Hacienda recibe en Canarias 225 «chivatazos» por fraude

19/06/2017

La Agencia Tributaria registró el pasado año en el Archipiélago un total de 225 denuncias realizadas por contribuyentes y sobre otros por fraude fiscal. La cifra es reducida y supone solo un 1,7% del conjunto del Estado, donde los «chivatazos» ascendieron a 12.555, según datos de Hacienda.

Las Palmas de Gran Canaria

Los contribuyentes canarios no son unos grandes denunciantes del fraude fiscal. No solo tienen unos registros reducidos -las 225 denuncias presentadas suponen el 1,7% del total nacional- sino que además la tendencia es decreciente.

En 2015 se presentaron 428 «chivatazos» en el Archipiélago, y el pasado ejercicio fueron 225, casi un 50% menos. Desde la Agencia Tributaria se huye de hacer comparaciones interanuales bajo el pretexto de que la denuncia no se carga en el sistema cuando se presenta sino cuando la recoge el plan de inspección. De esta forma, puede presentarse a final de año y no aparecer hasta el año siguiente.

Sin embargo, si se compara con la tendencia nacional, el comportamiento del contribuyente es muy diferente. En España crece la conciencia fiscal mientras en las Islas va a la baja. El pasado año se presentaron en el conjunto del país 12.555 denuncias, lo que supone casi un 30% más.

Lo mismo ocurre si hablamos de los soplos presentados ante la Agencia Tributaria para denunciar pagos en efectivo por importe superior a 2.500 euros, incluidos en la ley antifraude fiscal aprobada por el Gobierno en el año 2012. En el Archipiélago bajaron mientras que crecen en el conjunto del Estado.

Según los datos de Hacienda, en las Islas se presentaron en 2016 428 denuncias de pagos superiores a 2.500 euros, un 15% menos que un año antes (fueron 502). A nivel nacional, los soplos sumaron 7.263, casi un 20% más. En este tipo de denuncias, Canaria acapara el 6% nacional.

A la hora de comparar la situación entre Canarias y el resto de España, en el Archipiélago los contribuyentes se animan a denunciar más los pagos por efectivo (428 en 2016) que el fraude fiscal general (225), quizás porque se conoce menos. En el resto del Estado la situación es a la inversa.

Aunque desde la Agencia Tributaria se destinan esfuerzos a aumentar la conciencia fiscal de los contribuyentes, las cifras de denunciantes aún son muy bajas. A nivel nacional los «chivatazos» suponen tan solo el 0,1% del total de contribuyentes, ratio que en el caso de las Islas disminuye hasta el 0,08%.

El resultado es muy satisfactorio. A nivel nacional, los 12.555 chivatazos permitió incoar actas de inspección y recaudar un total de 116 millones de euros.

Los contribuyentes canarios no son unos grandes denunciantes del fraude fiscal. No solo tienen unos registros reducidos -las 225 denuncias presentadas suponen el 1,7% del total nacional- sino que además la tendencia es decreciente.

En 2015 se presentaron 428 «chivatazos» en el Archipiélago, y el pasado ejercicio fueron 225, casi un 50% menos. Desde la Agencia Tributaria se huye de hacer comparaciones interanuales bajo el pretexto de que la denuncia no se carga en el sistema cuando se presenta sino cuando la recoge el plan de inspección. De esta forma, puede presentarse a final de año y no aparecer hasta el año siguiente.

Sin embargo, si se compara con la tendencia nacional, el comportamiento del contribuyente es muy diferente. En España crece la conciencia fiscal mientras en las Islas va a la baja. El pasado año se presentaron en el conjunto del país 12.555 denuncias, lo que supone casi un 30% más.

Lo mismo ocurre si hablamos de los soplos presentados ante la Agencia Tributaria para denunciar pagos en efectivo por importe superior a 2.500 euros, incluidos en la ley antifraude fiscal aprobada por el Gobierno en el año 2012. En el Archipiélago bajaron mientras que crecen en el conjunto del Estado.

Según los datos de Hacienda, en las Islas se presentaron en 2016 428 denuncias de pagos superiores a 2.500 euros, un 15% menos que un año antes (fueron 502). A nivel nacional, los soplos sumaron 7.263, casi un 20% más. En este tipo de denuncias, Canaria acapara el 6% nacional.

A la hora de comparar la situación entre Canarias y el resto de España, en el Archipiélago los contribuyentes se animan a denunciar más los pagos por efectivo (428 en 2016) que el fraude fiscal general (225), quizás porque se conoce menos. En el resto del Estado la situación es a la inversa.

Aunque desde la Agencia Tributaria se destinan esfuerzos a aumentar la conciencia fiscal de los contribuyentes, las cifras de denunciantes aún son muy bajas. A nivel nacional los «chivatazos» suponen tan solo el 0,1% del total de contribuyentes, ratio que en el caso de las Islas disminuye hasta el 0,08%.

El resultado es muy satisfactorio. A nivel nacional, los 12.555 chivatazos permitió incoar actas de inspección y recaudar un total de 116 millones de euros.