Imagen de recurso de bitcóin. / reuters

El Banco Central de China declara ilegales todas las criptomonedas

El bitcóin cae un 5% y el ethereum un 8% después de este nuevo paso del gigante asiático para prohibir las transacciones y el minado de 'criptos'

Clara Alba
CLARA ALBA

China endurece su batalla contra las criptomonedas. El Banco Central del gigante asiático ha emitido este viernes un duro comunicado en el que advierte de que, a partir de ahora, tratará todas las actividades relacionadas con monedas virtuales como ilegales.

En un aviso en su página web, el organismo ha lanzado la prohibición sobre actividades como los pagos, el trading e incluso la actividad publicitaria con este tipo de criptoactivos, indicando que su carácter especulativo puede poner en riesgo la estabilidad financiera nacional.

El objetivo de la medida es frenar el imparable crecimiento del minado de las criptomonedas en el país, un proceso en el que se emplean potentes ordenadores para obtener estos activos virtuales mediante la tecnología blockchain.

Entre la batería de afectados se incluirían servicios de tipo de cambio entre monedas oficiales como el dólar o el yuan y criptodivisas, así como la compensación y liquidación de contrapartes en los mercados o la emisión de los denominados 'tokens' (ficha virtual que representa un valor).

La noticia no ha tardado en causar un pequeño terremoto en el mercado, con caídas del 5% para el bitcoin y algo más potentes, de más del 8%, para el ethereum. Estos descensos también han pasado factura en Bolsa a las compañías relacionadas con el sector, con desplomes del 13% para la empresa británica de minería de criptomonedas Argo Blockchain, o del 3% para Nothern Data, del mismo sector.

Del mismo modo, la plataforma de compra y venta de criptomonedas Coinbase también pierde más de un 4%, igual que la popular Robinhood Markets.

La guerra de China contra las criptomonedas no es nueva. Pero sin duda este es el paso más decisivo que han dado las autoridades del país para frenar la operativa de minado que, según indican desde hace tiempo, está provocando un aumento imparable de los fraudes financieros. Por eso, el Banco Central también especifica que las empresas que proporcionen este tipo de servicios a los ciudadanos chinos residentes en el extranjero a través de Internet, también serán tratados como culpables de actividad ilícita.

El movimiento de las autoridades se produce, además, en un momento en el que otros países también estudian cómo regular este mercado que ha puesto en guardia a los bancos centrales del mundo, principales emisores de las monedas tradicionales. Hace solo unas semanas, El Salvador decidía adoptar el bitcoin como moneda de curso legal.

En otras regiones los pasos dados por los reguladores han ido más encaminados a vigilar el impacto de estos activos, caracterizados por su elevada volatilidad, entre los inversores minoristas. En España, por ejemplo, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ultima ya la propuesta para regular la publicidad de los criptoactivos. Entre otras medidas, la propuesta incluye que toda campaña que se dirija a más de 100.000 personas tendrá que realizar una comunicación previa al supervisor al menos 15 días antes de su inicio.