La lucha contra el coronavirus

La economía sufrió un desplome histórico del 5,2% hasta marzo por el impacto del coronavirus

30/06/2020

La economía se desplomó en el primer trimestre del año debido al parón de la actividad desde que se decretó el estado de alarma a mediados de marzo

A pesar de que solo fueron quince días de todo el trimestre, la economía española se hundió un 5,2%, el peor dato de la serie histórica del INE que comenzó en 1970, según los datos publicados este martes por el organismo.

Hasta ahora, la mayor caída del PIB trimestral se había registrado en 2009, en plena crisis económica, pero el retroceso fue del 2,6%, la mitad que en esta ocasión. El parón de la actividad por el coronavirus ha supuesto que la economía rompa la tendencia al alza de los últimos nueve meses, cuando la economía creció un 0,4% en el segundo, tercer y cuatro trimestre de 2019.

El INE ya había adelantado este dato el pasado mes de abril, que ahora confirma y supone empeorar las previsiones del Banco de España, que ya ha avisado de que el segundo trimestre será aún peor, aunque pronostican una ligera recuperación en el tercero y cuarto.

La caída del PIB se explica por el desplome del consumo de los hogares (-6,6%) y la inversión empresarial (-8%) y en vivienda (-5,9%), así como en el hundimiento de las exportaciones (-8,2%) y las importaciones (-6,6%). Por el contrario, el gasto público pisó el acelerador en el primer trimestre y creció un 1,8%, su mayor alza en doce años, desde el primer trimestre de 2008, como consecuencia de la puesta en marcha de las primeras medidas gubernamentales para paliar los efectos de la crisis en las empresas y las familias.

En tasa anual, el PIB se contrajo un 4,1% frente al crecimiento del 1,8% el trimestre anterior. Es el mayor descenso desde el segundo trimestre de 2009, cuando la economía española se desplomó un 4,4% en plena crisis financiera. El PIB no registraba tasas interanuales negativas desde finales de 2013. Esta gran caída del PIB se debe a que la demanda nacional restó 3,7 puntos al PIB del primer trimestre (5 puntos inferior que en el cuarto trimestre de 2019), mientras que la demanda externa restó 0,4 puntos, nueve décimas menos que el trimestre pasado.

Más de 100.000 puestos de trabajo destruídos

El empleo, medido en horas trabajadas, cae el 5% respecto al trimestre anterior condicionado por un descenso del 1,9% en los puestos de trabajo a tiempo completo. Respecto a hace un año, se han destruido 102.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, en tanto que la productividad por puesto de trabajo equivalente bajó un 3,5%.

La remuneración de los asalariados creció un 2,6% interanual, mientras que el excedente bruto de explotación (asimilable al margen empresarial) cayó un 8,1%. Esta subida de la renta de los asalariados es consecuencia del aumento del 0,8% anual del número de asalariados, 1,7 puntos inferior al del trimestre precedente, y de que la remuneración media por asalariado creció un 1,8%, frente al 1,9% del cuarto trimestre.

Las ramas de actividad con mayores caídas trimestrales fueron el comercio, transporte y hostelería (-11,1%), actividades artísticas y recreativas (-8,5%), actividades profesionales, científicas y técnicas (-6,1%) e información y telecomunicaciones (-2,7%). Destaca, no obstante, el incremento trimestral de las actividades financieras y de seguros, con un aumento del 3,4%.

El ahorro de los hogares toca su mayor nivel desde hace 16 años

Los hogares españoles gastaron entre enero y marzo menos de lo que ingresaron, lo que llevó a que su tasa de ahorro se situara en el 1,7%, su valor más alto en un primer trimestre desde 2004, según los datos del INE, que en el primer trimestre de 2019 informaba de una tasa de ahorro negativa (-4,9%).

El estado de alarma y el confinamiento de la población en la segunda quincena de marzo supuso que los hogares españoles aumentaran su renta disponible bruta un 1,2%, hasta 176.013 millones de euros, y su gasto en consumo se situó por debajo de esta cantidad, en 172.515 millones de euros, un 5,2% menos, de forma que su ahorro fue positivo.

El ahorro de los hogares se situó así en 3.043 millones de euros, frente a los -8.551 millones de euros del primer trimestre de 2019.