«Interpretaciones maliciosas» y reproches a la fiscal

15/03/2019

Desde el entorno del empresario Miguel Ángel Ramírez se apunta que «dará explicaciones en el momento procesal oportuno»

La reacción no se hizo esperar. Desde el entorno del empresario Miguel Ángel Ramírez se tildó ayer el relato de la querella admitida a trámite de «interpretaciones maliciosas», para anunciar seguidamente que Ramírez «dará explicaciones en el momento procesal oportuno y demostrará que lo denunciado nada tiene que ver con la realidad».

Asimismo, desde fuentes de su empresa se subrayó que Ramírez «se siente acosado por la fiscal», en alusión a Eva Ríos, responsable de Delitos Económicos. Se apuntó en ese sentido que Eva Ríos «ya anteriormente emprendió acciones contra Miguel Ángel Ramírez, sin que hayan prosperado». En cuanto a esta querella, el empresario está convencido de que finalmente se demostrará su inocencia.

Asimismo, las fuentes consultadas subrayaron que el empresario está «totalmente tranquilo y que lo aclarará todo ante el juez».

Desde el entorno del empresario se recordó ayer, por ejemplo, cómo en su momento la citada fiscal pidió una fianza de 35 millones de euros, que quedó finalmente en tres millones. Asimismo, se recordó el papel desempeñado por Eva Ríos en las acciones contra Miguel Ángel Ramírez en el marco del llamado Albagate, a partir de las conversaciones que el empresario grabó con el juez Salvador Alba. Fue también la misma fiscal que promovió la orden de busca y captura del empresario cuando se encontraba en Miami.

Tras la admisión a trámite de la querella, el juzgado dio traslado a las partes, anunciando que contra esa admisión cabe recurso de reforma. Asimismo se relata en el auto que se dará traslado a los querellados para señalar fecha de su toma de declaración, así como los testigos señalados, estando «a la declaración de los querellados para acordar lo procedente sobre las medidas cautelares interesadas de prestación de fianza».

Según los datos recabados por este periódico, el expediente de la querella, con la documentación anexa, supera los mil folios y es el resultado de meses de intenso trabajo desarrollado por el departamento de Eva Ríos. Desde el entorno de la Fiscalía se subraya, en contra de lo argumentado desde la empresa, que el trabajo desplegado ha sido en todo momento bajo estrictos criterios legales y profesionales.