El consejero delegado de Jet2 y Jet2holidays cree que, en cuanto el Reino Unido ponga a Canarias en el semáforo verde, habra una explosición de reservas a las islas. / C7

«Las islas volverán al nivel prepandemia de turismo en el verano de 2022»

El consejero delegado del principal turoperador británico asegura que, en cuanto el Reino Unido coloque a Canarias en el semáforo verde habrá una «explosión» de reservas hacia el archipiélago. Asegura que el fenómeno migratorio de las islas no ha influido en su imagen ni la percepción de los británicos

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

El consejero delegado del principal turoperador británico: Jet2 y Jet2holidays, se muestra convencido de que en el verano de 2022 las islas recuperarán el nivel prepandemia en volumen de turistas del Reino Unido. Anticipa que, una vez que el Gobierno británico incluya a Canarias en el semáforo verde, habrá una «explosión» de reservas hacia las islas. Eso sí, advierte de que una vez se vayan abriendo destinos la competencia será muy dura y Canarias tendrá que pelear.

- Es previsible que el Gobierno del Reino Unido incluya a Canarias entre los destinos con semáforo verde a finales de esta semana. Si se confirmara, ¿adelantaría Jet2 y Jet2holidays el reinicio de operaciones previsto para el 24 de junio?

- No, no adelantaremos operaciones más que nada porque estamos preparándonos para estar al cien por cien el 24 de junio. Tenemos que dar formación de nuevo a los pilotos, tripulación el personal de operaciones, los ingenieros... Sería muy difícil para nosotros empezar antes del 24 de junio. También ocurre con los hoteles que deben estar al cien por cien de su operatividad cuando lleguen los clientes. No podemos utilizar a los pasajeros o clientes como prueba para ver si estamos preparados. Hay que estar al cien por cien.

«Cuando lleguen los turistas hay que estar al 100%. No se puede sacrificar ni en personal ni servicio. No pueden darse cuenta del mal año que hemos tenido todos»

- ¿Será suficiente la entrada de Canarias en el semáforo verde para que vuelvan los británicos este verano? ¿Habrá una explosión de reservas o será progresivo y tendrán las islas que esperar a la temporada de invierno para tener buenos volúmenes de turismo del Reino Unido?

-Estoy seguro de que la inclusión de Canarias en el corredor verde va a generar una explosión de reservas. Ahora mismo la gente está desesperada para irse de vacaciones. Solo tiene dos destinos a los que poder ir: Portugal y Azores, y Canarias es bien conocida y además tiene producto para servir a todo tipo de público. Estoy seguro de que, si se produce esa inclusión, va a ser muy positivo para Canarias.

-Ante esas perspectivas, ¿con qué programación arrancarán el próximo 24 de junio?

-Es muy difícil o casi imposible por ahora hacer una predicción de la operativa. En parte porque las reservas son muy bajas y no sabemos con certeza que va a pasar. Canarias, además, va a competir con el resto de destinos que vayan entrando a la lista verde, como Malta, Chipre, Turquía... Todo el mediterráneo. Muchos clientes británicos el año pasado solo pudieron viajar allí, lo han probado y hay que intentar recuperar parte de este turismo. Los hoteleros deben tener esto en mente.

-¿Se refiere con esto a que van a tener que tirar precios para poder competir?

-Es una mezcla de todo. Va a haber en el mercado ofertas muy agresivas porque van a tener los hoteleros la necesidad de llenar habitaciones y lo que tenemos que hacer, tanto turoperadores como hoteles, es no mirar solo al competidor dentro de la isla o del país. Hay que ir más allá porque cada vez que un país entre en la lista verde será un incentivo para los clientes al poder ir a otro sitio. Esto hay que tenerlo claro. Y también no se puede escatimar en la atención y el servicio al cliente. No podemos sacrificar en personal ni en servicio. Tenemos que dar el mejor servicio al cliente para que no se de cuenta del mal año que hemos tenido todos.

-Va a ser entonces un verano de guerra total de precios y poco ingreso. Canarias tendrá que espera al invierno para facturar.

-Eso dependerá de cuántos destinos se incluyan en el corredor verde. Todo dependerá de la demanda. Si hay muchos destinos habrá una gran competencia en precios; si hay pocos habrá mucho demanda y menos oferta y los precios serán positivos.

Muchos turistas británicos solo pudieron viajar el año pasado a destinos del Mediterráneo. Lo han probado y les ha gustado. Ahora hay que tratar de recuperar para Canarias a esos visitantes

- ¿Qué previsiones manejan de turismo británico para este año? Si se produce la explosión de la que hablaba antes, ¿recuperará al menos Canarias este año el 50% de los visitantes de 2019 del Reino Unido?

-Es difícil hacer previsiones. Lo que sí es cierto es que nosotros somos buenos en reaccionar a la evolución del mercado. Si tenemos que poner más aviones y capacidad porque hay demanda lo haremos sobre la marcha. El equipo de planificación analiza la situación dos veces por semana para ver donde se puede volar pero lo dicho antes, todo dependerá de los países que estén o no en la lista verde. Tenemos capacidad para reaccionar y poner aviones si es necesario.

- Jet2 lleva meses demorando el inicio de operaciones hasta que la última vez decidieron alejar la fecha hasta el 24 de junio ante la falta de certidumbre del Gobierno británico. ¿Ha faltado sensibilidad hacia el sector turístico por parte de su Gobierno?

- En este tiempo hemos estado en manos de nuestro gobierno y el de los destinos a los que volamos y han tomado decisiones en función de la información que tenían. El motivo por el cual pusimos una fecha, el 24 de junio, era por la incertidumbre. Había que poner un horizonte con el que poder trabajar y planificar toda la operativa. En el caso de España, que está ahora en la lista ámbar, vemos que los vuelos entre el Reino Unido y Canarias tienen unos volúmenes muy bajos. Esto significa que los británicos no están dispuestos a viajar a los destinos rojo o ámbar, por las exigencias que hay. En ámbar necesitan un test para viajar al destino. Después, al regreso, tienen que hacerse uno en destino para entrar al Reino Unido, estar 10 días de cuarentena y hacerse otro test tras este tiempo. Esto es algo que la mayoría de la población británica no se puede permitir ni económica ni laboralmente. Esto es un reto importante. Si Canarias pasa al verde la cosa mejora, puesto que ya no habrá cuarentena.

- ¿Cuándo cree que Canarias volverá a alcanzar los niveles de turismo británico prepandemia?

- En el verano de 2022.

- ¿Ya están a la venta los billetes?

-Sí. Estamos vendiendo Canarias para el verano 2022. Sacamos la venta en octubre de 2020. Nos adelantamos mucho debido a las circunstancias del mercado y la verdad es que se está vendiendo muy, muy bien. Lo que vemos es que el éxito de la temporada del 2022 dependerá mucho de la disponibilidad de camas. En este punto me gustaría mandar un mensaje a los hoteleros. Espero que se acuerden de quien los está tratando bien en épocas duras y quién ha pagado sus facturas del verano 2020. Jet2 ha pagado todo y no ha dejado ninguna deuda a los hoteleros, como si han hecho otros turoperadores que aún no han devuelto lo que les deben. Les pedimos que tengan esto en cuenta para salir de ésta bien y que nos vaya de forma satisfactoria a todos.

«El verano 2022 será fuerte y vamos a necesitar camas. Espero que el hotelero se acuerde de quien le trató bien y quien pagó todas sus facturas de 2020»

-¿Ha cambiado de alguna manera la pandemia la relación con los hoteleros canarios, sus socios en este negocio?

-No, negativo. En todo caso, si ha habido algún cambio en nuestra relación ha sido en positivo porque se han estrechado lazos. La pandemia ha fortalecido la relación que teníamos y no solo con los socios hoteleros sino también con nuestros clientes. Aquí me gustaría hacer un inciso y plantearles a los hoteleros que pregunten a sus clientes qué turoperador les ha tratado mejor durante la pandemia. Estoy seguro que todo el mundo le responderá que el que le ha dado mejor trato ha sido Jet2holidays.

- Esta crisis ha tocado de lleno a aerolíneas y turoperadores y ha colocado a más de una en una situación muy delicada. ¿Cree que habrá quiebras en Europa en los próximos meses? y ¿en qué momento se encuentra Jet2?

-Empezando por el final, el mensaje es claro: desde el punto de vista financiero, estamos fuertes por no decir, muy fuertes teniendo en cuenta la situación en la que nos encontramos. Hace dos semanas presentamos una nota a la Bolsa de Londres de nuestro presidente y en la que se daba cuenta de nuestro posicionamiento financiero. Comparado con los anuncios de otros grupos, como TUI, que sacó sus previsiones y tiene una deuda de billones pese a haber recibido cuatro paquetes de ayudas públicas, estamos muy bien. En cuanto a las aerolíneas y turoperadores que lo están pasando mal y pueden quebrar, no se sabe el cuándo ni el cómo pero sí sabemos que nosotros vamos a estar allí y vamos a capitalizar cualquier oportunidad que surja porque estamos en muy buena posición.

-Canarias ha perdido gran parte de su conectividad en esta crisis, ¿cuándo cree que se recuperará?

-No estoy seguro. No puedo hablar por lo que harán otras aerolíneas pero sí es cierto que muchas van a tener que pagar una deuda bastante grande y esto les perjudicará a la hora de comprar aviones y expandir operaciones. Algunas tendrán que ir al cierre de bases como ha hecho TUI en el Reino Unido, que ha cerrado cuatro para recortar gastos. Esto en conjunto puede tener impacto en la conectividad de Canarias.

«Muchas aerolíneas van a tener que pagar una deuda más grande y esto les perjudicará al comprar aviones y expandir operaciones. Esto puede tener impacto en la conectividad de Canarias»

-¿Qué lecciones nos deja la pandemia?

-Lo que estamos aprendiendo desde el punto de vista de los gobiernos es que deberían estar más alineados entre ellos y coordinados y tener una capacidad de reacción más elevada. A nivel interno, hemos aprendido y hemos practicado la atención al cliente, que ha sido clave. Hemos pagado más de un billón de libras en reembolsos a personas que se les cancelaron las vacaciones en un período de siete días mientras que nuestros competidores no han tenido esta praxis. A nivel de percepción del cliente hemos subido bastante.

-¿Tiene previsto alguna reunión con el sector turístico de Canarias antes del 24 de junio?

-Sí. La próxima semana tendré una reunión telemática con el sector hotelero de Canarias. De los temas que se tratarán hay varios a destacar y que les quiero transmitir. Entre ellos, que vamos a seguir trabajando con ellos y que se acuerden quien estuvo a su lado en 2020, en lo pero de la crisis. También les diré que necesitamos habitaciones para seguir llenándolas.

–Quiero aprovechar la ocasión para preguntarle por el fenómeno migratorio de Canarias y hasta qué punto la situación vivida a finales de 2020 con migrantes alojados en hoteles y complejos turísticos ha llegado a los turistas británicos. ¿Se ha visto perjudicada la imagen de las islas?

–No debería ser un problema para los hoteleros porque, desde luego, en el Reino Unido no ha tenido ningún impacto. La gente en el Reino Unido tiene otros problemas en su día a día y no ha tenido impacto ni en reservas ni en percepción del destino.

–El Brexit que antes de la covid era una de las grandes preocupaciones del sector turístico ha pasado a un segundo plano. ¿Cuándo pase la covid volverá a ser un quebradero de cabeza?

–Espero que tenga poco impacto en nuestro sector del vacacional y del transporte. Parece que tanto el Reino Unido como la Unión Europea están entendiendo que es mejor trabajar de forma conjunta. Tenemos el derecho de viajar en la Unión Europea. El impacto del Brexit a nivel turístico dependerá más de las fronteras españolas y como se va a llevar a cabo el acceso de los visitantes al país. Si se va a convertir en un periplo burocrático donde todo se retrasará y habrá colas o, por el contrario, habrá un sistema que permitirá la entrada del turista británico de la manera más ágil posible. Esto va a ser muy importante. Cuando haya más facilidad de viaje y más destinos a los que ir será un factor importante para elegir dónde. Si para entrar a España hay colas kilométricas y otros países ofrecen lo contrario, la gente optará por no ir a España. Es algo a tener en cuenta.