La OCDE aconseja a España subir la edad de jubilación

23/11/2018

La OCDE recomendó a España una reforma de las pensiones que incluya vincular la edad de jubilación obligatoria con la esperanza de vida en el momento de la jubilación y que contemple elevar el número de años de cotización exigidos para poder retirarse con la pensión completa.

El Estudio Económico España 2018 publicado por la OCDE sugiere también ampliar el periodo de la vida laboral sobre el que se calcula la cuantía de la pensión en el momento de la jubilación. Asimismo, aboga por dar mayor flexibilidad para combinar trabajo y pensión, y por promover los planes de pensiones de empresa. El estudio pide ir más allá respecto a las últimas reformas de pensiones, a la vista de que el envejecimiento de la población va a seguir presionando las finanzas públicas, con la previsión de que en 2050 la tasa de dependencia de la tercera edad se habrá duplicado «con creces».

De acuerdo con la reforma de las pensiones de 2011, que está entrando en vigor de manera escalonada, la edad de jubilación aumenta de 65 a 67 años, en tanto que el periodo de cómputo para calcular la pensión se eleva de 15 a 25 años y los años cotizados exigidos para cobrar la pensión completa suben de 35 a 37 años (38,5 años si se anticipa la edad de jubilación).

El informe incide en que, incluso con las reformas de 2011y 2013, las tasas de sustitución (porcentaje que supone la pensión respecto al último salario) para carreras profesionales completas se mantienen por encima de la media de la OCDE.

Junto con el desafío del envejecimiento, la OCDE señala la elevada deuda pública como el otro factor a corregir para afianzar la sostenibilidad de las finanzas públicas y reclama al Gobierno ajustarse a los objetivos fiscales a medio plazo para garantizar una reducción duradera del endeudamiento.