Borrar
Imagen de un consumidor en un establecimiento de Arrecife de Lanzarote. CARRASCO
El Gobierno se abre a revisar el listado del Aiem si hay productos que no se fabrican en Canarias

El Gobierno se abre a revisar el listado del Aiem si hay productos que no se fabrican en Canarias

En 2024 se hará una revisión intermedia pero antes, si se demuestra que no existe producción en las islas de algún artículo con gravamen, se sacará de la lista

Silvia Fernández

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 15 de enero 2023, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El viceconsejero de Hacienda, Planificación y Asuntos Europeos del Gobierno de Canarias, Fermín Delgado, abre la puerta a una revisión del listado de los artículos gravados con el Arbitrio a la Importación y Entrega de Mercancías (Aiem) -tasa que tiene por objeto la protección de la industria local frente a productones que vienen de fuera y con menores costes- siempre y cuando se desmuestre que no se fabrican en el archipiélago.

Según dijo Delgado, el Aiem será revisado de forma global en el año 2024, como establece la norma a mitad del período 2021-2027 para que se aprobó la renovación, pero así todo «cuando se desmuestre que no existe determinada producción en Canarias» se puede analizar. «Son pequeños cambios que, si están justificados suficientemente que no se produce o que ese producto no debería haber entrado, se corrige», insiste Delgado, que de hecho asegura que ya se ha hecho en el pasado. «Cuando se plantea y se demuestra de forma acreditada, ese producto se puede quitar tras analizarlo con la Dirección General de Asuntos Europeos y la Agencia Tributaria de Canarias», asegura.

El viceconsejero apunta, así todo, que no conoce ningún producto que esté gravado actualmente «de forma injustificada» después de la última revisión en la que sacaron una veintena de productos. «Esa limpieza ya se hizo. Se sacaron veinte productos e introducimos otros y al final han quedado 156», señala Delgado, que destaca que el trabajo previo del nuevo Aiem se desarrolló en el año 2018, antes incluso de que él llegara al departamento.

En este punto, resalta que el Aiem fue objeto de una revisión anual en 2018 después de que la Comisión Europea encargara a una consultoría externa un estudio de los distintos escenarios posibles. «De todo ello se autorizó que había condiciones para mantener en Canarias el Aiem, este arancel con carácter proteccionista y de carácter extraordinario», añade el viceconsejero.

En este punto, Delgado apunta que los productos protegidos por el Aiem tienen que tener una producción en Canarias de entre un 5% y un 90%, de ahí que rechaza que se esté cometiendo un abuso y gravando productos que no se fabrican en las islas.

Sí reconoce el viceconsejero que hay excepciones de producciones que están por debajo o por encima de estos porcentajes pero porque se dan determinadas circunstancias, como que se trate de un producto estratégico, que sea un producto clave para una isla, zona o comarca determinada, o por el volumen de empleo que genera. «Más del 90% se defiende solo porque es competitivo y para entrar tiene que tener un mínimo de producción pero hay criterios excepcionales que se evalúan al margen de la cuota porque se trata de empresas que podrían desaparecer y que tendrían un impacto grande en la economía de las islas», explica.

Noticia Relacionada

No confundir recaudación con ventaja fiscal

Por otro lado, Delgado aclara ante las declaraciones de los miembros de Cecapyme que indican que el compromiso de Canarias con Bruselas era no superar unos ingresos de 150 millones de euros al año del Aiem, que esa cantidad de dinero no se refiere a recaudación sino a la ventaja fiscal que se da a las empresas canarias a las que protege este impuesto. «Es un punto importante que me gustaría aclarar porque no es como lo indica Cecapyme y lleva a confusión a los ciudadanos», indica Delgado, que explica que los 150 millones comprometidos por Bruselas es aquello que se deja de ingresar si el Aiem se aplicara sobre las industrias a las que protege y expone un ejemplo. «Imagina que se aplica el Aiem al 10% a unos productos que tienen un valor de 100 euros. Arroja unos ingresos de 10 euros. Al tiempo tenemos unas empresas canarias, a las que protege el Aiem, que producen 50 euros. En su caso el Aiem, si se aplicara, generaría unos ingresos de cinco euros. Esos cinco euros es la ventaja fiscal comprometida con Bruselas, no los 10 euros de recaudación», explica.

En este sentido, según los datos que maneja el viceconsejero, en 2018 la recaudación del Aiem fue de 140 millones de euros mientras que por la ventaja fiscal la cantidad fueron 87 millones, que está por debajo de los 150 millones comprometidos con Bruselas. De 2022 por ahora no hay datos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios