Imagen de la firma de acuerdo del ERE entre los representación de JSP y la de los trabajadores y que ahora Hiperion no cumplirá. / ARCADIO SUÁREZ

Hiperion propone quedarse con JSP a coste cero y sin cumplir el pacto del ERE

El fondo de inversión lanza una oferta de adquisición en la que plantea hacerse con todos los activos sin cargas y sin asumir deudas. El fondo propone una inversión de 1,1 millones de euros para volver a poner en marcha las cuatro plantas

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

Donde dije digo, digo Diego. Con este refrán se puede resumir a la perfección el giro dado por el fondo de inversión Hiperion Capital Management respecto al acuerdo cerrado en enero pasado entre la empresa JSP y los representantes de los trabajadores para formalizar un ERE sobre el 70% de la plantilla yque iba a ser la base para garantizar la pervivencia de la industria canaria.

Tres meses después de aquel acuerdo, este fondo de inversión, que siempre contó con el apoyo de la familia Sánchez frente a otros inversores interesados, ha lanzado una oferta de adquisición de JSP en el que plantea quedarse con la totalidad de la industria, incluidos vehículos, inmuebles, unidades productivas, ordenadores, maquinaría (pese a que fue vendida a Gordon Brothers), embarcaderos en Lanzarote, terrenos y marcas pero, sin coste alguno.

No quieren asumir cargas crediticias -tampoco la deuda de las entidades financieras acreedoras- más allá de lo que está próximo a vencer y además, advierten en el escrito planteado ante los comités de empresa y el administrador concursal Rafael Franco que no van a asumir la mejora de los salarios que se pactó en enero para los 270 trabajadores que se fueron a la calle con el ERE.

Como se recordará, en el acuerdo se mejoró la oferta de forma que los que salieran iban a percibir 25 días por año trabajado con un tope de 16 mensualidades en lugar de los 20 días por 12 meses que paga como máximo el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa). Ahora, según consta en la oferta hecha por Hiperion y a la que ha tenido acceso CANARIAS7, se recoge que «no se subrogará en la parte de a cuantía de los salarios pendientes que deban ser asumidos por el Fogasa». La única deuda que reconoce es la de los 146 trabajadores que siguen en la empresa.

La propuesta de Hiperion «ha decepcionado» al administrador concursal Rafael Franco según indican fuentes próximas, puesto que incumple casi todos los acuerdos y pactos que se habían cerrado durante el período de negociaciones que tuvo lugar en el segundo semestre de 2021. Por lo que respecta a los representantes de los trabajadores, los de Las Palmas se han mostrado contrarios a la propuesta pero sí la han aceptado los nuevos comités de empresa de JSP y Celgán, en Tenerife, a pesar de que recorta las condiciones para los 270 empleados que se fueron con el ERE.

En los últimos meses se han producido cambios entre los integrantes de los comités de empresa e incluso en el consejo de JSP. El hasta ahora consejero Roberto Ángulo, que capitaneó las negociaciones, dimitió el pasado 17 de marzo y hoy forma parte de Hiperion, según estas fuentes.

El fondo de inversión aclara en la propuesta que, aunque sea él quien hace la oferta por JSP, «el comprador final» será una sociedad participada por inversores y ejecutivos de Hiperion. Deja así la puerta abierta a que entren otro tipo de inversores. Hiperion no ha presentado aún su propuesta al Juzgado de lo Mercantil número 2 de Las Palmas, pero todo hace anticipar que levantará ampollas al no hacerse cargo de la deuda financiera, que supera los 60 millones de euros, ni de forma total o parcial.

«La oferta incluye todos los inmuebles (...) que se adjudicarán como activos aislados; con inmuebles se transmitirán los contratos, licencias y autorizaciones administrativas sin que ello suponga la asunción del pago de créditos no satisfechos por la concursada; la totalidad de la propiedad intelectual, incluidas marcas; todas las instalaciones, maquinaría (incluido lo que fue objeto de venta a Gordon Brothers, lo cual tendrá que ser solucionado por el administrador concursal de modo que la totalidad de la maquinaría pueda transmitirse libre de cargas a favor del inversor (...)», recoge el escrito. En cuanto a los pagos. Hiperion asume las cuentas a cobrar y los créditos de la masa pendientes de vencimiento pero no los vencidos. De no cumplirse, dejará sin efecto la oferta.

1,1 millones para poner en marcha de nuevo las cuatro plantas

La oferta de compra del fondo de inversión Hiperion sobre JSP va acompañado de un proyecto de viabilidad económica en el que la única inversión que recoge son 1,1 millones de euros para «garantizar un arranque inicial de todas las plantas no precario y que permita soportar las carencias inversoras de los últimos años».

Actualmente todas las plantas de JSP están paradas, incluida la de Guímar, que ya esta semana no tiene producción.

Según los planes de Hiperion, la planta de Guímar se dirigirá a «producción masiva y continua» y se prevé la búsqueda de nuevos clientes fuera del ámbito insular, hacia la península, el mercado europeo y la exportación a otros continentes. «Toda la distribución logística y de producto será realizada por la propia empresa en contenedores y no se realizará la venta al por menor», se recoge en el plan, que anticipa un crecimiento del 10% anual.

En cuanto a la planta de El Tablero, se buscará producir productos de panadería de alto valor añadido y, aprovechando la demanda de panadería insular, incrementar su producción hasta lograr que sea rentable.

Para Celgan, tras meses sin producir producto propio, Hiperion reconoce que el hueco que ocupaba en el mercado ha sido suplantado por productos peninsulares y que será difícil recuperarlo. Así todo, considera que a medio plazo se podrá recuperar parcialmente cuota de mercado, si bien, plantea como futuro esperanzador para la planta producir para clientes con gran presencia en la distribución hotelera. Finalmente, recoge la posibilidad de poner en marcha la unidad de café cuando sea posible comprar materia prima.