Lidl cierra 2018 con dos nuevas aperturas en las islas

19/12/2018

La cadena de supermercados invierte 13 millones de euros en el archipiélago y genera cien nuevos empleos en el último año

Lidl Supermercados cierra 2018 con un total de 27 establecimientos repartidos por cinco islas y un gran centro logístico en Güímar, Tenerife, según informó ayer la cadena de supermercados. Dos de ellos han abierto sus puertas este mismo año: el de la Avenida 3 de Mayo, en Santa Cruz de Tenerife y el de Playa Honda, en Lanzarote, que además se ha convertido en el primer supermercado sin bolsas de compra de plástico en Canarias – medida que se irá implantando en el resto de tiendas hasta finales de año-.

«Con la sostenibilidad como uno de los ejes centrales sobre el que gira el modelo de negocio de la cadena, Lidl continúa con el proceso de modernización de sus establecimientos adaptándolos a su modelo de tienda eficiente: tiendas más amplias, con gran aprovechamiento de la luz natural, con sistemas de generación y conservación de energía y construidas bajo estrictos criterios de eficiencia energética», explicó la compañía.

En 2018 la compañía ha renovado la imagen de sus tiendas de Puerto del Rosario, La Palma y Granadilla de Abona, ha modernizado las de La Laguna y Puerto de la Cruz y ha realizado una ampliación de parking en el establecimiento de Las Chafiras. Todo ello, gracias a una inversión de más de 13 millones de euros.

Desde su llegada a las Islas en 2010, Lidl ha construido una amplia red de tiendas gracias a su mayor activo: sus empleados, que rozan ya el millar. Sólo en el último año la cadena ha aumentado en un 10% su plantilla contratando a un centenar de personas que comienzan su carrera profesional en una empresa referente en el sector en materia de empleo, en la que el 95% de la plantilla tiene contrato indefinido.

A esto se suma su apuesta por los proveedores locales, trabajando en la actualidad con más de un centenar a los que en 2017 compró artículos canarios por valor de 33 millones de euros. La cadena cuenta con el sello propi o «Compro Canario» que engloba ya más de 300 referencias elaboradas en el archipiélago.