Los Reyes junto a las autoridades en la inaguruación de Fitur en Madrid. / EFE

El Gobierno descarta un PERTE turístico como le pide el sector

Reyes Maroto destaca el Plan de Recuperación puesto en marcha por el Gobierno, dotado con 3.400 millones de euros, como vía de impulso

J. M. CAMARERO

No habrá un Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) del sector turístico. Al menos, así lo ha deslizado la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, en su llegada a la Feria Internacional de Turismo (Fitur), al hacer referencia exclusivamente al Plan de Recuperación y Modernización, dotado con 3.400 millones, como la herramienta adecuada para la recuperación del turismo, uno de los motores de la economía española.

Con estas declaraciones, Maroto salió al paso de la cuestión planteada en las últimas jornadas por las patronales del sector, como Hotusa o Exceltur, ante la necesidad y la posibilidad de poner en marcha un PERTE en el sector turístico (como los previstos en el automóvil, por ejemplo), ante lo que la ministra ha defendido que el Ejecutivo ya ha puesto en marcha el Plan de Recuperación y Modernización para que el turismo siga siendo líder en España y ha destacado que este plan «representa la apuesta ganadora» y el compromiso del Gobierno español con el sector.

De hecho, señalo que Exceltur no es el único agente con el que el Gobierno tiene que dialogar, sino que la interlocución es «con todos los actores, con el conjunto del sector».

El director de Estudios de esta organización, Oscar Perelli, indicaba la semana pasada que aspiran «a un PERTE específico para el sector, en el que calculamos que el importe de inversión pública sea de 15.000 millones de euros en diez años». Una cifra de 1.500 millones de euros anuales que, según indica, «generarían una capacidad multiplicadora de tres euros por cada euro de inversión pública».

Reyes Maroto ha anunciado este miércoles que 2021 se cerró con más de 2,3 millones de afiliados en el sector turístico, más de 233.000 ocupados más que un año antes, lo que demuestra, a su juicio, la «resistencia» y la «gran fortaleza» del sector para abordar su recuperación.

España tiene ante sí el reto de recuperar los turistas extranjeros perdidos durante la crisis del coronavirus. Hasta noviembre del año pasado, habían llegado 28,2 millones de visitantes, diez millones más que en el mismo periodo de 2020, pero un 77% menos que durante 2019, según los datos del INE.

Recuperar el terreno perdido

El sector da por descontado que no será hasta 2023 cuando España vuelva a los niveles previos a la pandemia (83millones de turistas en 2019), con el objetivo de incrementar el gasto por visitante. La prudencia en el sector sigue marcando las previsiones para los primeros meses del año, esperando una fuerte recuperación a finales del primer trimestre, coincidiendo con la Semana Santa. Para el conjunto del año, Exceltur calcula una actividad de 135.000 millones de euros (68.000 millones procedentes de demanda extranjera), un 87% de los resultados de 2019 y una cifra que implicaría que el PIB turístico alcance el 10,5%, ganando tres puntos respecto a 2021.

Pese a ello, reconocen que las empresas siguen sufriendo fuertes tensiones de tesorería, con una caída de ingresos del 47% en 2021, que se suma al 70% ya sufrido en 2020. Mientras la industria creció un 18,1% en 2021, el sector turístico todavía cae un 4,4% respecto a 2019.