Las grandes cadenas hoteleras se preparan para reabrir

Las compañías están listas para volver a la actividad y reabrir sus establecimientos en el archipiélago. Algunas ya tienen fecha concreta, como NH, que arranca esta semana con el Imperial Playa en la capital grancanaria e Iberostar que abrirá en la segunda quincena. Otras como RIU esperan por «mayor claridad» en la llegada de vuelos para decidir. En su web al igual que en la de Barceló ya es posible hacer reservas para junio.

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ

Las grandes cadenas hoteleras de España están preparadas para volver a la actividad y reabrir sus establecimientos en Canarias. Algunos ya tienen fecha concreta para el arranque de su desescalada mientras que otros están a la espera de que desde el Gobierno se concrete qué día comenzará la movilidad interprovincial y cuándo se abrirán las operaciones internacionales para empezar.

Una de las primeras cadenas españolas que ya ha arrancado es NH, con tres hoteles en las islas. Ayer reabrió el NH Nacional en Madrid y el viernes 5 de junio le tocará el turno al NH Imperial Playa. El otro que tiene en la capital grancanaria, el NH Playa de Las Canteras abrirá más adelante, cuando haya demanda para cubrir los dos hoteles.

La desescalada iniciada ayer le llevará a abrir a lo largo de junio un total de 200 hoteles en todo el mundo, lo que supone la mitad de sus establecimientos. A nivel europeo hace ya semanas que retomó la actividad en países del norte como Holanda y Alemania, donde se inició antes la vuelta a la normalidad.

El gigante hotelero RIU, con 17 hoteles en las islas, está a la espera de que se definan las fechas de los primeros vuelos y se materialicen las reservas para tomar decisiones. Ahora mismo es posible realizar reservas en su web para el último fin de semana de junio (26-28) en 14 de los 17 establecimientos que tienen en las islas pero por el momento no hay nada cerrado. «Estamos listos y deseando retomar la actividad, reabriendo hoteles de forma progresiva pero necesitamos claridad y confirmación oficial de apertura de vuelos intraeuropeos y del movimiento dentro de España», indican fuentes de la cadena que reconocen que el cliente se encuentra en la misma situación. Según apuntan, las búsquedas y el tráfico en su web ha crecido en los últimos días (ayer había establecimientos con hasta 40 reservas hechas en 24 horas como el Riu Gran Canaria, en Maspalomas) pero no se concretan las compras. «El cliente también necesita certezas para completar sus reservas», apuntan estas fuentes.

Una vez se concreten estas reservas Riu decidirá cuáles abre y en qué orden.

La cadena canaria Lopesan también demanda esa claridad al Gobierno de España para concretar su calendario de aperturas. El director comercial de Lopesan, José Alba, apunta que la intención del grupo es «abrir lo antes posible» una vez una vez se confirmen los vuelos nacionales e internacionales. En cualquier caso, en su web es posible reservar a partir del 10 de julio.

Iberostar, con 12 hoteles en Canarias entre ellos el Heritage Grand Mencey de Santa Cruz de Tenerife, tiene previstas ocho aperturas en las islas en la segunda quincena de junio. El emblemático Mencey está previsto que retome su actividad en julio mientras que hay tres (dos en Lanzarote y uno en Costa Adeje, en Tenerife) que no tienen fecha.

El grupo Barceló también está listo ya para retomar la actividad, según indican fuentes cercanas. Para el 8 de junio prevé la apertura del Santa Catalina y el Occidental en la capital grancanaria, así como el Contemporáneo en Santa Cruz de Tenerife. El 1 de julio sigue con otras aperturas como el Barceló Santiago, al sur de Tenerife o el Royal Hideaway Corales Suites.

Sin embargo, estas reaperturas están a la espera dé que el Gobierno de España dé el visto bueno a una modificación sobre los ERTE para decidir el calendario y plazos para la apertura de sus 18 hoteles en las islas. Desde Barceló, al igual que sucede con otras cadenas turísticas y empresas de otros sectores, se pide que las aperturas se puedan ir haciendo por centro de trabajo, de forma que si se abre un hotel pero otro sigue cerrado, los trabajadores del segundo sigan en un ERTE por fuerza mayor y no se entienda como parcial porque penaliza. Fuentes cercanas indican que está situación está retrasando la vuelta a la actividad de muchas empresas. «Esperamos que esta semana haya novedad», indican estas fuentes.

Meliá, con 18 establecimientos, y AC Hotels, no han concretado aún su fecha de apertura.