Efe

La Bolsa inicia la semana con otra caída del 2,4%

El Ibex-35 se sitúa al borde de los 8.300 puntos ante el temor por las consecuencias económicas de las nuevas restricciones del coronavirus

COLPISA

Después de cerrar el pasado viernes su peor semana desde enero con un batacazo del 3%, la Bolsa española no levanta cabeza y ha comenzado esta semana con otra caída del 2,4%. Con este nuevo retroceso, ha cerrado al borde del 8.300 puntos, fundamentalmente por el temor a las repercusiones económicas por el auge de los contagios en toda Europa. Estas próximas jornadas vendrán marcadas por el inicio de la presentación de resultados del primer semestre, como los de Iberdrola y Bankinter, así como por la reunión del BCE, el próximo jueves.

De esta forma, el selectivo cerraba la jornada al borde de los 8.300 puntos, un nivel que no registraba desde el pasado mes de marzo. Además, ha perdido un 5,84% con respecto al lunes pasado y un 8,07% en relación al nivel alcanzado hace un mes, el 18 de junio.

En la jornada de hoy los inversores también estaban pendientes de la evolución del crudo tras el acuerdo alcanzado entre la OPEP y sus socios para aumentar gradualmente su producción desde agosto.

En este contexto, el barril de petróleo West Texas Intermediate (WTI), de referencia para Estados Unidos, cotizaba en 66,96 dólares, tras caer un 6,80%, mientras que el crudo Brent, de referencia para Europa, marcaba un precio de 69,19 dólares, con un descenso del 5,99%.

En la sesión de este lunes, la mayor parte de los valores cotizaban en negativo, liderados por IAG (-5,58%), Repsol (-4,43%), Ferrovial (-4,16%), Aena (-4,00%), Sabadell (-3,91%), Amadeus (-3,49%), BBVA (-3,46%) y Banco Santander (-3,41%), mientras que en el lado contrario se situaban Almirall (+1,33%), PharmaMar (+1,25%) y Siemens Gamesa (+0,68%).

El resto de bolsas europeas también cotizaban con pérdidas del 2,62% para Fráncfort, del 2,34% para Londres, del 2,54% para París y del 3,34% para Milán.

Por último, la cotización del euro frente al dólar se colocaba en 1,1801 'billetes verdes', mientras que la prima de riesgo española se situaba en 66,1 puntos básicos, con el interés exigido al bono a diez años en el 0,273%.