Turismo

Los apartamentos sufren la peor caída de turistas de la década

01/03/2019

El sector extrahotelero de las islas pierde un 7,3% de pernoctaciones en enero respecto a 2018. Es la mayor caída en la última década. Los ocupados en los alojamientos descienden un 2%

La oferta de apartamentos turísticos de Canarias, beneficiada especialmente durante los excepcionales años de crecimiento del destino por la sobredemanda vacacional, ha recibido su primer gran zarpazo de realidad en este arranque de 2019. La oferta extrahotelera del archipiélago registró en enero de este año 2,5 millones de pernoctaciones, prácticamente 200.000 menos que en el mismo mes del pasado año, lo que representó un descenso del 7,3% de los resultados, según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística.

Estos alojamientos perdieron además 23.771 clientes, hasta quedarse en poco más de 270.123 alojados, un 8,1% menos interanual. Esta caída de los resultados de enero es la más importante, con diferencia, de las que ha sufrido este segmento turístico en un arranque de año desde el fatídico 2009, cuando el destino tocó fondo como consecuencia de la crisis económica que sacudió sobre todo al turismo nacional.

El sector extrahotelero ha ido perdiendo fuelle en Canarias en los últimos tiempos, debido al trasvase progresivo de la demanda vacacional hacia otros modelos, como el hotelero, o incluso el alquiler vacacional de viviendas. En los últimos años los apartamentos habían logrado contener la pérdida de clientes, e incluso ganó turistas en 2012 y 2016.

Un espejismo que se ha desvanecido en este inicio de 2019, porque el paso atrás ha sido demoledor: la serie estadística histórica del INE, que comienza en el año 2000, no había constatado nunca unos datos tan pobres ni de clientes ni de pernoctaciones.

También cayó en 2,6 puntos porcentuales la ocupación de los apartamentos canarios, hasta el 79,6%, una tasa con la que, a pesar de todo, el archipiélago sigue liderando las estadísticas nacionales.

La caída de los resultados del los extrahoteleros se ha traducido además en el descenso del empleo en el sector: en enero los apartamentos sumaban 11.456 ocupados en Canarias, lo que significa que se han perdido un 2% de trabajadores respecto al mismo mes del pasado año, es decir, 237 menos.

El retroceso de la demanda vacacional en las islas en enero aceleró además en el inicio de 2019 la pérdida de oferta de apartamentos. En el primer mes del año se contabilizaron 152.027 plazas extrahoteleras regladas en el archipiélago, casi 7.000 menos que un año antes.

La sobredemanda turística que vivió el destino canario sobre todo en 2016 y 2017, cuando la petición de camas por parte de los turoperadores superaba la oferta, provocó la reapertura de complejos extrahoteleros que habían salido de la explotación, y se llegaron a rozar las 160.000 plazas. Los hoteleros advirtieron entonces que, en muchos casos, se trataba de una oferta de baja calidad que se aprovechaba de las circunstancias. Las aguas vuelven ahora a su cauce.