La obligación del registro horario y el derecho a la desconexión digital continúan siendo intocables

17/06/2020

Pronto acabarán las fases y no sabemos lo que vendrá después. Lo que sí se mantendrá, al igual que lo hizo durante la difícil etapa de confinamiento, es la obligación de la empresa de llevar un registro horario de la jornada laboral de sus trabajadores y el derecho del empleado a la desconexión digital.

Se han trabajado muchas horas extraordinarias que no se han contabilizado debidamente. Las estadísticas hablan de una media de 2 horas diarias, bien sea porque no se disponía de un método de registro que se adaptara a las circunstancias cambiantes del trabajo, o bien por lo caótico de la situación, dada a la improvisación y a la cultura de "arrimar el hombro cuando toca".

El futuro del trabajo estará formado por una mezcla de modalidades: teletrabajo, presencial o semipresencial, con todos o parte de la plantilla trabajando en horarios y lugares diferentes, pero teniendo que remar de igual forma hacia el objetivo común y teniendo además que conciliar con la vida fuera del trabajo.

Por este motivo en MHP, empresa canaria con sede en Las Palmas de Gran Canaria, presencia en varias ciudades españolas y en Portugal, han centrado sus esfuerzos en ofrecer varias alternativas de fichaje a sus clientes.

Ha aumentado considerablemente la demanda de métodos de fichaje que no requirieran contacto y que fueran combinables entre sí, facilitando el registro de la jornada laboral efectiva, fuera cual fuera la modalidad de trabajo del empleado en cada momento.

Entre los métodos más demandados destacan: el fichaje por app móvil, pudiendo geolocalizarse, el fichaje por web y el fichaje mediante llamada telefónica. Sistemas sencillos, que cuentan con todas las garantías sanitarias.

Por su parte, la desconexión digital está íntimamente ligada al registro horario. Su defecto, puede desembocar en el síndrome del burn out o del trabajador quemado por estrés laboral, con consecuencias devastadoras, que pueden acabar en una baja crónica para el empleado.

Resulta evidente que controlar el horario laboral pactado o la realización de unas horas, a trabajar de forma flexible si se quiere, contribuye a separar parcelas vitales, como las de la familia y el descanso y a controlar las horas extra, de producirse.

MHP cuenta con un Servicio Integral de Gestión de Horarios, con más de 25 años de experiencia, que permite el registro horario de la jornada y la gestión de vacaciones y permisos.