Imagen de archivo del aeropuerto de Gran Canaria. / C7

Gran Canaria tiene una nueva conexión aérea semanal con los países nórdicos

Los vuelos se hacen con un avión modelo Airbus 321 y una capacidad próxima a las 200 plazas

EFE Las Palmas de Gran Canaria

La compañía canaria Fly To Canarias, a través de la plataforma Global Travel Management y en representación de un grupo empresarial canario, ha comenzado a realizar un vuelo semanal desde la capital de Estonia, Tallín, a Gran Canaria, informa el Patronato de la isla.

Los vuelos se hacen con un avión modelo Airbus 321 y una capacidad próxima a las 200 plazas.

El Patronato de Turismo de Gran Canaria ha puesto en marcha una campaña promocional con la que incentivar el interés por visitar la Isla del mercado báltico durante la presente temporada de invierno.

«El mercado nórdico y de los países bálticos muestra mucho interés por Gran Canaria como un destino prioritario durante la temporada de invierno y, aunque la situación actual es aún incierta, las perspectivas de futuro respecto a esta región son muy interesantes para el destino turístico de Gran Canaria», apunta el consejero de Turismo, Carlos Álamo, en un comunicado.

Además, el Patronato va a acompañar esta iniciativa empresarial mediante acciones de promoción con el objeto de «aprovechar esta iniciativa y ampliar la presencia de la marca Gran Canaria».

La compañía 'Fly to Canarias', con 40 años de trayectoria profesional en el sector, comenzó sus operaciones a las Islas Canarias con origen en la capital de Estonia este pasado 30 de enero.

Además, cuentan con conectividad propia y de terceros con todas la islas de muchas ciudades europeas y del territorio español.

Esta conectividad estará operativa durante el actual mercado de invierno, hasta el 1 de mayo, al responder a la demanda del cliente nórdico. Sin embargo, sus responsables confían en poder extenderlo a la temporada de verano si la situación lo permite.

Esta iniciativa empresarial cuenta con experiencia en el país y en la zona del Mar Báltico, ya que entre 2001 y 2007 pusieron en marcha un proyecto similar con este mercado y que finalmente fue adquirido por la compañía Finn Air.

Ahora se presenta como una oportunidad para incrementar los posibles clientes turísticos en un mercado amplio, ya que no solo persigue incrementar la conectividad de los estonios sino facilitar el desplazamiento de los posibles clientes de Letonia, Lituania, Finlandia y Polonia.