La lucha contra el coronavirus

Lagarde dice que Europa "ha tocado fondo"

04/06/2020

La economía de la zona euro ha registrado una caída sin precedentes en el segundo trimestre del año, tras registrar una contracción del 3,8% en los tres primeros meses de 2020.

Esta caída hace prever que la economía de la zona euro experimentará un rebote de la actividad en la región a partir del tercer trimestre, según ha anunciado la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, en la rueda de prensa posterior a la reunión de su Consejo de Gobierno.

"Existen síntomas de una recuperación tibia", ha señalado Lagarde, destacando que las últimas encuestas sugieren que el desplome de la actividad tocó fondo en mayo y anticipan un rebote en la segunda mitad de 2020 a medida que se levantan las medidas de confinamiento, aunque la velocidad y escala del rebote "siguen siendo inciertas".

En este sentido, Lagarde ha subrayado que el Consejo de Gobierno del BCE mantiene su compromiso para hacer todo lo necesario para cumplir su mandato y hacer que la política monetaria de la entidad se transmita sin dificultades a todos los rincones de la eurozona. Asimismo, la francesa ha reiterado la disposición del BCE para ajustar sus instrumentos en función de las necesidades.

De este modo, los economistas del BCE han ajustado sus proyecciones macroeconómicas y en su escenario base ahora anticipan una caída del PIB de la eurozona del 8,7%, que en 2021 pasará a ser un rebote del 5,2% y en 2022 se moderará al 3,3%.

En el caso de la inflación, el deterioro de la economía y la caída de la demanda y de los precios de la energía han llevado al banco central a revisar a la baja sus estimaciones, hasta el 0,3% en 2020 y el 0,8% en 2021, mientras que para 2022 prevé que los precios subirán un 1,3%.