Efe

El déficit público se reduce al 1,55% del PIB hasta septiembre

El Estado sigue aumentando sus ingresos y en octubre obtuvo un 26% más por impuestos, lo que deja el déficit en el 1,37%, casi un 70% inferior al año pasado

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZ Madrid

El déficit de las administraciones públicas se situó en el 1,55% del PIB hasta septiembre, lo que suponen 20.272 millones de euros. Esta cifra, que excluye a las corporaciones locales, supone un descenso del 64% respecto al déficit registrado en el mismo mes del año anterior, cuando llegó al 4,7%.

Según los datos publicados este miércoles por el Ministerio de Hacienda, si se excluye el saldo de la ayuda a las instituciones financieras (674 millones) el déficit público se sitúa en el 1,6% del PIB. Por parte de la Administración Central el déficit se sitúa en 14.180 millones, el 1,08% del PIB.

Por parte de las comunidades autónomas, registraron un déficit en septiembre de 5.879 millones, lo que equivale al 0,45% del PIB, frente al superávit del 0,69% alcanzado en septiembre de 2021 como consecuencia de un aumento de los gastos del 8,6%. Ello se debe a que la liquidación del sistema de financiación de 2020 tuvo un resultado negativo de 3.200 millones, mientras que la de 2019 había tenido uno positivo de casi 9.000. Por ello, el Estado transferirá una cobertura financiera extraordinaria de 4.400 millones.

Los ingresos decrecen levemente a un ritmo del 0,5% a pesar de que los impuestos han crecido un 4,2%, 2.300 millones más, sobre todo por los de producción e importaciones. El decrecimiento se debe igualmente al resultado de la liquidación del sistema de financiación. Por su parte los ingresos por impuestos sobre la renta y patrimonio alcanzan un total de 40.568 millones.

Recaudación del Estado

En cuanto al déficit solo del Estado, en este caso hasta octubre, se situó en 18.016 millones de euros, lo que supone un descenso del 69,7% respecto al mismo periodo del año anterior y equivale al 1,37% del PIB, frente al 4,93% existente en octubre de 2021.

Este resultado se debe a un incremento de los ingresos no financieros del 25,9%, frente al comportamiento de los gastos, que crecen a un ritmo del 1,8%. Los impuestos alcanzan los 181.111 millones, el 81,5% del total de los recursos, y crecen un 21,6% respecto al mismo mes de 2021.

Los impuestos sobre la producción y las importaciones aumentan un 13,4%. En concreto, los ingresos por IVA se elevan un 18%. Los impuestos corrientes sobre la renta y el patrimonio crecen un 32,5% debido al IRPF, que se incrementa un 38%. Por su parte, el Impuesto sobre la Renta de no residentes se eleva un 60,3% debido al aumento de los dividendos. Los ingresos del Impuesto sobre Sociedades crecen un 35,5%.

Desde el Ministerio de Hacienda valoran positivamente los datos porque suponen la «continuación de la senda de descenso del déficit del Estado iniciada en 2021 como consecuencia de la reactivación económica y la creación de empleo«.