La construcción ‘salva’ el mercado laboral canario

02/06/2020

La recuperación de la actividad de la construcción permitió que en este sector se crearan 2.144 puestos de trabajo en mayo en Canarias, lo que equilibró la destrucción de casi 2.500 empleos en servicios.

En Canarias se destruyeron en mayo 631 puestos de trabajo respecto al mes anterior, un descenso relativo del 0,08% que sitúa el número medio de afiliados en las Islas en 758.715 personas.

El retroceso, aunque mínimo en términos relativos, contrasta con el resultado en el conjunto del país, donde comienzan a darse cifras positivas, aunque muy débiles: en todo el territorio nacional la afiliación media aumentó en 97.462 empleados, lo que vuelve a dar muestra de la mayor sensibilidad del Archipiélago a los efectos de la pandemia y la pérdida de actividad.

La caída de la afiliación se reflejó en todos los sectores de actividad, a excepción de la construcción, donde se apreció un incremento de 2.144 efectivos durante el mes de mayo, hasta alcanzarse los 47.481 ocupados.

Este despertar de la construcción en las islas tras la suspensión de la actividad que generó el estado de alarma a partir del 14 de marzo compensó en buena medida la pérdida de empleo que continuaron sufriendo el resto de los sectores, y de manera especialmente intensa al conjunto de los servicios donde se perdieron 2.475 afiliados, sobre todo en la actividad comercial (-953 personas), en educación (-695 trabajadores) y en las actividades administrativas” (-445 empleos).

El empleo también se redujo en la agricultura, en la que se apreciaron 262 trabajadores menos que en abril; y en el sector industrial, la cifra de afiliación retrocedió en 38 inscritos, en comparación con el dato del mes precedente.

En términos interanuales, la cifra de afiliados medios en Canarias se mantuvo en la senda negativa, con 50.929 ocupados menos que en el mismo mes del ejercicio anterior, destacando la caída de 41.221 empleos que han experimentado el conjunto de los servicios, la mayor parte de ellos en la hostelería (-14.127 afiliados), el comercio (-9.296 personas) y las actividades administrativas (-6.891 efectivos).

El resto de los sectores también acusaron caídas interanuales en la afiliación media, apuntándose un importante decrecimiento de 6.703 afiliados en la construcción; tras el que se situaron el sector industrial, donde el número de afiliados se contrajo en 2.223 personas; y la agricultura, con 782 efectivos menos que en mayo de 2019.