción frente a una creciente demanda de cara a la temporada de invierno», advierten los analistas de Renta 4 Banco.

Bancos centrales

La perspectiva de que esta situación se prolongue en el tiempo contribuyendo a mantener la inflación al alza, hace temer a los inversores que tanto la Fed estadounidense como el Banco Central Europeo (BCE) puedan verse obligados a retirar sus políticas de estímulo mucho antes de lo previsto. Y esto se ha reflejado también en el mercado de deuda, donde los inversores se han apresurado a vender sus bonos provocando una fuerte subida de las rentabilidades (que se mueven de manera inversa al precio).

El interés del denominado 'Treasury' (bono estadounidense a diez años) se mueve ya sobre el 1,52%, cuando hace apenas una semana rondaba el 1,30%. En esta evolución también ha tenido mucho que ver el temor a un nuevo cierre de la Administración estadounidense, ante la batalla política que ha impedido, de momento, el acuerdo en el Congerso para elevar el techo de deuda en el país.

Este mismo martes, Jerome Powell ha comparecido ante la Comisión de Banca del Senado, reconociendo que las presiones en los precios están siendo superiores y más duraderas de lo que se esperaba en un principio. Sin embargo, quiso mandar un mensaje de calma al asegurar que la economía sigue lejos de su máximo de empleo, confiando en que la inflación vaya convergiendo hacia el objetivo del 2% en los próximos meses. «Dicho esto, Powell también deja claro que la Fed actuará contra ella en caso de que sea necesario», recuerdan los analistas de Link Securities.

Con este telón de fondo, solo tres valores lograron ayer resistir en positivo la oleada de ventas en el paqué nacional: Aena, Naturgy y Repsol, que lideró la tabla con una subida del 0,53% gracias al avance en los precios del crudo. Los bancos estuvieron entre los más bajistas de la sesión, aunque fue Fluidra el que presentó mayores pérdidas con una caída del 8,58%, seguida de Solaria e Inmobiliaria Colonial, que cedieron un 4,89% y un 4,19%, respectivamente al cierre de una sesión para el olvido